5 ideas para que un runner salga de su zona de confort

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

A todos nos gusta estar cómodos en nuestro día a día, y la zona de confort tiene mucho que ver con esto. Sin embargo, en el deporte es una de las peores cosas que nos puede pasar, ya que no nos servirá nada más que para desmotivarnos y perder el tiempo, pues no lograremos un buen desarrollo de nuestras facultades.

Para mejorar hay que salir de nuestra zona de confort. Este es un mantra que se aplica en todas las facetas de nuestra vida. Hacer lo que ya sabemos que somos capaces de realizar de forma cómoda no nos permite mejorar nuestras habilidades, sea cual sea el campo del que estemos hablando. Para ello es necesario tener a mano las estrategias o las herramientas para salir de esta zona.

Un runner debe salir de su zona de confort

¿Qué es la zona de confort?

En el campo del entrenamiento deportivo, la zona de confort es aquella en la que los entrenamientos se realizan a intensidades que tenemos más que controladas y no suponen un gran esfuerzo. Es decir, entrenar en nuestra zona de confort es hacerlo de forma cómoda y a ritmos que, para nosotros, son fáciles de mantener.

Un ejemplo de zona de confort sería salir a correr 5 km 2-3 veces por semana sin modificar la distancia o el modo de recorrerla. Esto es sinónimo de bienestar, no fatigar demasiado el cuerpo y sentirse a gusto con uno mismo. Sin embargo, si algo nos ha enseñado el cuerpo, es que es sabio. Es tan listo que prefiere la comodidad y los placeres antes que la novedad y estar fatigado.

Por un lado, esto se entiende, pero luego está la cabeza, esa que nos recuerda que para progresar hay que variar, que hay que encontrar otro estimulo que nos permita avanzar adecuadamente.

¿Cómo evitar la zona de confort en el running?

Consejos para que un runner salga de su zona de confort

Entrar en esa dinámica es sencillo y a veces sucede sin darnos cuenta, pero lo difícil es salir de ella. Por ello es necesario que estemos alerta y que lo evitemos dentro de lo posible. Para ello recomendamos lo siguiente:

1. Incluye el gimnasio en tu rutina

Puede parecer que se trata de una broma o lo veas un poco extraño. Es decir, ¿un runner encerrado en un gimnasio? Pero no, no lo es. 

Combinar el running con el trabajo de fuerza en un gimnasio es la combinación perfecta para aumentar tu resistencia a la vez que mejora tu rendimiento en cada carrera. Además, esta idea te proporciona un cambio de rutina que podrá mejorar tu bienestar personal, así como el conocer gente nueva y sobre todo, te prevendrá de posibles lesiones.

¿Qué hacer en el gym si eres runner?

2. Encuentra un club de running local

Una de las mejores virtudes del deporte es la capacidad de fomentar un sentimiento de unidad entre sus practicantes. Si bien el running es un deporte, a primera vista, solitario, existen infinidad de clubes y organizaciones dedicadas al atletismo, de mayor o menor nivel.

Cualquiera de ellas te aportará experiencias nuevas que te sacarán de la rutina y mantendrán cuerpo y mente en forma. Carreras largas acompañado, entrenamientos de velocidad junto a compañeros e incluso una salida a tomar algo para acabar el día. Todo esto y mucho más te aportará pertenecer a un grupo o comunidad de runners con tus mismos intereses e inquietudes.

Como extra, correr en grupo te permite aprender y recibir estrategias, trucos y consejos de los compañeros que suelen ser muy valiosos, así como construir una sensación de responsabilidad social y sentimiento de comunidad.

Beneficios de los clubes de running

3. Pisa el freno o acelera

Ya seas un corredor de carreras largas obsesionado con las maratones y medias maratones, o un runner de distancias cortas, atrévete a dar un giro de 180 grados. Rompe con la monotonía de tus entrenamientos y varia aspectos como la distancia o el tiempo que dedicas a correr. Por ello, te recomendamos que explores más allá de tus entrenamientos habituales.

Pasos para salir de la zona de confort en running

4. Cambia de terreno

Algo tan sencillo como correr por un sitio diferente al que siempre usas ya nos va a hacer variar nuestros entrenamientos.

Si bien los horarios que nos dejan nuestras obligaciones cotidianas pueden encajar con una ruta conocida o un entrenamiento habitual, es recomendable salir del barrio, del pueblo o la ciudad y buscar lugares donde poder explorar nuevos parajes. Con la infinidad de carreras populares a lo largo y ancho del país es sencillo encontrar alguna carrera atractiva, fuera de tu zona habitual de entrenamiento que te obligue a cambiar.

Si siempre corres por asfalto, busca un parque. O, si lo tienes cerca, vete al monte. Probar nuevas superficies (sin poner en riesgo nuestra salud) nos ayudará a que las piernas no se encasillen en una sola rutina. Y, de paso, conocerás lugares nuevos.

Y aunque esto conlleva más tiempo, se trata de una práctica idónea para salir de la zona de confort en running y romper con la rutina, manteniéndo el buen hábito de hacer ejercicio pero llevándolo a otro nivel de disfrute y desconexión.

Cambiar terreno para salir de zona de confort en running

5. Rétate a ti mismo

Bien sea por mantenerse en un estado físico y mental salubable, por mejorar tu marca o tu distancia más larga, o por llegar de la mejor manera a una competición, mantén tus entrenamientos orientados a la consecución de un objetivo.

Ponerte metas, retos, ayudará a activar tu cabeza, factor fundamental para no caer en el desánimo y la fatiga mental provocada por la rutina.

Crea un plan para lograr tus objetivos y mantén la motivación viendo las mejoras del día a día. Focaliza todos tus entrenamientos en lograr llevar a cabo tu reto personal. Si quieres realizar tu primera maratón, acabar la media maratón en un tiempo determinado o estás entrenando para una 10k, no lo dudes y empieza a cambiar de tu rutina ya mismo.

¿Cómo mantenerse motivado en el running?

Referencias

  • Nystrom, M. 9 Ways for Runners to Get Outside Their Comfort Zone. Para Active [Revisado en febrero de 2020]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.