Los 5 hábitos más saludables y extraños de la gente más inteligente del mundo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

Las personas más inteligentes del mundo reconocen la importancia que tiene la actividad física y la alimentación saludable para mantener y aumentar su capacidad intelectual. Por ello, además de avocarse a sus inventos innovadores, avances científicos y a ser el mejor en lo que hacen o hacían, también se centraron en aplicar sus conocimientos para mejorar y mantener su bienestar físico y mental.

Conoce algunos hábitos extraños y saludables de las más grandes mentes conocidas y descubre como desde una buena aptitud física hasta algunas excentricidades y algunas de sus creencias los llevaron a convertirse en una de las personas más inteligentes del mundo.

Hábitos raros de gente conocida por su inteligencia

5 hábitos saludables y extraños de gente famosa muy inteligente

1. Michio Kaku

Por raro que parezca, uno de los científicos más importantes y conocidos del mundo dedica su tiempo a disfrutar del unpatinaje sobre hielo. Según datos reportados por una revista, el físico teórico, aclamado orador público, autor de best-sellers y renombrado futurista, informó que le gusta ir a patinar y que aprendió hacerlo cuando sus hijos eran pequeños y les interesaba en ese deporte.

A su vez, Michio Kaku indico que a medida que aprendió a patinar fue reconociendo la belleza y la elegancia de la física newtoniana y describió el patinaje sobre hielo como una actividad hermosa, elegante y muy elemental en la cual trabajan varios grupos musculares.

Extraños hábitos de Michio Kaku

2. Igor Stravinsky

Fue uno de los compositores, pianistas y directores más influyentes del siglo XX.  Cuando murió, Stravinsky había compuesto más de 100 obras entre las que se encuentran “The rite of Spring”.

Las investigaciones afirman que este compositor, además de dedicarse a componer y dirigir orquestas, se preocupó mucho por su bienestar tanto que dirigió sus acciones a cuidar sus condiciones físicas y mentales. Para ello, practicaba gimnasia antes de cada concierto y salía todas las mañanas a tomar el sol para obtener energía. Sin embargo, su costumbre más inusual era realizar paradas de cabeza. Al respecto, informó que eso le permitía descansar su cabeza y limpiar su cerebro.

Excentricidades de Stravinsky

3. Jane Goodall

La antropóloga británica Jane Goodall es conocida por trabajar en asuntos de conservación y protección animal.

Durante sus estudios sobre el comportamiento de los primates conoció el dolor y el miedo que experimentan los animales dentro de las granjas industriales. Wsos conocimientos la influenciaron a cambiar su programa alimenticio por uno basado en comida vegetariana. Además de eso, también se dedicó a informar de los beneficios que tiene ese tipo de alimentación para el medioambiente, el bienestar de los animales y la salud humana.

El consumo de una dieta vegetariana se ha relacionado con beneficios para la salud, entre los cuales se pueden destacar los siguientes:

  • Mantener un adecuado peso corporal.
  • Prevención de enfermedades como la enfermedad coronaria, la diabetes tipo 2, la hipertensión y el cáncer.

Hábitos extraños de Jane Goodall

4. Albert Einstein

Albert Einstein, el físico que desarrolló la teoría general de la relatividad, también era un amante apasionado del violín, y una vez dijo que si no hubiera sido un científico habría sido músico, ya que la música lo calmaba e inspiraba. Además, cuando era joven aprendió a navegar y cuando se sentía estresado por el intenso trabajo se iba a navegar para relajarse y aclarar sus pensamientos e ideas.

Einstein tenía varios hábitos extraños para un físico de su época. Sin embargo, el más extraño fue ser un riguroso fumador de pipa. De hecho, en muchas de sus imágenes disponibles en la actualidad aparece haciéndolo.

Tanto era su deseo por una pipa que cuando su médico le indico que debía dejar de hacerlo continuó sosteniendo y masticando una vacía en la boca solo para sentirla.

Extraños hábitos de Albert Einstein

5. Nikola Tesla

El inventor, físico e ingeniero Nikola Tesla tenía hábitos de salud bastante peculiares, ya que solía caminar entre 13 a 16 km todos los días para hacer ejercicio y todas las noches flexionaba y estiraba los dedos de sus pies 100 veces en cada uno para estimular las células del cerebro. Además, el inventor afirmó que dormía menos de dos horas por noche, aunque admitió que ocasionalmente durante el día practicaba el sueño polifásico.

También tenía una dieta extremadamente particular, ya que con el tiempo fue reduciendo el consumo de alimentos sólidos hasta llegar a consumir solamente cremas de verduras y vegetales, en las cuales incluía el corazón del repollo, la flor del coliflor, los nabos blancos y el corazón de la lechuga.

Hábitos saludables y extraños de Nikola Tesla

Referencia

  • Arceneaux, L. The Healthy — and Weird! — Habits of the World’s Smartest People. Para Livestrong [Revisado en mayo 2018]