La importancia de la biomecánica cuando corres

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

La biomecánica es la ciencia que se encarga de estudiar los movimientos de los seres vivos. Dentro de dichos estudios también se encuentra el análisis de cómo nuestros músculos, tendones y ligamentos trabajan en conjunto para que nuestro cuerpo se mueva.

Aunque no suene tan importante, realmente lo es, ya que al momento de realizar deporte o entrenamientos de alta exigencia física es importante realizar los movimientos de la mejor forma para que así nuestro cuerpo pueda rendir al máximo, además de evitar lesiones.

Descubre cuál es la importancia de la biomecánica en el correr y conoce los beneficios que puede conllevar para un runner.

Importancia de la biomecánica al correr

Biomecánica en el running

1. Movimientos laterales

Los movimientos laterales a la hora de correr son muy comunes en muchos corredores, más de lo que todos piensan.

Correr de forma lateral durante mucho tiempo crea molestas indebidas en la zona de la espalda baja y las caderas, además obliga a los corredores a gastar más energía de la que realmente es necesaria, porque necesitan de mucho esfuerzo para alcanzar la velocidad que normalmente tendrían si corrieran de forma correcta.

Correr con movimientos laterales no solamente te hará bajar el rendimiento, sino que con el tiempo pueden llegar a causar lesiones. No te darás cuenta al inicio, ya que son movimientos “naturales” de tu cuerpo, pero a largo plazo podrás notar las consecuencias.

Movimientos laterales en la biomecánica al correr

2. Potencia o carencia en los movimientos de salida

Si observas a un corredor desde una posición trasera, al ejecutar los movimientos para empezar a correr, podrás observar de forma inmediata la distribución de potencia en el lado izquierdo y derecho.

Para detectar un problema común en los corredores, observa los talones y la posición que estos toman al momento de subir los pies cuando se dan zancadas, luego observa si el otro pie llega hasta el mismo nivel o si llega a una posición diferente.

Si existe un desequilibrio al realizar estos movimientos, quiere decir que existe una debilidad en el lado menos fuerte o quizás pueda ser el efecto de una lesión anterior. Este es un problema muy común en los corredores, pero se pueden resolver con ejercicios de estabilidad, fortalecimiento de glúteos y controles de alineación con un osteópata o quiropráctico deportivo.

Cómo adquirir más potencia cuando empiezas a correr

3. Exceso de la zancada

Este problema se produce cuando el pie de un corredor impacta por delante del centro de masa del mismo. El movimiento ideal sería que el pie del corredor aterrizara justo en el centro de masa del cuerpo, por debajo de las caderas y no por delante de ella.

La reducción del tiempo de contacto con el suelo, se traduce en una mayor repetición de los golpes con el pie y una mayor eficiencia. Para poder saber si un corredor cuenta con este problema, lo más recomendable sería grabarlo desde una posición lateral y a una velocidad más lenta de lo normal, a fin de observar los movimientos con más fluidez y exactitud.

Para eliminar este mal movimiento te recomendamos 2 o 3 carreras por semana con aceleraciones cuesta arriba (idealmente de 7 a 8 veces corriendo de 60 a 80 metros a un ritmo de 5k), caminando de regreso al punto de inicio entre cada serie.

Las aceleraciones ascendentes obligan a un corredor a poner sus pies debajo de su centro, lo que finalmente se traducirá en una técnica adecuada.

Cómo trabajar la biomecánica en el running

4. Rotación hacia delante de los hombros

Muchas personas pasan muchas horas frente al ordenador. Si esto le pasa a los corredores, podría ocasionar que sus hombros se giren hacia adelante y que la espalda se arquee, inhibiendo el diafragma y la respiración normal, así como forzando un cambio en los patrones normales de zancada.

Si este problema ocurre, debes trabajar en colocar tus hombros nuevamente en la posición correcta. Utiliza una toalla y piensa en una cuerda imaginaria que tira de su esternón hacia arriba y hacia afuera. Este movimiento mantendrá tus hombros hacia atrás y permitirá una respiración más relajada. 

Evitar la rotación de los hombros al correr

Conclusión

Se debe tener en cuenta que cada persona se mueve de forma diferente, ya que todos los cuerpos son diferentes y tienden a realizar movimientos de acuerdo a sus propias necesidades, ya sea realizando los movimientos de rotación de una forma inadecuada.

Si eres uno de estos corredores y no estás realizando los movimientos de forma adecuada, entonces debes comenzar por buscar consejos que te ayuden a mejorar, de esta forma evitarás lesiones y problemas molestos con el tiempo.

Referencias

  • Pete, R. How Important Are Biomechanics to Runners. Para Active [Revisado en marzo de 2019].