Tiempo de reacción ¿qué es y cómo puedes mejorarlo?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

Se entiende por tiempo de reacción o reflejos el lapso que transcurre desde que percibimos algo hasta que nuestros sentidos dan una respuesta consecuente a dicho estímulo. El tiempo de respuesta es una habilidad que vamos desarrollando desde la niñez, y se puede mejorar con la práctica. Esto es muy útil en determinados deportes como la natación o el atletismo, en el que hay que estar atento a la señal para empezar a competir. En este artículo te enseñamos cómo mejorar tu tiempo de reacción para obtener los mejores resultados.

¿De qué depende que tengamos un tiempo de reacción determinado?

Nuestra capacidad de percibir y reaccionar a estímulos depende intrínsecamente de la situación que se nos presente. Para dar una respuesta, nuestra mente usa una cadena de procesos básicos, que se producen en milésimas de segundo: primero percibimos el estímulo usando nuestros sentidos, luego nuestro cerebro procesa la información y por último procedemos  a dar una respuesta rápida y acertada.

Nuestra capacidad de respuesta puede variar dependiendo de distintos factores en los que se encuentran:

  • La edad: a medida que envejecemos nuestra capacidad de reacción disminuye.
  • Estado de salud: las patologías físicas pueden influir en el tiempo que tarda nuestro cuerpo en moverse, mientras que las enfermedades mentales pueden disminuir la atención y hacer que respondamos tarde.
  • Estrés: cuando estamos estresados, nuestro cuerpo responde liberando una hormona llamada cortisol, la cuál disminuye las posibilidades de concentrarnos en responder al estímulo, haciendo más lento nuestro proceso de respuesta.
  • Familiaridad ante el estímulo: Nuestro cerebro tarda mucho menos en responder cuando se encuentra ante situaciones que ya ha procesado anteriormente. Si la situación en cuestión es nueva, nos tomará un poco más de tiempo asimilarla.
  • Modo de recibir el estímulo: los estímulos pueden llegar a nosotros de distintas formas: no es lo misma que nos lancen una pelota y tengamos que reaccionar para atraparla a que nos lacen cinco pelotas al mismo tiempo, ya que en este caso el estímulo se vuelve mucho más complejo y nuestro cerebro debe decidirse rápidamente por una opción.

¿Como puedes mejorar tu tiempo de reacción?

En gran parte nuestro tiempo de reacción es una capacidad que se desarrolla de forma innata, pero existe la opción de mejorarla para ayudarnos en diversas situaciones: tener más reflejos al conducir, ser el primero en saltar y tocar la pelota en la disputa en un partido de baloncesto, coger cosas al vuelo y evitar que se rompan, etc.

Como hemos mencionado, son muchos los factores que pueden reducir drásticamente tu tiempo de reacción. Entonces, si estás interesado en mejorar dicha problemática lo primero que debes tener en cuenta es mantener tu estado físico y mental al tope.

tiempo de reacción baloncesto

Comienza con cosas pequeñas:

  • Duerme lo suficiente: para un adulto esto significa dormir entre 7 y 9 horas.
  • No pases muchas horas en ayunas: solo producirás en ti fatiga mental y física.
  • Libera el estrés: con actividades como el yoga o la meditación puedes mejorar tu concentración y tu capacidad de respuesta

Darle un desarrollo óptimo a esta capacidad de respuesta será muy bueno para poder resolver situaciones tanto simples como engorrosas. Por ello , el segundo paso es aumentar nuestra capacidad de respuesta con algunos ejercicios.

5 ejercicios para mejorar tu tiempo de reacción

Lanzar y atrapar pelotas

Mejora tu capacidad de respuesta haciendo con un juego muy simple que puedes realizar con ayuda de otra persona: lanzar y atrapar una pelota pequeña. Este ejercicio pondrá a prueba tu velocidad, pues debes moverte constantemente para coger la pelota antes de que esta llegue al suelo. También puedes hacerlo solo poniéndote frente a una pared sólida, y haciendo que la pelota rebote contra la pared e intentando cogerla al vuelo.

Coger objetos a la señal

Siéntate en una mesa y pídele a alguien que coloque frente a ti un objeto cualquiera, cuando la persona diga ¡ya! Cógelo tan rápido como puedas. Este ejercicio es útil porque funciona a modo de simulación de un estímulo real e inesperado.

Atrapar una regla

Nuevamente, pídele ayuda a una persona que te ayude sosteniendo una regla mientras tú estás sentado. En el momento que caiga (de forma vertical), intenta atraparla. Con este ejercicio puedes medir tu velocidad de reacción, supongamos que la regla mide 30 cm, si logras tomarla en sus primeros 15 centímetros, podrías decir que tienes una buena capacidad de reacción.

Circuitos de agilidad

Entrena tu velocidad de reacción mientras pones en movimiento todo tu cuerpo con los circuitos de agilidad, para desarrollar uno usualmente se usan muchos elementos (como los conos o las escaleras). Cuantos más movimientos y más complicados, más aumentarán tus reflejos.

Salto vertical

Durante tus sesiones de entrenamiento, puedes poner una alarma en tu móvil a intervalos irregulares y cada vez que suene por sorpresa, obligarte a saltar.