9 consejos para romper un mal hábito

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Los hábitos pueden ser algo bueno o malo, todo depende de las consecuencias que tenga esto a nuestra vida. Por ejemplo, un buen hábito es alimentarse bien mientras que un mal hábito sería fumar todos los días.

Para romper un mal hábito lo primero que se debe hacer es saber que esta es una mala forma de vivir y que se debe cambiar. Después, lograr tener la convicción necesaria para dejar esa rutina, esto se logra planteando otra rutina mucho mejor y más sana con mucho esfuerzo y dedicación.

Hay muchas ideas que podrían ayudarte a romper un hábito malo que tengas y cambiar. Para ello, te presentamos 9 consejos para abandonar un mal hábito muy efectivos.

Romper un hábito

9 maneras de romper un hábito

1. No cambies más de un hábito a la vez

Si bien es difícil cambiar un hábito, hacerlo con más de uno es aún más complicado. Por ello siempre que te vayas a proponer algo importante, lo mejor es hacerlo uno por uno para lograr mejores resultados. Nadie puede hacer dos cosas a la vez a la perfección y esto puede llevarnos al fracaso.

No cambiar más de un hábito a la vez

2. Cambia de hábito poco a poco

Todo en la vida es un proceso en el cual se empieza desde lo mínimo. Si para hacer ejercicio se necesita hacer pequeñas cosas para acondicionar el cuerpo, para cambiar un hábito es totalmente igual.

Si lo que deseas es mejorar tu estado físico, plantea una rutina muy sencilla que no dure más de 20 minutos, luego podrás ir subiendo la intensidad y el tiempo.

Si tienes alguna adicción como fumar y fumas por ejemplo, unos 5 cigarros diarios, puedes fumar 4 y así ir reduciendo la cantidad hasta no fumar nada.

3. Toma el cambio de hábito como un reto

Cuando lo tomamos como si fuera un reto siempre vamos a dar todo de nosotros mismos. En la mayoría de los casos solo basta un mes para acostumbrarse y adquirir un nuevo hábito sano o dejar uno malo.

Cuando una persona dedica más de tres semanas a una cosa o tarea se va a volver algo muy sencillo se hacer, esto queda grabado en el comportamiento y vas a lograr hacerlo sin siquiera pensarlo, después del primer mes todo será muy fácil.

Cómo reiniciar un estilo de vida sano

4. Planea que hacer para ese hábito y escríbelo

Siempre es muy importante planear que es lo que se va a hacer y cómo: nunca hay alguna actividad si antes no se planeó.

Escribe una lista de todo lo que es necesario para el recorrido. Esto va a ser una guía que te va a ayudar mucho, no tener algo planeado puede llevarte a en algún momento no saber qué hacer y ahí es cuando puedes dejar todo atrás.

Recuerda que siempre debes estar preparado para todo y tener planes alternativos, los cuales puedan hacer que llegues a tu meta que es adquirir un hábito saludable o romper uno malo.

Planes para adquirir hábitos saludables

5. Motívate a romper ese mal hábito

Siempre debes tener una muy buena razón para cambiar ese hábito malo por uno que te haga bien. Nunca cambies algo solo porque alguien más te lo dijo y tienes que tener una razón muy buena para ello.

Un hábito malo siempre va a afectar a las personas que más quieres; por ello, puedes plantearte una promesa de cambiar para esas personas. También puedes hacerlo por tu salud, lo cual de por si es muy buena razón.

6. Haz uso de la reflexión

Hace falta un tiempo de reflexión para poder empezar un cambio; esto siempre se debe hacer para ganar mucha seguridad a la hora de romper una rutina poco saludable y construir una sana.

Esto es muy importante, ya que podemos estar en frente de un enorme cambio a nuestras vidas, lo cual sin tener alguna preparación va a resultar siendo muy difícil. En cambio, dar un tiempo para comenzar algo y una fecha puede hacer que estemos preparados para todo.

Qué hacer para romper un mal hábito

7. Identifica por qué empezaste ese hábito

Muchas veces un mal hábito es desencadenado por algo malo que te haya pasado o que te pase todos los días. Esta clase de rutinas siempre se adquieren con el fin de escapar de otra cosa que nos hizo sentir mal en el pasado o presente.

Lo mejor que puedes hacer es hacer un listado de esas cosas o situaciones que te hicieron llegar allí y alejarte de todas ellas.

8. Busca ayuda

Normalmente, puedes encontrar un apoyo grande en tu familia o buscar alguien de mucha confianza que te escuche, te comprenda y que te ayude a mejorar y romper algún hábito.

Buscar ayuda es esencial para romper un mal hábito

9. Ten siempre una actitud positiva

Una buena actitud es muy importante y te va a impulsar en todo lo que te propongas.

Para romper un hábito es muy importante confiar siempre en nosotros mismos. Lo importante es que cuando llegue algún pensamiento negativo, lo cambiemos por uno positivo.

Referencias

  • Streinbrecher, S. 14 ways to break a habit. Para Inc [Revisado en enero de 2020]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario