¿Cada cuanto debo cambiar mis zapatillas de running?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

No importa si estás entrenando para una carrera de 5 km, para una media maratón, maratón completo o simplemente trotas frecuentemente en tu barrio: contar con unos buenas zapatillas para running es de gran importancia para el cuidado de tus pies.  

Cuando se trata de adquirir un par de zapatillas de running debes buscar que éstas tengan una buena amortiguación, un buen agarre en la pisada dependiendo del tipo de superficie sobre la que estés corriendo y, sobre todo, que te ofrezcan comodidad en tus carreras.

Ahora bien, si tus actuales zapatillas no te brindan la comodidad que necesitas posiblemente te preguntarás ¿será el momento de cambiar mis zapatillas de running

Conoce a que debes prestar atención para saber cuando debes cambiar tus zapatillas para correr.

¿Por qué debo cambiar mis zapatillas de running?

Una vez que la espuma de tus zapatos se desgasta, el riesgo de tener lesiones por uso excesivo aumenta debido a que el material ha perdido su capacidad para absorber o amortiguar los golpes de las pisadas. Puedes tener lesiones por uso excesivo de menor impacto como los calambres en las piernas o más serios como la tendinitis y dolores en la tibia. Para evitar éstos problemas, es mejor cambiar cada cierto tiempo tus zapatillas de running.

¿Cuándo debo cambiar mis zapatillas para running?

¿Cuándo debo cambiar mis zapatillas de running?

Las zapatillas para correr con el transcurso del tiempo han evolucionado, y actualmente están elaborados por una espuma de EVA. Éste es un material ligero, inyectado con células de aire diseñados para amortiguar el impacto generado en la pisada, protegiendo tus pies, articulaciones, rodillas y reduce las probabilidades de sufrir lesión en los tendones. Estas gomas de zapatillas se caracterizan por su anatomía, versatilidad y ligereza. Pero, como todo, la espuma tiene un tiempo de vida útil.

Según algunos investigadores, el desgaste de tus zapatillas puede ocurrir entre 482 a 805 kilómetros de carrera. Para tener una referencia, tenemos que un corredor activo hace 5 carreras de 4,8 kilómetros por semana, es decir 24 kilómetros aproximadamente, al mes serían 96 kilómetros. Entonces, puedes cambiar tus zapatillas cada cinco a seis meses.

¿Cuánto tiempo debe pasar para cambiar mis zapatillas de running?

¿Qué debes tener en cuenta para identificar si tus zapatillas necesitan reemplazo?

  1. Haz una prueba de presión a tus zapatillas. Coloca el pulgar de tu mano en el centro de tus zapatillas, donde la suela es intermedia, si se siente dura e inflexible, es el momento de buscar un par de zapatillas nuevas.
  2. Busca señales de arrugas en la suela. Revisa la suela intermedia, cuando la suela muestra líneas de compresión, eso es señal de que la amortiguación está desgastada.
  3. Preste atención a los dolores y molestias. Aunque algunos dicen que el dolor es debilidad que sale del cuerpo, otros dicen que es una indicación de que algo está mal. Una pequeña punzada en la parte inferior de un pie podría ser la forma de tu cuerpo de decir que tu zapatilla no te está protegiendo.
  4. Compara las zapatillas nuevas con las antiguas. En el uso de tus nuevas zapatillas sentirás inmediatamente la mejor amortiguación y ajuste. Una vez que dejas de sentirte cómodo con tus zapatillas viejas, puede ser el momento de cambiarlas.

Conclusión

Muchos de los corredores y atletas buscan calzados con gomas que amortigüen su pisada, pero recuerda que los mismos no son eternos y tienen su tiempo de duración. Así que revisa regularmente el estado de tus zapatillas para mantenerte cómodo y saludable en tu carrera.

Referencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.