10 técnicas de negociación que debes entrenar para triunfar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

Negociar forma parte de la vida cotidiana: nos pasamos el tiempo negociando con diferentes actividades no solo en la vida laboral, sino también en la personal. Bajo cualquier premisa usamos técnicas de negociación para conseguir algo que queremos o necesitamos, de tal manera que nos esforzamos usando nuestro ingenio con tal de obtener ciertos beneficios dentro de un acuerdo formal o cotidiano.

En este sentido, puedes intercambiar información, ideas o intereses con la intención de persuadir a familiares, amigos, clientes o superiores de que tu propuesta es la más idónea. Te toca convencer con técnicas de negociación para que te apoyen y admitan que el proyecto que presentas es el mejor por ahora en beneficiar a ambas partes.

¿Cómo llegar a un acuerdo beneficioso en una negociación exitosa?

¿Por qué y para qué usar técnicas de negociación?

Principalmente, para que haya una negociación debe entablarse un diálogo e interacción entre dos o más personas. En este hecho se propicia un intercambio de intereses, propuestas, mediaciones y compromisos para resolver un asunto, conflicto o situación que necesita una solución conjunta.

Por tal motivo, se debe negociar con la finalidad de llegar al mejor arreglo posible, donde este acuerdo de respuestas satisfactorias a las expectativas de las partes involucradas y tratar con técnicas de negociación beneficiar a todos los actores de dicha reunión.

Mejores técnicas de negociación para tener éxito

10 técnicas de negociación que debes aplicar para tener éxito

Es necesario que aprendas a negociar. El buen manejo de estrategias en esta gestión es vital para alcanzar el éxito de tu objetivo. Debes prepararte y planificar tus propuestas y tácticas metódicamente para desarrollar habilidades de negociación.

Vuélvete un experto y hábil negociador en este tipo de transacción aplicando estas 10 técnicas de negociación con las que tendrás éxito en todos los tratos de ahora en adelante.

1. Planifica y prepara tu propuesta de negocio

Una negociación efectiva está estrechamente vinculada a una preparación anticipada con todos los factores relacionados con un propósito específico. Es necesario que planifiques tu propuesta, definiendo detalladamente tus intereses y ofertas con justificación incluida.

Verifica no pasar nada por alto. Prepara hasta el saludo, como te sentarás, el diálogo a establecer, qué reacciones podrías mostrar ante momentos discrepantes, o cómo cerrarás el trato, entre otros.

2. Conoce e investiga sobre tu contraparte

Esta técnica es indispensable en tu planificación estratégica para saber cómo abordar la negociación. Recopilar información de tu contraparte es un factor importante para conocer sus necesidades, intereses, inquietudes y expectativas de la negociación.

Estudia todo lo concerniente a sus debilidades, fortalezas y posibles negocios que quiera realizar. Registra todos los datos posibles asociados al tipo de negociación que llevarán a cabo y que puedan facilitarte llegar a un acuerdo exitoso.

Con esta estrategia puedes llevar una negociación más fluida, con conocimiento y favorable hasta el punto de atreverte a realizarles una oferta tentadora imposible de eludir.

3. Genera confianza y muestra tu cooperación

Al conocer más sobre tus contrincantes, llegas a entenderlos mejor, al punto de hacerlos sentir que estás de su lado.

Entabla diálogos que les interesen

A través de intercambios de opiniones e ideas haz que puedan ver que eres una persona de fiar, genera la confianza precisa para obtener lo que quieres de ellos sin presionarlos.

Muéstrate cooperativo y no competitivo

Trata en lo posible que vean que no eres un adversario. Busca que se den cuenta que en realidad deseas cerrar un negocio con resultados beneficiosos para todos. Eso es un modelo de cooperación y respeto total hacia tus contrarios y también con tu equipo (si lo hubiera).

Piensa y ponte en el lugar de tu contrincante

¿Cómo quisieras que te trataran? ¿Qué te gustaría te ofrecieran? Negocia pensando así. Esta técnica de negociación produce tanta confianza que podría luego propiciar otras negociaciones futuras que generen ganancias colectivas a mayor escala de las que ya tenías estipuladas. Tanto así, que el propósito inicial se convertiría en un objetivo específico logrado dentro de un nuevo proyecto mayor. Por tanto, muestra empatía.

4. Escucha pacientemente y toma nota de todo

Una de las cualidades que cualquier persona debe desarrollar es la paciencia. No puedes perder los estribos en una negociación, intenta no caer en provocaciones, tampoco quiere decir que vas a ignorar a los otros, pacientemente escucha y toma nota de todo lo que plantean. Permite que ellos propongan y presenten sus intereses e ideas, no interrumpas, controla los impulsos de intervenir, aunque escuches algo que te parezca fuera de lugar.

De esta manera, una vez que ellos han establecido sus propósitos, no te apresures en participar, permite estratégicamente mantener una pausa sin intervención alguna. Luego de un lapso, tú que estuvistes atento y sereno escuchándolos, de forma respetuosa, les planteas tus intereses y harás tu tentadora oferta.

De este modo, usando la propuesta de ellos y con argumentos que obtuviste de tomar nota datos de su exposición, les darás la estocada final haciéndoles entender que la tuya es mejor y la justificaras con alegatos indiscutibles. Esta es una de las técnicas de negociación que debes aplicar para tener éxito.

5. Concéntrate y visualiza acuerdos exitosos

Desde el comienzo de una negociacion tu meta es lograr el objetivo. Durante el proceso se presentarán situaciones que no tenías contempladas, pero si estas concentrado no debes permitir que te distraigan de alcanzar tu propósito.

Aplica la técnica de visualización y enfoque, esto te hará sentir triunfador desde el principio y así, aunque los resultados no sean los esperados, siempre verás el lado positivo en los acuerdos. Además, al tener esa actitud, la transmitirás a los demás propiciando un negocio exitoso.

6. Aplica inteligencia emocional en las negociaciones

Actualmente en las negociaciones se utiliza mucho técnicas psicológicas y de programación neurolingüística. La inteligencia emocional es conveniente aplicarla cuando estás en medio de una negociación. Es crucial que tengas dominio de tus emociones, reconoce también las fortalezas y debilidades de la contraparte para actuar con inteligencia en el proceso negociador.

Debes mostrar sólo emociones positivas y actitud triunfante para causar buena impresión. Cuida de no manifestar debilidad, inseguridad o nerviosismo, podrías comprometer la negociación y los resultados a tu favor.

Esta técnica de negociación está intrínsecamente relacionada con algunas de las anteriores, por lo que ya la has aplicado en buena parte. Asimismo, ten presente que la serenidad, el autocontrol y el optimismo son cualidades que debes entrenar para alcanzar el éxito en tus negociaciones.

7. Muestra empatía y flexibilidad

La empatía y la comunicación asertiva son claves para lograr un acuerdo beneficioso para ambas partes. Puedes ser flexible con algunos planteamientos de tus homólogos, cede un poco, pero siempre enfatizando tus intereses. Procura ser convincente sin dejar de ser empático.

8. Considera siempre el principio win-win

Esta es una de las técnicas de negociación que permite cerrar un acuerdo con broche de oro, ya que asume el compromiso de resultados satisfactorios para ambas partes. Esto no quiere decir que todas tus propuestas serán aprobadas, pero sí puedes replantearlas para que logren satisfacer todos los intereses.

En otras palabras: cediendo también ganas. Mira la negociación desde todas las perspectivas, no te cierres a las demás posibilidades, piensa que si ya el acuerdo se cerró en buenos términos, desde ese momento seréis socios con intereses mutuos. Al final, la idea es concretar un negocio exitoso con miras a mejorar cada vez más los acuerdos y beneficios.

9. Ten siempre un plan B difícil de rechazar

Puede ser que se dificulte la transacción ya finalizando la negociación y los posibles acuerdos no cumplan las expectativas de ambos negociadores. Es el momento de establecer preguntas, aclarar dudas, hacer concesiones y plantear nuevas propuestas.

Por tal motivo, antes de acudir a la mesa de negociación siempre debes tener preparado otro plan, por si surgen indecisiones, desacuerdos o falta de interés a lo ya propuesto. Aquí es donde debes jugártelo todo a la última carta presentando un plan difícil de rechazar.

10. Presenta los posibles logros y resultados factibles de tu propuesta

Para tener éxito en un acuerdo debes entrenar estas técnicas de negociación, y no permitir que la otra parte lleve la delantera en el convenio. Procura tomar ventaja y presenta los logros más rentables de aprobarse tu propuesta, además de los convenientes resultados y ganancias que se obtendrán una vez que consideren consentir y admitir que tu oferta es la más beneficiosa.

Considera si es necesario, dentro de una condición para aceptar tu propuesta, incluir algunas de las mociones de tu homólogo para cerrar el trato satisfactoriamente.

Referencias