Top 5 de consejos para el runner promedio

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

El running (o correr, como se le ha llamado toda la vida), es un deporte que en los últimos años ha aumentado su número de adeptos debidos a los beneficios físicos y mentales que aporta al organismo.

Los runners consideran que este deporte es un estilo de vida, y cada uno de ellos a su vez son diferentes entre sí, pero hay una cosa que todos tienen en común: el deseo de mejorar. Sin embargo, muchos no saben cómo hacerlo, o en el peor de los casos, no están seguros si lo están haciendo bien.

Ser un mejor runner no quiere decir necesariamente que seas más veloz. Un buen corredor es saludable, corre sin lesionarse y es más eficiente. Por ello, te mostramos el top 5 de consejos para el runner promedio, que hará que realices el entrenamiento de la mejor manera y, en consecuencia, que obtengas traiga resultados más eficientes.

Consejos para un runner promedio

5 consejos para runners

1. No corras tan rápido

Kelly Mortenson, propietaria de RunMN, entrenadora de corredores durante más de 20 años, dijo que el error más común que comete el corredor promedio es correr demasiado rápido. También subrayó la importancia de entrenar al cuerpo para utilizar las reservas de grasa.

Según Mortenson: “cuando corres con facilidad, trabajas tus reservas de grasa para obtener energía, pero si corres demasiado, simplemente estás quemando tus carbohidratos, los cuales duran alrededor de una hora y media o dos”.

Correr rápido hará que siempre corras a un ritmo “cómodamente veloz”, haciendo que estés demasiado cansado para rendir en entrenamientos más duros o para que lo des todo en la siguiente carrera. En cambio, correr despacio te permitirá guardar energía para esas carreras en que tengas que correr más rápido.

Mejores consejos para mejorar como runner

2. No corras siempre a tu máximo ritmo

El segundo consejo de Mortenson se relaciona con el primero, pues asegura que correr demasiado rápido hará que te canses más y al finalizar la rutina estés ”destruido” físicamente, provocando que al día siguiente tus resultados no sean tan efectivos como deberían ser. Esto es común entre runners que entrenan para un evento específico: tienen el deseo de cumplir sus objetivos en un determinado tiempo, relativamente corto, llevando al corredor a entrenar demasiado rápido, hasta en los días que deberían ser de recuperación.

“No están mejorando”, dice con naturalidad Mortenson. “Está bien si no están realmente preocupados por el rendimiento o solo están corriendo para estar en forma o algo así, pero no van a rendir al máximo”, explicó.

Cómo debe entrenar un runner promedio

3. Céntrate en tus pies

Es posible que si trabajas un poco en tu técnica consigas correr de forma más sencilla y lo disfrutes más. Algunos ejemplos de una técnica pobre son dar zancadas demasiado largas, dar pasos cortos, caer con demasiado peso en el talón o estar tenso.

En este sentido, debes centrarte en que los pies aterricen cerca de la masa central del cuerpo. También debes relajar los hombros cuando corras: si estás tenso, solo gastarás energía y arruinarás tu eficiencia de running.

Mortenson explica que, además, la cadencia también es importante. El golpe de pie y la cadencia están relacionados: una cadencia más alta a menudo coincide con una longitud de zancada más corta, lo que hace que el pie caiga más directamente debajo del centro de masa del cuerpo que en el frente, eliminando así el mecanismo de “frenado” del golpe del talón.

Técnica de carrera adecuada para mayoría de runners

4. Posiciona bien tus brazos

Un movimiento de brazos inadecuado puede ser la raíz de una serie de problemas. “Puede causar mucho dolor en la parte superior de la espalda o provocar posturas indeseadas cuando ni siquiera estás corriendo”, dice Mortenson.

Mover exageradamente los brazos mientras corres o mantenerlos tensos, son ejemplos de una mala tecnica que no solo puede ralentizar a un corredor, sino que también puede contribuir a las lesiones.

Mortenson entrena a sus clientes para correr con los brazos relajados, doblados solo noventa grados, y para conducirlos activamente hacia adelante y hacia atrás, paralelos a la dirección de correr, nunca a través del cuerpo.

Cómo posicionar los brazos para correr mejor

5. Descansa adecuadamente

”No te compares con los demás”, dice Mortenson. Hacerlo puede ser perjudicial para el rendimiento de un corredor, ya que realmente se necesita seguir un plan de entrenamiento propio. Recuerda que cada cuerpo es diferente, y por ende, los organismos van a tener resultados distintos en función del tipo de entrenamiento que haga.

Lo único que debe hacerse es administrar inteligentemente los planes de entrenamiento, donde entren en la medida posible los descansos necesarios para tu organismo.

“Tómalo con calma. Haz una lista donde incluyas días de descanso, semanas de recuperación y tiempo libre después de una importante carrera”, aconseja Mortenson.

El error de compararse con otros runners

Conclusión

Los runners tienden a equivocarse en la técnica, un factor determinante para ver resultados efectivos. Por ello, asegúrate de comprobar si lo que estás haciendo al entrenar está bien. En cambio, si eres nuevo en el running o eres un veterano experimentado, poner los consejos de Mortenson en práctica seguramente te hará un corredor más inteligente y fuerte.

Referencias

  • Brown, R. The Top 5 Tips for the Average Runner. Para Active. [Revisado en noviembre, 2018].