El ingrediente secreto que necesitas para mejorar tu motivación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

Muy frecuentemente escuchamos a personas o incluso a nosotros mismos decir “yo sé que hacer para bajar de peso, solo necesito más motivación”, “Sé muy bien lo que debo hacer para llegar a mis metas, pero necesito motivación”, “Me falta motivación para realizar mi proyectos, pero no sé cómo hacerlo”…etc. Es decir, todos nuestros objetivos se basan en mejorar la motivación para llevar a cabo lo que nos propongamos.

Existe algo de verdad en estas afirmaciones: si tú logras encontrar la fuente correcta de la motivación, serás capaz de lograr todo lo que quieras, pero ¿por qué es tan difícil estar motivados y dejamos de lado nuestros objetivos?

A menudo no es tu nivel de motivación el problema, sino un modo de pensar contraproducente el que nos pone baches en nuestro propio camino. Conoce cómo remediar este problema.

¿Cómo tener más motivación?

¿Qué error se suele cometer con el concepto de motivación?

Todos en nuestra vida nos hemos puesto metas, objetivos y tareas que realizar no importa si son grandes o pequeñas, el problema es que muchas veces en el proceso de cumplir con ellas las podemos dejar a mitad del camino por una simple razón: nuestra motivación desaparece.

Cuando piensas en estar motivado tal vez lo primero que se te ocurra es que debes tener alguna recompensa por lo que logras o algún castigo por no haber cumplido con tu meta, por ejemplo privándote de algo que te gusta. Aquí es donde ocurre el problema, la conclusión lógica es que necesitas más disciplina

Existe un mito que dice que las personas que son capaces de crear hábitos sanos tienen una enorme cantidad de disciplina, de esta manera logran levantarse temprano e ir al gimnasio, no importa cuán oscuro y frío pueda hacer, sin embargo, no es la disciplina el factor esencial para mejorar nuestras motivación.

¿cómo aumentar tu motivación?

¿Qué factores pueden mejorar nuestra motivación?

Investigaciones psicológicas han demostrado que las personas capaces de crear hábitos sanos no tienen más disciplina sino más auto-compasión.

Es decir, en lugar de reprocharse a sí mismos no ser perfectos en todo momento, se preguntan cómo las cosas podrían haber sido diferentes. En vez de decirse a sí mismos “soy un perdedor”, lo correcto es pensar en lo que los llevó a no haber cumplido la meta.

Por lo tanto, las personas que logran sus objetivos no ven estas situaciones como un problema en sí mismo, sino como un rompecabezas que debe ser resuelto. A ésto se llama solución de problemas (modo de pensar). Esto quiere decir que te obligas a hacer frente a la realidad de la situación en lugar de juzgarte a sí mismo por las malas decisiones o conductas que hubieras podido seguir.

Cómo tener más motivación para hacer ejercicio

Conclusión

Algunas de las razones de tener falta de motivación pueden ser no dormir lo suficiente o tener demasiada exigencia en el trabajo ¿Qué haces tú para sentirte tan cansado? En lugar de ser duro contigo mismo y hacerte sentir peor, debes cuidar de ti para funcionar mejor y ver qué factor está influyendo para no estar motivado.

Cuando un amigo o un familiar está pasando por un mal momento tú le hablas con comprensión y amabilidad. Eso mismo es lo que debes hacer contigo mismo: tratarte con la misma dignidad, es la única manera de resolver tus problemas.

La gente más sana práctica la auto-compasión cuando quieren lograr algo, esto les da claridad mental y distancia emocional a la hora de adoptar una solución para sus problemas y poseer mayores oportunidades de hacer las cosas bien.

Referencia

  • Darya Rose, The secret ingredient you’re missing for stronger motivation. Para Greatist [Revisado en julio de 2016]