Guía para comprar un carrito para practicar running con tu hijo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

El running se encuentra entre las actividades deportivas más saludables y compensadoras que cualquier persona puede ejecutar. Sin embargo, cuando se llega a la maternidad y se atraviesa por el posparto, cumplir con una rutina deportiva puede ser más difícil debido a los cuidados y atenciones que requiere el bebé.

Las madres no deben abandonar el running después de tener un hijo, ya que actualmente se han diseñado muchos métodos e instrumentos para ayudarlas a sobrellevar ese momento tan delicado y para que puedan continuar con sus actividades rutinarias. Uno de esos objetos son los carritos deportivos o cochecitos de bebé para running.

Para que aciertes al momento de elegir uno, hemos preparado para ti una guía con todas las características que deben tener los carritos deportivos de bebé.

Carrito para caminar o correr con tu hijo

Guía para comprar un carrito para correr con tu bebé

La mayoría de los carritos disponibles en el mercado (el tipo paraguas y los tradicionales) no están diseñados para aguantar largas caminatas o trotes en terrenos irregulares, además no son totalmente seguros para el niño.  Por eso se crearon los carritos deportivos que disponen de características especiales adecuadas para que el niño se sienta protegido durante las prácticas de running.

Comprar un carrito deportivo no es una tarea fácil ya que no se consiguen con facilidad en el mercado. Sin embargo, si deseas volver a tener tu estilo de vida saludable después de tener un hijo, es sumamente importante que te informes acerca de los objetos que te ayudarán a llegar a tu objetivo.

Entre las principales características que debe tener un carrito para practicar running con tu bebé:

Guía para comprar un cochecito de bebé deportivo

1. Estar certificado por una marca reconocida

Debe contener el certificado de calidad emitido por una marca reconocida como Juvenile Products Manufacturers Association (JPMA) y cumplir con los estándares de la American Society for Testing and Materials (ASTM) o de la Unión Europea, con el marcado CE. Así estarás más segura de estar comprando un producto de calidad.

Carritos seguros para practicar running con tu hijo

2. Tener el sistema de arnés de cinco puntos

Este punto es muy importante para la seguridad de tu hijo, ya que lo mantendrá unido al asiento durante la caminata sobre todo si la realizan en terrenos irregulares. Este arnés debes colocarlo igual a como lo pones en el asiento del automóvil, debiendo pasarlo por encima de los hombros, las caderas y las piernas del infante.

Carrito seguro y de calidad para practicar running

3. Contener la correa de seguridad

La correa de seguridad está diseñada para darle mayor protección y seguridad al niño, ya que evita que el carrito se aleje de ti durante el paseo.

La forma correcta de colocar la correa en un carrito de running es, por una parte, en la parte posterior del carrito, y la otra punta alrededor de la muñeca de la madre.

Características de carros deportivos para bebé

 

4. Tener freno de mano

El freno de mano está diseñado para mantener el carrito de running para bebés firme en su lugar una vez que se estaciona. Por ello, es aconsejable revisar que el freno se encuentre operativo. A su vez, debes estar muy atento de activarlo cada vez que quieras detenerte.Guía para comprar carrito para hacer running con tu hijo

5. Tener cubierta solar o toldo

Es sumamente importante que el cochecito de running para niños disponga de toldo, ya que así se protege al niño de condiciones climáticas desfavorables que puedan afectar su salud como son sol intenso, lluvia o aire frío.

¿Cómo practicar running con tu hijo?

6. Revisar la calidad de los neumáticos

Un carrito de buena calidad y adecuado para el running debe tener tres ruedas y ser todo terreno. Esas características les aportarán a ti y al niño una movilidad suave y adecuada, así como una mejor experiencia al caminar o correr.

Consejos para comprar el mejor carrito de niño para running

7. Tener asiento reclinable

Generalmente las madres están muy atentas a la comodidad y seguridad del niño. Esa atención las motiva a elegir lo mejor para ellos. En este sentido, el asiento reclinable es una de las cosas más importantes que debe tener un carrito deportivo, ya que garantizará la comodidad del niño cuando se duerme y cuando está despierto disfrutando del paseo y del paisaje. Además si el infante tiene menos de 4 meses, es aconsejable que se mantenga acostado.

¿Cómo practicar running después de la maternidad?8. Tener cesta de almacenamiento

Cuando se trata de hacer algún paseo con niños es indispensable tener donde colocar algunos pañales, agua, biberón o teléfono. Por eso, es aconsejable que el carrito incluya una canasta para almacenamiento en la parte inferior.

Puedes comprar un cochecito de bebé para running desde 469, 67 € en Amazon España.

Cómo disfrutar del running con tu hijo

Referencia

  • Rahmat, M. The Mom’s Guide To Buying A Jogging Stroller. Para Breakingmuscle [Revisado en abril 2018]