5 ideas para hacer que correr sea lo más divertido posible

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Esa sensación que sientes cuando vas a hacer correr por primera vez es levantarte con ánimos, preparar tu ropa más adecuada y cómoda, ponerte los zapatos y salir. Así continuas durante varios días, pudiendo sentir la energía y empezando a adoptar un mejor estilo de vida.

Sin embargo, ya luego de unas semanas, empiezas a sentir como ese entusiasmo disminuye. Levantarse resulta un reto y sientes que ahora esos 30 minutos de trote son más un castigo. Simplemente, ya has perdido la motivación para seguir corriendo.

Esto no significa que es momento de abandonarlo, esto ya es una señal de que debes encontrar nuevamente algo que te ayude a mantener la disciplina. Por eso, te ofrecemos algunos secretos de cómo una rutina de trote puede ser más divertida, y así levantarnos cada día con entusiasmo.

Cómo hacer una rutina de correr más divertida

5 consejos que te motivarán a correr cada día

1. Varia tu rutina

Cuando una actividad ya se convierte en algo monótono y rutinario en nuestro día a día dejamos de hacerlo con entusiasmo y le cedemos el control a la inercia para que haga el trabajo.

Esto pasa mucho con el ejercicio, hacer cada día lo mismo se torna aburrido, y terminamos por perder el interés en continuar. En el caso de correr, esto puede deberse a que,estamos recorriendo siempre la misma ruta, escuchemos el mismo tipo de música, e incluso corramos siempre de la misma forma.

Para salir de ese bucle, solo es necesario cambiar un par de cosas. Algo tan simple como escuchar otra lista de reproducción, o emplear una ruta distinta puede sentirse como si estuviéramos haciéndolo por primera vez, y revivirá el entusiasmo por correr nuevamente.

Cómo hacer que trotar sea más divertido

2. Explora tu entorno

Ya que hemos tocado el tema de emplear rutas diferentes, vamos a profundizar más en esto.

El entorno en el que nos ejercitamos tiene una gran influencia en nuestra energía. Por eso, ¿por qué no estar siempre listos para explorarlo corriendo? Con esto queremos decir que, si somos del tipo de persona que viaja con frecuencia, es buena idea llevar con nosotros nuestra ropa y zapatillas para correr; de ese modo siempre estaremos corriendo en un lugar diferente, y al mismo tiempo lo conoceremos.

Si por el contrario no solemos viajar mucho, no hay problema. Simplemente basta con correr por calles o parques diferentes, en lugar de recorrer nuestra manzana, podemos hacerlo por la que está dos manzanas más abajo de donde vivimos. La variedad en el entorno nos evitará caer en el aburrimiento.

Cómo hacer que correr sea más divertido

3. Socializa más

Aunque no todos lo vean así, correr es una actividad muy sociable. Si vamos al lugar correcto como, por ejemplo, un parque, encontraremos decenas de personas que también están haciendo lo mismo que nosotros. Esto nos da la oportunidad de crear contacto y conexiones. Otras opciones son, salir con un amigo y entrar en una especie de club de corredores.

Veremos que, si tenemos a alguien con quien intercambiar unas palabras, no solo el tiempo pasara más rápido, sino que también lo disfrutaremos más. El ser humano es sociable por naturaleza.

Por qué correr es una actividad social

4. No lo tomes demasiado en serio

Deja de enfocarte tanto en los resultados, estos no lo son todo. Sí, está bien muy trazar metas y plantearse objetivos, pero si solo te concentras en eso, puedes sufrir de agotamiento y desgaste muy rápido.

¿Esto por qué pasa? Simple, si no logramos los resultados deseados en el tiempo que teníamos pensado, nos frustramos. Y esto es una de las peores cosas que nos pueden pasar, las metas toman su tiempo.

El objetivo de correr va más allá de tener mejores tiempos y recorrer distancias más largas; es más cuestión de mantener un estilo de vida más saludable y un cuerpo entrenado.

Claves para mantener la motivación al correr

5. No seas tan duro contigo mismo

Esto se complementa mucho con el punto anterior. A veces, no hacemos más que resaltar las fallas y las cosas que hacemos mal en nuestra rutina. Si eres una persona que apenas está empezando en esto, es normal. Con el tiempo irás mejorando y condicionando tu cuerpo para que tenga un mejor rendimiento en el ejercicio.

Por el contrario, si ya eres alguien experimentado, no te castigues atacando tu autoestima. Quizá necesites tomarte unos días de recuperación, y sí, también es necesario corregir los fallos, pero no hay porque ser tan duro contigo mismo por cometerlos.

Cómo mantener la motivación en tu rutina de running

Conclusión

Las ganas a veces no son suficientes, también necesitamos de pequeñas cosas que nos empujen un poco a seguir. Y el caso del running es uno de los mejores ejemplos.

Una de las cosas más importantes, es siempre variar, ya que a nadie realmente le gusta caer en la monotonía, pero al mismo tiempo importante que no te castigues si aún no llegas a los 5 kilómetros. Si podemos sacarle el lado divertido al ejercicio, lo demás no importará.

Referencias

  • Brown, R. 5 Ways to Put the Fun Back Into Running. Para Active [Revisado en febrero de 2020].
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.