9 verdades acerca de tus emociones que realmente necesitas conocer

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

Desde que se introdujo por primera vez hace décadas, el concepto de inteligencia emocional ha sido anunciado por muchos como la clave secreta e intangible del éxito. Pero a medida que este concepto ha aumentado en popularidad, también se ha vuelto ampliamente incomprendido.

La inteligencia emocional (IE) es la capacidad de una persona para identificar las emociones (en sí mismas y en los demás), reconocer los poderosos efectos de esas emociones y usar esa información para informar y guiar el comportamiento. De este modo, poner en práctica la IE puede ayudarte a alcanzar tus objetivos y hacerte más persuasivo.

Conoce cómo desarrollar adecuadamente tu inteligencia emocional.

Verdades sobre las emociones necesarias de conocer

9 verdades de tus emociones que debes conocer

1. La inteligencia emocional comienza cuando haces las preguntas correctas

Hacer las preguntas correctas brinda información valiosa sobre el papel que desempeñan las emociones en la vida cotidiana. Por ejemplo, si estás frustrado en el trabajo, puedes preguntarte lo siguiente:

  • ¿Dónde está el problema subyacente? ¿Es una tarea, un colega, una situación?
  • ¿Tengo algún control sobre esto? ¿Qué puedo y qué no puedo cambiar?Hacerse las preguntas correctas es una señal de inteligencia emocional

2. No controlas tus sentimientos, pero sí las reacciones a tus sentimientos

Como las emociones involucran tus sentimientos naturales e instintivos y están influenciadas por la química del cerebro, no siempre puedes controlar cómo te sientes, pero si puedes controlar cómo actúas sobre esos sentimientos.

Por ejemplo, supongamos que tienes un problema de manejo de la ira. El primer paso es aumentar la conciencia de cómo la ira te afecta. Posteriormente, necesitas desarrollar un método apropiado para responder a ese sentimiento, centrándote en tus pensamientos y acciones. Esto puede evitar acciones que te lastimen a ti mismo y a los demás.Cómo manejar un problema de ira

3. Los otros te ven de manera muy diferente a como te ves a ti mismo

Esto significa entender cómo difieren las percepciones y las consecuencias que crean esas diferentes; no obstante, para muchos, esto pasa desapercibido.

Al preguntarles a los que están cerca de nosotros, como un amigo o compañero de trabajo importante, sobre nuestras interacciones con ellos y con los demás, podemos aprender desde su perspectiva.

¿Los demás nos ven como nos vemos nosotros mismos?

4. La empatía puede aumentar en gran medida el valor de tu trabajo

La capacidad de relacionarse con los sentimientos de otra persona ayuda mucho a construir y fomentar grandes relaciones. También produce beneficios inmediatos y cotidianos, como hacerte un mejor formador y gerente.

Beneficios de ser un líder empático

5. La crítica es un regalo

Nadie tiene razón todo el tiempo; por eso, la crítica puede ayudarnos a crecer. Desafortunadamente, las emociones a menudo nos impiden aprovechar los comentarios negativos. Incluso si la retroalimentación negativa es infundada, aún puedes darle una ventana valiosa a otras perspectivas. Desafortunadamente, no todos tienen esta habilidad.Aprender de las críticas para sacarles provecho

6. Es vital ganar confianza antes de emitir comentarios negativos

Todos los seres humanos comparten ciertas necesidades emocionales, como un anhelo general de reconocimiento sincero por parte de los demás. Reconociendo eso, los buenos líderes primero se enfocan en lo positivo y potencial de su equipo. Además, al conocer a tu equipo, sus desafíos y su forma de trabajar, no solo comenzarán a ver las cosas desde tu perspectiva, sino que comenzarás a ganarse su confianza.

Cómo generar confianza en tu equipo de trabajo

7. Las emociones negativas pueden ser tan beneficiosas como las positivas

Las emociones negativas son beneficiosas para tu salud. Solemos pensar que ser positivos es lo mejor, pero procesar lo negativo es bueno para el ser humano.

Ser muy positivo puede hacer que veas una realidad distorsionada y que vivas en un mundo que no es el real. Los estados de ánimo negativos requieren un estilo de pensamiento más atento mientras que cuando eres demasiado alegre tiendes a descuidar las amenazas y peligros importantes.

Las emociones “negativas” (como la ira, la tristeza o el miedo) pueden darte el impulso para profundizar, aprender más sobre ti y desarrollar una estrategia para mejorar las cosas. Es por ello que la próxima vez que sientas emociones negativas, debes trabajar en ejercitar el autocontrol.  Las emociones negativas nos permiten aprender más sobre nosotros

8. Diferencias entre inteligencia emocional y cociente emocional

La inteligencia emocional (IE), por definición, enfatiza el uso práctico: es la capacidad de aplicar tu conocimiento de las emociones para manejar tu propio comportamiento (o, para influir en los demás). El cociente emocional (EQ, por sus siglas en inglés), por su parte, puede medir tu conocimiento de las emociones y cómo funcionan, pero no evaluará tu capacidad para poner ese conocimiento a trabajar en situaciones reales y cotidianas.

Tomar conciencia de tu comportamiento emocional (y el de los demás) es ciertamente importante. Sin embargo, en lugar de enfocarte solo en aumentar tu cociente emocional, es recomendable que hagas lo mismo para aplicar lo que ya aprendiste.

Diferencias entre la inteligencia emocional y el cociente emocional

9. La inteligencia emocional se puede usar de forma negativa

Es importante saber que, al igual que cualquier habilidad, la inteligencia emocional se puede usar de forma poco ética. Todos los días, ciertos políticos, colegas e incluso supuestos amigos usan las emociones para manipular a los demás.

Por supuesto, esta es solo una razón más por la que deberías trabajar para elevar tu propia inteligencia emocional, para protegerte. Al final, de eso se trata la inteligencia emocional: hacer que las emociones funcionen para ti, en lugar de contra ti.La inteligencia emocional se puede usar de forma poco ética

Conclusión

La capacidad de expresar y controlar nuestras emociones es esencial, pero también lo es nuestra capacidad para comprender, interpretar y responder a las emociones de los demás. Por ello, es necesario ser consciente de las emociones que se hallan tras nuestro comportamiento, así como en el impacto que ejercen en las demás personas (positiva y negativamente).

Referencias

  • Bariso, J. 11 Brutal Truths About Emotions That You Really Need To Hear. Para Inc [Revisado en mayo 2018].