Cómo encontrar tu ritmo perfecto en carrera

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

El running es una practica deportiva mucho más dura y exigente de lo que la gente en un principio piensa. No basta con calzarse las zapatillas y echar a correr: hay que tener en cuenta una serie de elementos que harán que tu entrenamiento sea válido y puedas seguir continuando con tus sesiones.

Seguro que te ha pasado que, una vez sales por la puerta de casa, a los cinco minutos ya estás resoplando, haciéndote esto pensar en lo bien que estabas en casa. Ésto puede provocar que con el paso de los días vayas desmotivándote y perdiendo las ganas de seguir realizando ejercicio, con los efectos negativos que eso trae.

Si te ocurre esto, debes aprender a establecer un entrenamiento factible pero con un cierto nivel de exigencia.

Cómo seguir un ritmo constante en tus entrenamientos de carrera

Cómo conseguir un ritmo adecuado en running

Si eres un corredor novato, y estas empezado a salir a correr, debes primero adquirir unas nociones básicas sobre este deporte.

Una de las más importantes, es adquirir un ritmo adecuado a tu nivel físico. Esto no se debe hacer de forma intuitiva ya que, como en cualquier otra modalidad, se necesita de unos criterios a seguir para alcanzar el éxito.

1. Reduce la velocidad

Aunque parezca contradictorio, reducir la velocidad es una de las mejores maneras para aprender a llevar un ritmo constante.

Uno de los aspectos más difíciles de controlar para gente que se está iniciando es aprender a llevar una intensidad suave en relación a las capacidades físicas de cada uno. Caleb Masland, entrenador de la USATF en Carolina del Norte, aconseja comenzar lentamente e ir incrementando la velocidad progresivamente; de este modo, correr puede pasar de convertirse de una experiencia frustante a una gratificante. Además, añade que para saber si el ritmo es adecuado, debes ser capaz de mantener una conversación fácilmente.

Directrices para conseguir un ritmo adecuado en el running

2. Revisa tu respiración

Prestar atención a tu respiración es una de las mejores maneras de medir el ritmo, el esfuerzo y la intensidad de tu carrera, dice Masland. En este sentido, tu respiración no debe ser forzada. Para ello, es importante que controles la frecuencia de tu modo de respirar, de este modo identificarás cual es el ritmo que más se ajusta a tu nivel. Además, con el tiempo te irás conociendo mejor, siendo capaz de reconocer en que momentos debes bajar o subir la intensidad en función de como te encuentres.

Cómo respirar cuando practicas running

3. Sintoniza tu cuerpo

Esto hace referencia a la capacidad para compenetrar todos los elementos de tu cuerpo que funcionan durante la carrera; es decir has de comprender que para llevar un buen ritmo necesitas que tu cuerpo funcione como un todo de manera armoniosa. Si eres capaz de controlar los movimientos que realizas, te será más fácil seguir un ritmo constante.

Es importante destacar que, escuchar música mientras corres puede influir negativamente para llevar un buen ritmo, ya que las variaciones de intensidad que sufren las canciones te pueden afectar a la hora de elevar el ritmo en determinados momentos, por lo que si estás empezando, olvídate de los auriculares y céntrate en tu entrenamiento.

Con el tiempo, una vez controlado esto, puedes empezar a escuchar música mientras corres, si esto realmente te motiva.

Cómo encontrar tu ritmo adecuado en running

4. No te preocupes de mezclar carrera más caminatas

No has de centrarte en hacer una gran cantidad de kilómetros cuando sales a correr, sino en aumentar tu tiempo total de entrenamiento. Eso significa que realizar tramos andando intercalados con otros de carrera te asegura que tus pulsaciones se mantienen dentro de un rango aeróbico, que con el tiempo te ayudará a realizar sesiones de mayor duración.

Masland sugiere caminar durante 5 minutos y correr durante un minuto, repitiendo ese ciclo durante unos 30 o 40 minutos, tres veces a la semana. La semana siguiente, puedes aumentar la proporción, incluyendo mayor tiempo de carrera. De este modo tu cuerpo se irá adaptando al ritmo de carrera de forma fácil y agradable.

Encontrar ritmo perfecto para correr

5. Olvídate de los tiempos

No es ningún secreto que somos una sociedad orientada a los números y obsesionada con los datos. Esto hace que únicamente pensemos en mejorar nuestras marcas, no centrándonos en la calidad del entrenamiento.

Al fin y al cabo, un entrenamiento que produzca unas adaptaciones significativas en tu cuerpo va a influir más positivamente en tu organismo que superar tus tiempos. Por lo que, si dejas de lado tus expectativas, te sentirás mejor con lo que estás haciendo y los resultados llegarán solos.

Guía para mantener un ritmo constante en running

6. No te compares con otros corredores

Correr en grupo o con amigos es una buena manera de entrar en funcionamiento y motivarte. Sin embargo, hay un riesgo en esto, ya que la condición física de cada uno suele ser diferente, lo que te lleva a no seguir un ritmo adecuado, debido a que siempre intentas ir acorde a tus compañeros.

Es recomendable seguir el ritmo que a ti más te convenga para mejorar, ya que al final del día, lo más importante es como te sientas contigo mismo.

Cómo saber si estás corriendo a un ritmo adecuado para ti

Referencia

  • Christine Yu. 7 Expert Tips for Pacing Yourself on the Run. Para DailyBurn. [Revisado en febrero, 2017].