6 razones para no adoptar el estilo de vida fomo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

El ser humano siempre ha sentido la necesidad de ser parte de un grupo, de ser incluido, es por ello que nace este sentimiento de “miedo a perderse algo” (FOMO, por sus siglas en inglés fear of missing out). Las redes sociales y el incesante bombardeo de información de este mundo globalizado a veces ha agravado este problema y nos hace sentir que si nos desconectamos, nos perderemos de muchas cosas.

Esto ha llegado a ser un estilo de vida, puesto que muchas personas han llegado al punto de no poder vivir con tranquilidad sin estar siempre posteando lo que están haciendo en el momento o revisando lo que sus amigos, compañeros de trabajo o familiares hacen y comparten en las redes sociales.

Sin embargo, la doctora Ramani Durvasula dice que este sentimiento contribuye a la vida irreal que las personas quieren mostrar en las redes, y que también impide que las personas se desconecten, se recarguen de buenas energías y piensen con claridad acerca de cómo están sus vidas y hacia dónde quieren ir.

Descubre 6 razones por las cuales nunca deberías adoptar el estilo de vida FOMO.
Tu vida social puede verse afectada por el FOMO

6 razones para dejar el estilo de vida FOMO

1. Impulsa la adicción a las redes sociales

Gracias a la inmediatez de las redes sociales, el FOMO puede instalarse en nosotros y causar estragos en forma de un eterno ciclo de información inmediata sobre cada persona que hemos conocido. La terapeuta Carrie Krawiec explica que gracias a esta inmediatez, el FOMO es difícil de combatir, y también sus consecuencias, porque una cosa es enterarte semanas o días después de un evento al cual no fuiste invitado, a estar en casa revisando las redes y darte cuenta de que has sido excluido de algo a lo que querías asistir.

La terapeuta recomienda bajar la cantidad de horas que pasamos en las redes sociales a 1 sola, para evitar el sentimiento de exclusión.

¿Cuántas horas debemos pasar en las redes sociales?

2. No te deja ser auténtico

Cuando tienes tanto miedo de no estar “en todo”, puedes llegar a ir sólo a eventos o reuniones por el simple hecho de estar y postear alguna foto en tus redes sociales, ya que el FOMO te hace creer que estar es suficiente. Esto puede debilitar tus interacciones y relaciones con otras personas, pues si sólo estás por hacer acto de presencia, se notará en tu ánimo y en tu compromiso hacia la interacción que puedas tener en algún momento del evento.

El FOMO reduce tu autenticidad hacia las personas

3. Provoca que pongas a los eventos por encima de las personas

Si tu vida se resume en cuál es el próximo evento al que tienes que ir en vez de a quién puedes visitar o ayudar, entonces estás haciendo algo incorrecto. El estilo de vida FOMO se trata más de qué haces que con quién, así que al dejar que controle tu vida pierdes la calidad de las relaciones que tienes solo por asistir a lo más “trendy”.

Además, John Boese (creador de GoFindFriends.com) explica que tener pocos amigos, pero cercanos, será más beneficioso para tu salud mental que asistir a un montón de eventos sociales con personas con las que no tienes ningún vínculo valioso.

El FOMO pone primero a los eventos que a las personas

4. Es muy costoso

Además de lo que ya hemos dicho, no es fácil costear este estilo de vida. Estar en múltiples eventos sociales, como festivales, conciertos, viajes, entre otros, puede ser bastante caro. En el momento puede hacerte feliz, pero luego puede dejarte en la mitad de la nada, sin una moneda en el bolsillo y preguntándote cómo llegaste hasta allí.

No obstante, el miedo a quebrar económicamente no le gana al miedo a perderte del concierto de la banda de música que sea sensación de ese momento.

El estilo de vida FOMO prioriza superficialidades sobre necesidades

5. Nos hace sentir que no somos suficiente

El constante chequeo de las redes sociales hace que nos comparemos con otras personas. Al compararnos, se disparan nuestras dudas y nuestra ansiedad por las cosas que hicimos, las cosas que estamos haciendo y hacia dónde vamos.

Ver el éxito y la emoción de otros nos hace sentir vacíos, frustrados, envidiosos e infelices. Benjamin Ritter, Coach de relaciones, nos recomienda que nos enfoquemos en nuestras propias metas y relaciones, y que basemos nuestras decisiones en nosotros, y no en lo que nos dicte nuestra pantalla de inicio.

El FOMO nos hace sentir que no somos suficientemente buenos

6. Es agotador

Nuestros cerebros están predispuestos a consumir información y estar en el momento, y por eso el estilo de vida FOMO es un problema, ya que está diseñado para consumir nuestra energía, la cual podríamos gastar en algo verdaderamente productivo.

Gracias al FOMO, nos generamos una vida muy ocupada y siempre estamos haciendo algo, sin darle tiempo a nuestra mente de airearse y calmarse. Sin embargo, es difícil pasar un tiempo sin hacer nada cuando estos tiempos modernos nos proveen tantas opciones de entretenimiento a las que no estamos acostumbrados. Por otro lado, diferentes expertos aseguran que pasar tiempo solos es esencial para mantener la salud mental, y que no debería verse como un lujo.

El FOMO es un estilo de vida agotador

Conclusión

Mantener el estilo de vida FOMO es agotador, caro y perjudica tu salud mental y tus decisiones. A pesar de ser difícil de combatir, no es imposible y los beneficios de alejarte de las redes y de ese sentimiento de no pertenecer son numerosos. Comparar tu vida con la de otros no te llevará a nada bueno, y reemplazar relaciones verdaderas por eventos de moda no ayudará ni a tu salud mental ni a tu bolsillo.

¿Dejarás que el FOMO se haga parte de tu día a día?

Referencias

  • Natasha Burton. 7 Reasons to Say NO to FOMO. Para Livestrong [Revisado en diciembre de 2017]