3 maneras de liberar tu rabia de forma sana

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La rabia es un estado psicológico que, a pesar de que acostumbra a ser visto como algo negativo, resulta completamente natural. A lo largo de nuestra vida, vamos a experimentarla varias veces, y eso no es en sí algo malo. La clave a la hora de valorar si nuestra relación con la rabia es sana o no está en ver hasta qué punto nos afecta, y si nos daña significativamente a nosotros o a las personas de nuestro alrededor.

Saber cómo liberar la rabia de manera saludable es uno de los factores más importantes a la hora de no dejar que esta emoción nos domine y nos haga caer en dinámicas destructivas o autodestructivas. De hecho, ser capaz de expresar tu ira de una manera saludable puede incluso hacer que seas menos propenso a desarrollar enfermedades cardíacas (Davidson y Mostofsky, 2010).

Es decir, el problema no está en sentir rabia, ira o molestia, sino cómo la manejas. Por eso, te enseñamos la mejores maneras para liberar tu rabia de forma sana y lograr así tener un equilibrio entre tus sentimientos y acciones.

Métodos sanos para controlar la ira

Cómo liberar tu rabia de forma sana

1. Respira profundamente

Respirar profundamente desde el diafragma (el gran músculo en la base de tus pulmones que te ayuda con la respiración) puede ayudarte a aliviar los sentimientos de rabia. La respiración profunda y controlada ralentizará los latidos del corazón, estabilizará la presión sanguínea y relajará tu cuerpo.

Para ello, sigue estos pasos:

  • Busca un lugar tranquilo para relajarte. Ponte cómodo, recuéstate si quieres y afloja cualquier prenda ajustada o incómoda.
  • Coloca tu mano sobre el abdomen.
  • Inhala lentamente a través de la nariz. Concéntrate en llenar tu estómago con aire a medida que respiras. Relaja el abdomen mientras inhalas y deberás sentir que tu estómago se expande. Mantén esta respiración durante algunos segundos.
  • Exhala lentamente a través de la boca. Contrae tus músculos abdominales para hacer que todo el aire salga de tus pulmones.
  • Repite este proceso al menos diez veces.

Si tienes problemas para respirar profundamente:

  1. Compra una botella de burbujas para niños en una juguetería.
  2. Sostén la varita para hacer burbujas frente a ti y respira lentamente a través de ella. Concéntrate en exhalar desde la parte baja del abdomen, apretando para que salga el aire.
  3. Respirar de manera constante y regular producirá un flujo de burbujas. Si las burbujas se rompen o no aparecen, modifica tu respiración hasta que lo hagan.

Combina los ejercicios de respiración con un mantra o con una palabra o frase tranquilizadora para obtener un beneficio adicional.

Consejos para liberar tu rabia de forma sana

2. Haz ejercicio

Cuando sientas rabia, hacer ejercicio moderado podría ser de utilidad. Si no puedes correr o montar en bicicleta, puedes caminar, estirarte y realizar otras formas de ejercicio más sencillas.

Incluso si no tienes tiempo para hacer una rutina completa de ejercicios cuando sientas rabia, procura tomarte unos minutos. Si es posible, aléjate de la situación que te provoque dichos sentimientos de rabia y sacude tus extremidades vigorosamente. Incluso las pequeñas distracciones físicas pueden ayudarte a sentirte mejor.

El deporte nos plantea la necesidad de liberar energía atendiendo a un objetivo muy claro que requiere toda nuestra atención, por lo cual es una excelente manera de dejar que la ira se vaya sola. No obstante, si sientes mucha rabia, quizás un deporte competitivo no es la mejor opción. En este caso céntrate en ejercicios realizados de manera individual, como por ejemplo hacer flexiones, o correr por el parque.

Entrenamiento para calmar la rabia

3. Calma tu ira con humor

Usa el humor para ayudarte a afrontar lo que te enoja y, posiblemente, cualquier expectativa poco realista que tengas sobre cómo deberían ir las cosas. Esto no significa que simplemente debas reírte de tus problemas, pero mirarlos de una manera más alegre puede ayudar.

Al no tomarse demasiado en serio lo que te molesta, tendrás más oportunidades de ver cuán insignificantes son las razones por las que estás molesto.

Hay dos advertencias para cuando uses el humor. Primero, no intentes simplemente «reírte» de sus problemas; en cambio, usa el humor para ayudarte a enfrentarlos de manera más constructiva. Segundo, no des lugar al humor cruel y sarcástico; esa es otra forma de agresión no saludable.

Lo que tienen en común estas técnicas es el rechazo a tomarse las cosas con demasiada seriedad. La ira es una emoción seria, pero a menudo está acompañada por ideas que, si se las analiza, pueden hacerte reír.

Cómo calmar tu ira con humor

Conclusión

La rabia es una emoción natural en los seres humanos y no siempre es algo negativo. Puede ayudarte a saber cuándo has sido lastimado o cuando una situación necesita un cambio. Lo importante es aprender a procesar y reaccionar ante tu sentimiento de rabia.

Referencias

  • Davidson, K. y Mostofsky, E. (2011). Anger Expression and Risk of Coronary Heart Disease: Evidence From the Nova Scotia Health Survey. American Heart Journal. doi: 10.1016/j.ahj.2009.11.007
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario