3 razones para estar estresado aunque tu vida funcione bien

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

¿Alguna vez te has sentido estresado y no sabes por qué? Aunque hagamos todo lo posible para luchar contra el estrés, muchas veces es algo que no podemos controlar.

Internalizar el estrés de otra persona es muy parecido a inhalar el humo de su cigarro: aunque no seas fumador igual sufrirías las consecuencias, ya que estar cerca de alguien que irradia estrés nos envenena emocionalmente

A este tipo de estrés se le conoce como “estrés de segunda mano“. Descubre más acerca de él y cómo identificarlo para que no afecte tu vida.

¿Qué es el estrés de segunda mano?

¿Cómo puede aparecer el estrés de segunda mano?

1. En la oficina

Cuando nuestros compañeros de trabajo están bajo mucha presión, aunque sea por situaciones que no nos afectan directamente, podemos llegar a internalizar la tensión que ha estado acumulando a la otra persona.

Si te sientes estresado en el trabajo aunque tu vida laboral esté en orden, estás experimentando estrés de segunda mano. En esos momentos debes recordar que es estrés no tiene nada que ver contigo, que no eres la causa del estrés y que la situación estresante no te afecta.

Repetirte a ti mismo “no va conmigo” puede ayudarte a aumentar tu inmunidad al estrés de segunda mano.Estrés de segunda mano en el trabajo

2. En el hogar

Para muchos de nosotros el hogar es nuestro santuario, nuestro lugar seguro, un oasis en el que podemos relajarnos y recargar las baterías. No obstante, esto puede cambiar para toda la familia cuando solamente un miembro se encuentra bajo mucha presión.

¿Alguna vez has entrado a tu casa después de un día excelente y sientes algo oscuro en el ambiente que hace que tu humor cambie completamente? ¿Te has sentado en una tranquila cena familiar y comienzas a sentir cómo tu ansiedad comienza a aumentar y no sabrías explicar por qué? Eso es que estás experimentando estrés de segunda mano.

Cuando un familiar o amigo cercano esté emanando energía negativa, habla con esa persona sobre cualquier cosa para distraerla de la razón de su estrés y se contagie un poco de tu energía positiva.Estrés de segunda mano en el hogar

3. En el mundo

Recuerda la ultima vez en la que estuviste en una fila muy larga que avanzaba lentamente. Probablemente estabas en el supermercado esperando pacientemente mientras soñabas despierto y agradecías no estar apurado. Ahora, imagina que la persona que está detrás de ti no maneja tan bien la situación. Esa persona suspira muy alto, murmura expresiones de molestia y se mueve sin cesar. ¿Qué sientes en tu cuerpo? ¿Qué pasa por tu mente?

Mientras más suspira, golpea su pie contra el piso y murmura molestamente, más logra su estrés traspasar tu coraza exterior de tranquilidad. En ese momento ya estás experimentando estrés de segunda mano.

Para combatir esto, debes alejarte físicamente de la persona: mientras más cerca estés de una persona con altos niveles de estrés más posibilidades hay de que comiences a sufrir de su mismo estrés.Hay estrés de segunda mano en todas partes

Conclusión

Muchas veces nos sentimos estresados y no sabemos por qué, y eso se debe muchas veces al estrés de segunda mano. Es importante conocerlo y saber identificar de dónde viene para combatirlo de forma apropiada y no dejar que nos arruine el día.

Referencias

  • Birnberg, C. Why You’re SO Stressed Even Though Life Is Good. Para Livestrong. [Revisado en agosto de 2017]