Cómo evitar la ansiedad en la ejecución de tus tareas

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

Todos alguna vez en nuestra vida hemos sufrido de ansiedad. Esta circunstancia se puede dar por diferentes razones: hablar en público, desempeñar algún deporte, o incluso por la actividad sexual. Cuando pasan estas situaciones muchas veces empezamos a tener miedo, y por ende, a evitar lo que nos causa ansiedad. Pero hay algo que podría sorprenderte: no necesitas estar en un escenario para llegar a tener ansiedad. Existen simples cosas que realizas todos los días que te pueden llevar a tener este síntoma.

Cuando la ansiedad se apodera de ti y te “bloquea”, lo llamamos dilación. Estos bloqueos pueden existir en forma disimulada en nuestras vidas y pueden mantenerse en progreso durante un largo trayecto de tiempo, acarreando diferentes complicaciones.

Descubre los mejores métodos para controlar la ansiedad a la hora de ejecutar tu trabajo.

Cómo controlar la ansiedad

Cómo controlar la ansiedad en nuestro vida diaria

Ser conscientes de estas 6 cosas durante tus actividades cotidianas pueden ayudarte a superar tu ansiedad.

1. Conocer nuestra valía personal

¿Está tu sentido del valor personal o profesional ligado al resultado de su tarea? Si es así puedes tener problemas en tu vida, porque no hay mejor manera de asustarse que juzgar tu propio valor basándote en resultados externos.

2. No temer sentir miedo o vergüenza

El miedo, la vergüenza y el juicio forman parte de la experiencia humana. Si no sientes algunos de estos sentimientos algo está mal contigo, porque todos sentimos estas emociones en algún momento de nuestras vidas y las seguimos sintiendo a lo largo de nuestro recorrido.

Debes permitirte sentir estas emociones y tomar acciones. Si provocas la ausencia de alguna de ellas, darás paso a la ansiedad de manera indefinida.

Cómo enfrentar tus miedos

3. No tener apego a un resultado concreto

Si estás apegado a un resultado específico, puede ser muy difícil impulsar cualquier proyecto futuro. Recuerda que no tienes el control del resultado final, pero si tienes el control del proceso para llegar a el.

Si puedes comprometerte con el proceso del proyecto será más fácil tener más creatividad, mejorar tus habilidades y aprovechar los recursos.

4. No tener un orden de prioridad en tus tareas

Si dejas las cosas que no te gusta realizar al final de tu lista de quehaceres, cuando llegue el final del día te sentirás muy cansado para llevarlo a cabo, siendo lo más probable que lo dejes para el día siguiente.

Construir el hábito de hacer las cosas más difíciles por la mañana, cuando te sientes más fresco y enérgico, evitará que sientas ansiedad al final del día por no haber podido cumplir con tu lista de tareas.

Cómo enfrentar la ansiedad

5. Compromiso y rendición de cuentas

Comprométete contigo mismo y sé responsable. Si necesitas poner recordatorios en el teléfono, hacer listas o crear algún sistema de seguimiento, hazlo ahora, no esperes que llegue el mañana. Organiza todo lo que debes hacer y responsabilízate con tus tareas pendientes.

Si no puedes mantenerte responsable, nadie de tus compañeros de trabajo tomará la responsabilidad por ti, por lo que pronto serás el miembro del equipo más débil.

Referencia

  • Samira Far, This is how you give yourself perfomance anxiety everyday. Para Inc [Revisado en Diciembre de 2016]