4 cosas extrañas que diferencian a los madrugadores de los trasnochadores

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Las personas tienden a ser divididas de acuerdo a sus patrones de sueño y momentos de mayor actividad en madrugadoras, usualmente llamadas alondras, y trasnochadoras, también conocidas como búhos.

Estas inclinaciones se denominan cronotipos, ya que están estrechamente ligadas al reloj biológico de cada individuo. En general, el organismo de las alondras está programado para ejercer mayor actividad durante las primeras horas de la mañana, por lo que su hora de descanso también es temprana, mientras que los búhos, son más eficientes durante la tarde-noche, lo que causa que su tiempo de dormir se extienda a altas hora de la mañana.

Ahora bien, ¿te has preguntado alguna vez a cuál bando perteneces? ¿O lo sabes ,pero desconoces en qué te diferencias de aquellos con un reloj invertido al tuyo?

Descubre 4 puntos en los que madrugadores y trasnochadores difieren.

¿En qué se diferencian búhos de alondras?

4 diferencias entre alondras y búhos

1. Historia clínica

Ambas variaciones presentan altos y bajos cuando concierne a su salud. Los madrugadores, por un lado, son proclives a bajas frecuencias cardíacas, menos propensos a sufrir el síndrome de apnea-hipopnea, conocido comúnmente como apnea del sueño, presentan una masa corporal menor, así como una mayor tolerancia al estrés y una menor apego a sustancias que pueden resultar adictivas; sin embargo, su tiempo de actividad es menor ya que este se extiende hasta media tarde.

Los trasnochadores, por otro lado, tienen la ventaja de mantener un alto grado de concentración durante el día, a pesar de acostarse y levantarse tarde. No obstante, presentan menores niveles de colesterol HDL o lipoproteína buena, sufren de ronquido, son más susceptibles al estrés, ansiedad, depresión y sustancias adictivas (bebidas alcohólicas, café).

Diferencias en la historia clínica de madrugadores y trasnochadores

2. Régimen alimentario o dieta

Dado su reloj biológico, los madrugadores toman el desayuno más temprano que los trasnochadores, de igual manera y como se mencionó en la diferencia anterior, su peso corporal es menor al de los búhos, quienes son muy dados a ingerir grandes cantidades de comida con altos niveles de carbohidratos, ya que sus hábitos de sueño o la falta de este, afectan la regulación de la hormona leptina (encargada del peso corporal a través del apetito y la termogénesis).

El descontrol de la hormona leptina causado por un descanso insuficiente, le produce a los búhos insatisfacción al momento de comer, así como la ingesta de más calorías y alimentos ricos en azúcar refinada durante la noche, generando en los noctámbulos estados patológicos como la obesidad y dificultades para controlar su masa corporal.

Las personas trasnochadoras tienen una dieta más descontrolada

3. Carácter

Relojes biológicos distintos se traducen en personalidades, temperamentos y habilidades sociales diferentes. Las alondras se caracterizan por seguir al pie de la letra sus proyectos hasta conseguirlos, tienden a un mayor dominio de sí mismas y a aplicar la gratificación aplazada, es decir, retrasar la tentación de una retribución inmediata. Igualmente, su relación con los indicadores académicos es más favorable que la que poseen con las capacidades cognitivas.

Los búhos, al contrario, tienen una relación efectiva con las capacidades cognitivas (relacionadas con el discernimiento de la información), mientras que los indicadores académicos son relegados a un segundo plano. Del mismo modo, los trasnochadores son personas joviales, impetuosas, extrovertidas, atrevidas y creativas.

Diferencias de personalidad entre trasnochadores y madrugadores

4. Vida profesional

Los madrugadores se apegan a estilos de vida más tradicionales, por lo que se les asocia con el mundo empresarial, mientras que los trasnochadores se inclinan al mundo de las artes y el emprendimiento.

Es un hecho que las alondras están familiarizadas y se sienten más cómodas en un ambiente corporativo o gremial, en el cual se establezcan reuniones a primera hora de la mañana y en el que los objetivos para lograr las metas futuras estén bien definidos; sin embargo, los búhos se sienten más cómodos teniendo un estilo de vida arriesgado y enfocado al presente.

De este modo, es necesario tener en cuenta que cuando personas con estos relojes biológicos bien definidos se aventuran en carreras que no son acordes a su cronotipo, pueden presentar problemas serios en su ambiente laboral, en su autoestima, y sentirse agotadas e infelices.

Diferencias en la vida profesional de alondras y búhos

¿Qué deben aprender los cronotipos de sus disparidades?

Es necesario que tanto madrugadores como trasnochadores tomen nota de algunos hábitos que pueden ser beneficiosos para ellos, y que no tienden a practicar dado su reloj biológico. En principio se les recomienda a las alondras, acostumbradas a planificar y a tener en mente siempre el futuro, disfrutar y valorar el presente, ya que pueden perder momentos importantes por estar centradas en todo momento en lo que sucederá, lo que, además, genera una constante incertidumbre y ansiedad.

Desde otra perspectiva, a los búhos se les aconseja preocuparse y ocuparse un poco más de sus planes a futuro, dada su tendencia de ser descuidados y mantener sus pensamientos en el presente. Del mismo modo, es necesario que aprendan un poco de lo metódicos que pueden llegar a ser las alondras, y no dejarse llevar por impulsos.

Rasgos que aprender de los distintos cronotipos

Conclusión

Ningún cronotipo es mejor que el otro, ambos presentan patrones o inclinaciones que son positivas para el estilo de vida de cada individuo. Asimismo, debe recordarse que es posible adaptarse a prácticas que están en el medio, y que resultan muy provechosas para cualquier ámbito en el que se desenvuelve o grupo al que se pertenece.

Referencia

  • Arceneaux, L. 6 Weird Ways Early Birds and Night Owls Differ. Para Livestrong. [Revisado en mayo de 2018]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.