¿Correr es malo para las rodillas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Se cree que correr puede ser malo para nuestras rodillas, incluso que puede ocasionarnos artritis, una enfermedad conocida por provocar la inflamación de las articulaciones óseas.

Sin embargo ¿están apoyadas dichas afirmaciones por la ciencia? ¿Es un deporte no del todo beneficioso para nuestro cuerpo, en especial para nuestros huesos? ¿Serán verdad todas estás creencias?

¿El running provoca artritis?

Cada semana, MyhealthNewsDaily realiza preguntas relacionadas en el ámbito de la salud a diferentes expertos. Una de sus preguntas fue si correr dañaba las rodillas. Al leer sus respuestas todos llegaron a la misma conclusión: correr no daña tu rodillas.

El Dr. Stephen G. Rice, Director de Medicina Deportiva en el Jersey Shore University Medical Center, reveló que no todas las personas que corren están destinadas a padecer artritis. Esto se debe a que la artritis es un trastorno que tiene un alto componente genético, por lo que caminar o correr con frecuencia no tiene porque aumentar la probabilidad de que ésta aparezca.

Sin embargo, si que existen algunos factores que pueden acrecentar el riesgo de padecer artritis si corremos. Entre ellos están:

  • Golpear el suelo de manera fuerte mientras corremos.
  • El peso de cada individuo.
  • Una mala ejecución de la técnica de carrera.

En cambio, las personas que están más activas y corren de forma permanente con el tiempo van generando resistencia muscular, por lo que pueden disminuir las posibilidades de padecer artritis aún si tienen predisposición genética para ello.

Por lo tanto, el running por sí mismo no ocasiona artritis.

¿Correr es malo para tus rodillas?

¿Cómo prevenir la artritis si corremos?

Chris Troyanos, Entrenador Atlético Certificado y Coordinador Médico de la Maratón en Bostón, expresó que en la mayoría de los casos correr es bueno y nos mantiene saludables, pero que también es muy importante que sepamos como debemos empezar a correr y llevar una progresión de kms recorridos lenta.

Este mismo entrenador señala los factores que podrían aumentar nuestro riesgo de padecer artritis:

  • Tener músculos débiles.
  • El Sobrepeso,
  • Una mala técnica a la hora de correr,
  • Correr demasiados kms (sobre todo principiantes)
  • No saber identificar las señales de nuestro cuerpo: si sentimos dolor debemos tomar conciencia de que ese es nuestro límite y parar durante unos días, de lo contrario podríamos sufrir una lesión seria.

Conclusión

la artritis es un trastorno que suele aparecer como consecuencia de la predisposición genética que tiene una persona para ello, por lo que no va a influir que se realice más o menos ejercicio para desarrollarla. De hecho, cuando corremos generamos más resistencia muscular y podemos demorar su aparición en el caso de que estuviéramos predispuestos a ello.

Sin embargo, si que es importante que tomemos las siguientes medidas si nos gusta correr con asiduidad y queremos evitar problemas en el futuro:

  • Realizarnos un chequeo médico para tener conocimiento de en que estado se encuentra nuestro cuerpo.
  • Correr con una buena técnica.
  • No sobreexigir a sunuestro cuerpo.
  • Saber parar cuando el dolor que sentimos sea debido a algo serio y no las típicas molestias musculares o agujetas.

Referencias

  • Lauren Cox, Experts Answer: Is running bad for your knees? Para Live Science
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.