4 tipos de estrés crónico que pueden drenar tu energía y productividad

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio 5,00 de 5)
Cargando…

Una cantidad adecuada de estrés puede llevarte a ser más exigente y dar lo mejor de ti en cualquier actividad. Hay quienes incluso se desenvuelven mejor en situaciones de estrés y llevan sus capacidades al máximo. Pero debes estar atento, ya que el estrés crónico reduce considerablemente tu productividad, y hace que mucha de tu energía sea mal empleada en peleas, preocupaciones y dolores físicos.

Te mostramos 4 tipos de estrés crónico que pueden drenar tu energía y productividad y cómo lidiar con estos.

Tipos de estrés crónico malos para tu productividad

4 tipos de estrés crónico

1. Estrés emocional

La baja autoestima, la agitación, la sensación de pérdida de control sobre tu vida y una mente intranquila causan estrés emocional. Es muy difícil de manejar porque produce otros tipos de comportamientos en la persona y crea pensamientos negativos que afectan la toma de decisiones y la forma en como se ve la vida.

Si tienes estrés emocional, tiendes a negar tus emociones (miedo, confusión, irritabilidad e indecisión) y tu estado de negación complicará cualquier posible solución. Por eso, tómate un tiempo para pensar y se sincero contigo mismo: El primer paso para mejorar es siempre ser consciente de tu estado.

Ten en cuenta que no puedes controlar las decisiones de otras personas y sus posibles consecuencias en tu vida, pero puedes controlar como te afectan estas, y aunque el estrés crónico no te permita ver de momento, puedes sacar ventaja de ello.

Cuando eres consciente de tu estado emocional, puedes iniciar el proceso para que tu animo no sea afectado por todos estos estímulos mentales y empieces a tomar decisiones racionales.

tipos de estrés que drenan la productividad

2. Estrés ambiental

Tu entorno tiene una influencia muy grande en la manera en como te sientes y las cosas, personas, rutinas y hábitos que tienes pueden ser grandes generadores de estrés.

Si tu entorno laboral es conflictivo, desordenado y con espacios que te hacen sentir encerrado, es muy probable que termines estresado. La creatividad y productividad, a su vez, se verán afectadas, puesto que tu entorno no te harán sentir inspirado.

Los amigos son, sin lugar a duda, una de las principales fuentes de tu energía pero, ¿qué clase de amigos frecuentas? ¿Qué te enseñan? No te cohíbas al momento de alejarte de personas negativas, y presta especial atención a las que quieren ser parte de ella.

Cómo manejar el estrés ambiental

3. Estrés laboral

Este es uno de los más comunes y el tipo de estrés crónico que tiene mayor peso. Piensas en las asignaciones de tu trabajo, en cómo solucionar problemas en él cuando comes, te bañas e incluso en tus horas de ocio.

Para hacerle frente, identifica las tareas que te causan más estrés y crea un plan de acción: ¿Qué vas a hacer? ¿Cómo lo vas a hacer? ¿Cuánto tiempo te tomará? Una vez que empiezas a ocuparte, el estrés laboral reducirá su fuerza.

Crea límites saludables, establece reglas y ve desde las tareas con mayor grado de dificultad e importantes hasta las menos complicadas y con tiempos de entrega más flexibles: con el tiempo notarás que es más efectivo ocuparse que preocuparse.

¿Cómo afecta el estrés laboral?

4. Estrés relacional

Este estrés se enfoca en ti y en tus relaciones laborales, sentimentales y de amistad.

Tratar con algunas personas no es sencillo, pero es fundamental que entiendas que para que una relación (de la índole que sea) funcione, debe estar fundamentada en el respeto. Intenta escuchar antes de emitir un juicio, practica la empatía y trata de entender a los demás para convivir en armonía.

Algo tan cotidiano como el estrés puede salirse de control fácilmente, por lo que debes estar atento y controlarlo para que no afecte tu vida en grandes proporciones. Identifica aquello que te genera estrés e implementa las medidas necesarias para manejarlo.

¿Que es el estrés relacional?

Conclusión

El estrés es muy común hoy en día, pero nada en exceso es bueno, por lo que es mejor adelantarte con las precauciones. Debes adquirir un estado de consciencia para empezar el cambio y entender que ocuparse es más efectivo que preocuparse. Ser amable y paciente también puede ayudarte y mejorará cualquier ambiente en el que estés.

Referencias

  • Hayes II, J. 4 Types of Chronic Stress That Can Drain Your Energy and Productivity. Para Inc [Revisando en enero de 2019].