3 maneras probadas de aprender más rápido

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 4,00 de 5)
Cargando…

Aprender es, quizás, la cosa más importante en la vida. Y es que todo se relaciona directamente con ello. Hay tantas cosas que debemos aprender para ser capaces siquiera de sobrevivir, que si no tuviéramos la capacidad de aprender seguro que moriríamos.

Sin embargo, aprender va más allá de lo cotidiano y se le ha relacionado más a lo profesional y a lo académico. Se habla mucho de aprender un oficio o una habilidad, y en esa nota, muchos quieren optimizar su proceso de aprendizaje y aprender lo más rápido posible a fin de disponer de una habilidad nueva lo más rápido posible.

La buena noticia, es que es posible aprender más rápido. Descubre 3 maneras de conseguirlo.

Métodos para aprender más rápidamente

3 maneras de aprender más rápido

1. Aprende haciendo

La teoría tiene mucho valor y es importante para aprender las bases de muchas habilidades y oficios, pero solo leyendo o escuchando como se hace una mesa en carpintería, por ejemplo, no aprenderemos: el verdadero proceso de aprendizaje se dará cuando en realidad intentemos hacer una mesa.

Quizás fallemos al principio, nos equivoquemos en ciertas cosas y el resultado no sea el que esperamos, pero ese proceso de ensayo y error es la mejor herramienta que tenemos a nuestra disposición para enseñarle cosas nuevas a nuestro cerebro. De hecho, es sorprendente la capacidad automática que tiene el cerebro para retener la información valiosa y descartar la inservible de manera empírica e involuntaria.

Aprender haciendo para aprender más rápido

2. Haz descansar a tu cerebro

De la misma manera que los músculos crecen durante el reposo, el cerebro convierte la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo durante el descanso, normalmente durante el sueño. Por ello, debes permitirte descansar para darle tiempo a tu cerebro de asimilar lo aprendido, mientras le damos nuevas fuerzas para seguir aprendiendo.

Una mente agotada difícilmente pueda siquiera concentrarse en aprender. Para aprender lo más rápido posible, que es nuestro objetivo, debemos mantener siempre nuestro cerebro al 100%, y eso lo logramos brindándole un buen descanso.

Si seguimos estos pasos, y aprendemos haciendo, el cerebro se agotará más rápido ya que está usando su manera más optima de aprender, por lo que el descanso se vuelve importante.

Hacer descansar el cerebro para aprender más rápido

3. Conócete a ti mismo

Podemos estar de acuerdo en que todo el mundo aprende distinto. Hay técnicas y maneras que funcionarán mejor para algunas personas y no para otros, por algo existen cosas como el talento. Y aunque aprender haciendo es universal, dentro de ese hacer hay ciertos cambios que varían de persona en persona.

Por ejemplo en música, habrá quienes tengan un oído natural y puedan enfocarse rápidamente en melodías, como habrá quienes necesiten un enfoque más metódico y deban contar los tiempos. Los dos pueden aprender, los dos aprenden haciendo, pero hacen de maneras distintas para el mismo fin.

Por ello, es necesario que descubras la manera más óptima que tienes de aprender. Eso es algo que nadie puede hacer por ti y debes descubrir tu mismo. Luego de descubrirla, enfócate en ella.

Descubrir tu estilo de aprendizaje para aprender más rápido

Conclusión

Existen maneras probadas de aprender más rápido. Al dominarlas, podemos incrementar gradualmente nuestras habilidades y capacidades, por lo que se puede decir que es un conocimiento muy valioso.

Primero debemos saber que la mejor manera de aprender es haciendo, pero que también debemos brindarle a nuestro cerebro su respectivo descanso y que debemos enfocar nuestro proceso de aprendizaje con respecto a nuestra manera personal de aprender más rápido.

Referencia

  • Wingeier, B. 4 Proven Methods for Learning Faster. Para Inc. [Revisado en febrero de 2018]