Cómo permanecer mentalmente fuerte ante los desafíos de la vida

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, promedio 4,50 de 5)
Cargando…

Ya sea que estés tratando con un grave problema de salud, o estés enfrentando una crisis financiera, los tiempos difíciles son inevitables. Dichos momentos difíciles pondrá a prueba tu fuerza mental.

Sin una adecuada fuerza mental, los desafíos inevitables de la vida te llenará de duda y ansiedad. Esos sentimientos incómodos se presentan como pensamientos negativos; y esto afectará tu comportamiento de manera inadvertida, resultando en acciones no deseadas.

En este sentido, permanecer fuerte en medio de la dificultad requiere que logres manejar apropiadamente tus pensamientos, sentimientos y comportamientos.

Para recordar cómo mantenerte mentalmente fuerte ante los desafíos de la vida, conoce estos 3 consejos que te apoyarán en tan importante misión de la vida.

Desafíos de la vida y la mente

3 consejos para estar mentalmente fuerte ante los retos de la vida

1. Acepta la realidad

La aceptación no significa estar de acuerdo. En su lugar, se trata de reconocer lo que está pasando desde un punto de vista realista.

De esta forma, puede que exista algo que no te gusta o toleras pero puedes aceptar que sucede. Por ejemplo, una persona atrapada en un atasco de tráfico puede que piense que no es justo pasar por esa situación.

Dicho pensamiento y otros puede provocar que te sientas enfadado, frustrado y ansioso. Además hay millones de vehículos en la carretera todos los días y es normal que existan atascos de tráfico. En este sentido, pensar que es normal que ocurra y que pronto pasará, te ayudará a mantener la calma.

Por lo tanto, la aceptación de la realidad se trata de reconocer lo que está dentro de tu control, sin importar si piensas que es justo o correcto. Es por ello que se recomienda centrarse en mantener el control de tus emociones, cuando no puedas controlar una situación.

Entrenar la mente ante desafíos

2. Compórtate de manera productiva

La aceptación de la realidad te ayuda a gestionar los pensamientos y a regular las emociones, clave para un comportamiento productivo.

Las decisiones tomadas cuando afrontas un problema determina la rapidez con que encontrarás una solución. Incluso cuando te enfrentas a un problema que no puedes resolver, como la pérdida de un ser querido puedes decidir cómo responder.

Por su parte, un comportamiento improductivo, como quejarse de todo lo negativo que te pueda ocurrir, o mantenerte pasivo ante los desafíos de la vida, hará que no busques las mejores soluciones a tu problema, y privará tu fuerza mental.

Por lo tanto es importante preguntarse ¿Qué puedo hacer ahora que pueda ayudarme? Si el comportamiento productivo implica enfrentar un temor o buscar la solución a un problema, entonces es el momento de llevarlo a la acción.

Cómo lograr una mente fuerte ante los problemas

3. Controla los pensamientos negativos

Tu mente puede ser tu mejor activo o mayor enemigo. De esta manera, si crees en tus pensamientos negativos y creencias autolimitantes, entonces te impedirá alcanzar tu mayor potencial.

Por ejemplo, pensar cosas como:

  1. “Esto no va a funcionar”
  2. “No soy lo suficientemente bueno”
  3. “No puedo soportar ni un minuto más esto”

Te descarrilará de tus objetivos. De aquí, la importancia de reconocer cuándo tu monólogo interior se vuelve demasiado pesimista. Recuerda que el simple hecho de pensar algo, no significa que sea cierto.

Por ejemplo, se recomienda hablarte a ti mismo como lo harías con un amigo de confianza. Y cuando tus pensamientos se vuelvan catastróficos e ineficientes, responde con una declaración más realista que confirme tu capacidad para manejar tus luchas.

Incluso, puedes crear un mantra que puedas repetir durante los tiempos más difíciles. Hacer esta práctica te apoyará para calmar esa charla negativa que amenaza con debilitarte ante los momentos de gran reto.

El reto de tener una mente fuerte ante las cosas de la vida

Conclusión

Enfócate en construir tu fuerza mental. La construcción de la fuerza mental es similar a la construcción de la fuerza física, y es común pensar en el músculo mental justo cuando más lo necesitas. No obstante, una crisis no es el mejor momento para construir la fuerza mental.

Por ejemplo, no desearás esperar afrontar una competición de fuerza física sin haber entrenado previamente mediante un programa bien diseñado para ello; que aplicado de manera constante te garantice una adecuada construcción muscular y te asegure que mostrarás tu mejor desempeño.

Del mismo modo, debes pensar en tu fuerza mental. Además, habrá ocasiones en la que vas a necesitar toda la fuerza mental que has construido.

Por lo tanto, es importante entrenar habitualmente tu fuerza mental mediante los consejos antes indicados que hará que te sientas vencedor en cada desafío de la vida.

Referencia

  • Morin, A. How to Stay Mentally Strong During Life’s Toughest Challenges. Para Inc [Revisado en febrero de 2017]