7 hábitos negativos que no lo son tanto según la ciencia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

Los malos hábitos son aquellas acciones o conductas negativas que son repetidas por una persona de un modo sistemático. Cuando son incrustados en nuestra vida cotidiana matan nuestra productividad y creatividad, nos ralentizan, nos impiden alcanzar nuestros objetivos y en su gran mayoría, son perjudiciales para nuestra salud.

Hay muchas cosas que solemos hacer que no son correctas, y lo que hacemos es dañar de forma irremediable nuestro cuerpo a la larga. Sin embargo, existen ciertos hábitos que hemos considerado completamente malos, pero que en realidad pueden resultar provechosos de cierta forma para nuestra salud.

Descubre cómo has podido estar creyendo en una una mentira a través de estos 7 hábitos negativos que no lo son tanto según la ciencia.

Hábitos saludables para tener una vida equilibrada

7 supuestos malos hábitos que la ciencia considera buenos

1. Preocúpate un poco

Estar todo el día estresado y preocupado por ciertas cosas lo que hará es dañar tu cuerpo poco a poco, ralentizando tu productividad e impidiéndote realizar ciertas actividades que lograrías con facilidad cuando te encuentras en calma. Sin embargo, un poco de dosis diaria de preocupación puede hacerte bien.

Según un estudio publicado en la revista Social & Personality Psychology Compass en 2017, se encontró que un poco de preocupación puede estimular la acción. Por ejemplo, ver a alguien conduciendo descuidadamente podría hacer que te preocupes por tu seguridad y conduzcas de manera más defensiva, según el trabajador social clínico Scott Dehorty. Solo debes saber medir la cantidad de preocupación que suministras a tu cuerpo, y evadirlo lo más posible, sin eliminarlo por completo.

Preocuparse puede resultar bueno para nuestro bienestar mental

2. Disfruta de la televisión

Ver la televisión, solo o con tus seres queridos, puede resultar beneficioso para tu salud, pues te desestresas por un período determinado ayudándote a relajarte de forma significativa y facilitando, que al realizar otras actividades, estas sean más efectivas.

Sumergirse en la historia de un programa o una serie es un escape temporal de sus propias responsabilidades y factores estresantes.  Sin embargo, pasar largas horas sin despegarse de la pantalla, por obvias razones, hará que pierdas tu importante tiempo y desactivará tu cuerpo. Para evitar esto, es mejor que midas cuánto tiempo te relajarás frente al televisor para que no te excedas del tiempo adecuado, y administres mejor tu día

Cómo disfrutar viendo la televisión de forma saludable

3. No renuncies a tus antojos

Generalmente, a la hora de seguir una estricta dieta saludable, solemos privarnos de ciertos alimentos que deseamos con vehemencia. No obstante, al sentir este estado lo mejor que puedes hacer es satisfacerla, pero claro, de la forma adecuada.

Siempre decir no a alguna comida es un pase directo para sentirse privado, dice la nutricionista deportiva Marie Spano. Cuando eso sucede, hay una buena posibilidad de que finalmente termines atiborrándote de lo que sea que tengas, incluso si no es tan sabroso.

“Tener una pequeña cantidad de lo que realmente quieres puede significar que terminas comiendo menos calorías, porque tus papilas gustativas están satisfechas”, dice Spano. Solo asegúrate que las porciones que vayas a ingerir sean las adecuadas, y todo estará bien.

Disfrutar de manera adecuada de tus antojos

4. Degusta una deliciosa taza de café

Para muchos, el café es un hábito indispensable en sus vidas, y está bien tomar cuanto desees, mientras que no afecte tu capacidad para quedarte dormido, o produzca mareos.

Una taza diaria de café puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y algunos tipos de cáncer. Incluso podría ayudarlo a vivir más, según un estudio de 2017 de Annals of Internal Medicine. Solo asegúrate de beber las cantidades adecuadas, y no exagerar.

Mantén tu consumo de cafeína por debajo de 400 miligramos por día. Por otro lado, obtendrás mejores resultados si bebes café negro sin azúcar, jarabes o crema agregados, según la dietista Jessica Swift.

¿Qué cantidad diaria de café es la adecuada?

5. Ten la libertad de molestarte

Molestarse continuamente, tanto por cosas relevantes como por pequeñeces, es importante aclarar que es malo para tu salud. Sin embargo, “sentirse enfadado puede motivarte a actuar, lo cual da una sensación de control”, dice la Asociación Americana de Psicología.

Expresar sus sentimientos de enojo también puede mejorar sus relaciones, siempre y cuando lo haga de manera constructiva. Por ello, aprende a controlar tus disgustos y a expresarlos de forma correcta: verás como todo poco a poco te irá saliendo mejor.

Beneficios de molestarse de vez en cuando

6. Sé un poco desordenado

Muchas personas consideran que el desorden lo que trae es más desastre en tu vida; sin embargo, ser ordenado está un poco sobrevalorado, pues un estudio publicado en la revista Psychological Science en el año 2013 descubrió que las personas tienden a pensar mejor y ser mucho más creativos en entornos desordenados que en los ordenados.

No obstante, el desorden no siempre es mejor. Ese mismo estudio descubrió que tener un entorno organizado puede alentarte a tomar decisiones más saludables, así como a ser más generoso y eficiente; así que considera enderezarte después de haber tenido tu momento de creatividad.

Los ambientes desordenados pueden agilizar la mente

7. Tómate un descanso de tu rutina de entrenamiento

Normalmente, las personas que son físicamente activas desean hacer ejercicio lo más posible debido a su energía acumulada, su deseo por bajar de peso, o para lograr una figura ideal. No obstante esto puede resultar perjudicial para tu cuerpo, pues no rendirá de la forma correcta; es decir, no trabajará al máximo.

Tener uno o dos días de descanso integrados le da tiempo a su cuerpo para recuperarse. Y lo más importante, le da a tu mente un descanso de hacer las mismas cosas una y otra vez, dice la dietista Marie Spano.

Esto no significa que tengas que pasar todo el día en el sofá. Intenta realizar una actividad fácil y con poco estrés, como caminar o hacer yoga. Solo asegúrate que tu cuerpo se sienta relajado y sin presión de esforzarse al menos uno o dos días a la semana, así verás que tus resultados mejorarán de forma significativa.

El yoga está considerado como una actividad desestresante

Conclusión

Solemos creer que muchas acciones que hacemos a diario son erróneas y al hacerlos, dañamos nuestro cuerpo. Sin embargo, esto puede ser una completa mentira. Solo debes asegurarte de estar haciéndolo de la forma adecuada, pues recuerda que todo en exceso es malo, y estos hábitos no son la excepción.

Referencias

  • Taylor, M. 8 “Bad” Habits Science Says Are Actually OK. Para Livestrong. [Revisado en octubre de 2018].