4 situaciones en las que un poco de ansiedad te puede ayudar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

Cuando se menciona la palabra estrés probablemente recuerdes ese sentimiento de tensión, cansancio, incomodidad o agotamiento por haber afrontado alguna situación negativa pero, ¿sabías que hay un tipo de estrés bueno? Existe un tipo de estrés que te ayuda a crecer y a salir de la zona de confort, al cual se le conoce como eustrés.

En realidad, la palabra estrés tiene un concepto neutro, y este a su vez se divide en distrés y eustrés, el primero es aquel cuyo estímulo es dañino, te debilita y te resta confianza, como cuando escuchas una crítica destructiva; el último, en cambio, es aquel sentimiento que se genera, por ejemplo, cuando obtienes un ascenso.

Por lo tanto, tener un cierto grado de estrés no es malo; de hecho existen situaciones en las cuales tener estrés te puede ayudar. Descubre 4 de ellas.

Situaciones en las que la ansiedad puede ser útil

4 momentos en que tener estrés te puede ayudar

1. En una situación novedosa

Probablemente te has sentido nervioso al afrontar algo nuevo o desconocido: sientes el corazón acelerado, te percatas que tienes las manos sudorosas y se tensan los músculos, pero aun así estás emocionado, quieres demostrar tu potencial y salir victorioso.

Aunque no lo creas, son los mismos síntomas físicos que presenta tu cuerpo al estar excitado que al tener distrés (estrés negativo), solo que el enfoque mental se asocia en tener confianza y por ende mejora tu rendimiento, esto hace que el cerebro libere dopamina y te encuentres emocionado en vez de angustiado. ¡Interesante! ¿No lo crees?

Cuando estás nervioso puede ayudarte sentir estrés

2. Cuando quieres destacar

Estar estimulado a dar lo mejor de ti y a distinguirte de los demás ya sea en el deporte, en la oficina o en la universidad, se logra cuando tienes un nivel adecuado de estrés; es decir, en situación eustrés consigues elevar tu rendimiento al combinarlo con tus habilidades y la motivación hacia el desafío.

La clave radica en no cruzar la línea hacia el distrés: mantenerte con el buen estrés marcará la diferencia entre estar angustiado a estar excitado, de esta manera,  el buen estrés puede lograr estimular el sistema inmunológico, y de alguna forma liberar las células responsables de combatir las infecciones, logrando que permanezcas activo y concentrado en el objetivo.

En qué situaciones el estrés es un aliado

3. Cuando quieres aumentar tus habilidades cognitivas

Aunque aún no se tienen resultados concretos, se ha concluido que el buen estrés conduce a un impulso en las funciones ejecutivas del cerebro. En este sentido, cuando estás en el estado de eustrés, tu capacidad mental aumenta y puede lograr alcanzar el potencial óptimo, fortaleciendo las conexiones neuronales en el cerebro. Esto sucede porque, al estar en estado de excitación por lograr y obtener lo que deseas, mantienes tus habilidades cognitivas activas y estimuladas.

¿Cuándo puede ser útil la ansiedad?

4. Cuando quieres superar circunstancias traumáticas

Puedes combatir el distrés con el buen estrés, esto ayudará contrarrestar el envejecimiento prematuro que te proporciona el estrés crónico, ya que esté último libera un químico oxidativo al ADN y al ARN.

De acuerdo a algunas investigaciones, la resiliencia se consigue al tener un buen manejo del eustrés, logrando encontrar una mejor salud mental para aquellos que han sufrido experiencias traumáticas y también para aquellos que no presentan dichos antecedentes.

Contrarrestar el distrés con el buen estrés

Conclusión

¿Cambiaste tu concepto del estrés? Si quieres ser consciente de ti mismo, correr riesgos y sentir el placer de competir y crecer como persona, recuerda tener el enfoque adecuado del buen estrés. Este no solo te ayudará a lograr tus objetivos, sino también a obtener una buena salud mental, desafiar los obstáculos. Además, es probable que ni te des cuenta de ello, pues te sentirás emocionado durante el reto.

Momentos en los cuáles puede ayudarte la ansiedad

Referencias

  • Roman, K. 5 Times a Burst of Anxiety Can Actually Help You. Para Livestrong. [Revisado en septiembre de 2018]