7 cosas que diferencian a la gente imparable de la gente normal

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

Las personas tienen el potencial para lograr conseguir el éxito que anhelan. ¿Qué lo impide? Que muchos aún no han tomado la determinación para poner en práctica las habilidades que se necesitan para alcanzar tal fin, o peor aún, no tienen consciencia para diferenciar entre una persona de éxito y una ordinaria, debido a que creen que el éxito es 100% suerte.

Encuentra las 7 diferencias entre las personas ordinarias y las extraordinarias, para que tomes lo que consideres que te pueda ayudar a reducir la brecha que te separa del éxito o te sientas identificado.

Diferencias entre personas exitosas y gente normal

7 diferencias entre personas imparables y personas normales

1. El éxito puede llevar a la gente ordinaria al fracaso

Variopintas son las razones que te pueden aturdir y nublar la percepción cuando te conviertes en una persona exitosa. Lo cierto es que la mayoría de la gente, una vez que obtiene éxito, no sabe cómo lidiar con él. Muchos terminan por perder el norte que los mantenía en constante movimiento, estancándose en una especie de comodidad que termina en conformismo.

Contradictoriamente, si el éxito saca lo peor en la gente común, a las personas verdaderamente exitosas les empuja a la interminable búsqueda de algo más. Ellos saben que ante el éxito no son seres acabados, y que ya no se trata de ese logro, sino del siguiente. Este pensamiento es una virtud que si bien todos podrían llegar a tener, es tan tenue que puede esfumarse en un segundo de gloria.

La persona exitosa es consciente de que siempre se puede llegar a un punto más alto del que se encuentra, a pesar que como especie se tengan limitaciones; en cambio, el perdedor se conforma en función de su poca voluntad.

¿Cuáles son las características de las personas con éxito?

2. Manejan sus emociones y asumen los errores como suyos

Al contrario de la gente ordinaria, las personas realmente exitosas saben manejar las emociones que traen consigo sus extraordinarios resultados, forman su personalidad para lograr autocontrolarse y ponen un coto a las emociones y pensamientos negativos e incapacitantes, como por ejemplo, la arrogancia.

Sin lugar a dudas, las emociones conforman el carácter de la gente, su forma de ser y cómo las perciben el resto. Rara vez las personas ordinarias se detienen a reflexionar sobre sus actuaciones cuando tienen episodios de soberbia y enojo. En lugar de eso, se dejan conducir por la pasiones negativas, que lejos de darle un impulso a la obtención de sus metas, sobre todo cuando no se está consolidado, los termina precipitando al fracaso.

Admitir los errores suyos y de su equipo como propios es una característica de liderazgo exitoso. La misma conlleva a operar desde la humildad y reconocer los fallos, así como compartir el crédito con su equipo es clave para que la gente que trabaja para ti se sienta valorada y se involucre en tu proyecto.

Recuerda que es más fácil emprender y mantenerse en el camino del éxito, cuando se está rodeado de gente con la que se tiene un relación efectiva.

Las personas exitosas saben manejar sus emociones

3. Dejan que su trabajo hable por sí mismo

Las personas de éxito se centran en ser productivas, no en hacer alarde de su logros, dejando que el silencio sea su aliado.

La mejor forma de mostrar un logro es haciendo entrega de un buen producto o servicio. Un trabajo bien hecho es muy difícil de ignorar. Una vez lograda la meta, la persona exitosa sabe que debe continuar el viaje, se plantea una nueva y emprende el camino.

El reconocimiento viene seguido del resultado final del trabajo. Recuerda que en el mundo real no se premia a los habladores, sino a las personas que hacen un buen trabajo sin necesidad de caer en la banalidad del alarde. El ser jactancioso es un arma de doble filo, sobre todo cuando apenas se está emprendiendo.

La gente de éxito persigue la productividad

4. La confianza es su mayor activo

Las personas exitosas logran mantenerse en pie a la hora de afrontar el miedo. Para ello, requieren de gran fortaleza y resistencia mental.

La gente verdaderamente exitosa actúa y piensa como si el éxito o el fracaso estuvieran bajo su control, su mantra es: “si logran triunfar, es porque trabajaron por ello y si fallan, es porque no se esforzaron lo suficiente”. Entonces, hacen una revisión y ponen un nuevo plan en marcha.

La mayoría de personas se vienen abajo con las primeras tribulaciones. En ese sentido, aquellas que desean saborear el éxito, se han visto obligadas a cambiar su manera de pensar, a tal punto que no se esconden de las situaciones difíciles, sino que las ven como una oportunidad de desafiarse para subir al próximo nivel. Ya sabes lo que dicen por allí: de la presión nacen los diamantes.

Las personas con una mentalidad fuerte confían en sí mismas, esto es un factor fundamental para superar la mayoría de retos que se proponen. No siempre pueden lograr materializar los objetivos trazados, pero nunca se rinden. La confianza es una cualidad que les ayuda a no flaquear ante el fracaso.

Mayores activos de la gente exitosa

5. Se enfocan en el futuro sin olvidar el pasado

Vivir anclado al pasado es una manera de negarse a vivir un presente más productivo, y un futuro lleno de éxito. Por ello es recomendable mirar en retrospectiva, solo como una oportunidad para reflexionar sobre los errores propios y ajenos, no solo para aprender de ellos, sino también para tomarlos como una oportunidad de perdonar sin necesidad de olvidar, y así evitar tropezar con la misma piedra.

Para seguir el camino al éxito es necesario dejar la carga emocional innecesaria. Es tu elección rodearte de gente nueva, que no te encasille en antiguos roles de tu pasado, sino en el futuro que estás forjando.

Centrarse en el futuro para tener éxito

6. Tienen metas claras

El éxito es algo que se construye, y el primer paso es adoptar la mentalidad de pensar en y para ti. Esto te ayudará a trazar la senda que te mantendrá en constante movimiento, hasta alcanzar la meta que consecutivamente te llevará a otra.

Es difícil alcanzar logros cuando no ideas los métodos para llegar a ello. Por ello, los objetivos deben estar claramente definidos y limitados a razón de tiempo.

Evita embarcarte sin un rumbo y andar en círculos durante tu vida, comienza un paso a la vez planteándote objetivos pequeños que estén a tu alcance, pero que no dejen de ser retadores. Una vez cristalizados, estos te ayudarán a incrementar tu confianza y a trazarte metas de mayor envergadura, pese a que de vez en cuando tengas que cambiar de rumbo para adaptarlos a las nuevas oportunidades que te surjan.

Para ser exitoso es necesario fijarse metas claras

7. La gente exitosa no vacila; piensa y actúa

Una vez que el plan de acción esté definido, las personas exitosas pasan a ejecutarlo sin dilación. Recuerda que no estás exento de formular e integrar nuevas estrategias, siempre podrás rectificar, hacer ajustes y tomar nuevas oportunidades, pero para ello tienes que implementar lo ya trazado a pesar de las dudas o el miedo. Esta es la manera más efectiva que tendrás de saber si los pasos planteados te alejan de tu objetivo, y te permitirá actuar en consecuencia.

Responder inmediatamente y no estancarse es una de las fortalezas más interesantes de la gente exitosa. Cuando adquieres esta destreza estás obligado a operar en un nivel superior, responder con inmediatez a las personas y a los retos, lo que demostrará tu potencial como una personas extraordinariamente exitosa.

Actuar en vez de pensar demasiado te llevará al éxito

Referencia

  • Hardy, B. 10 Things Unstoppable People Do That Average People Don’t. Para Inc. [Revisado en mayo de 2018]