Cómo escoger la mejor bicicleta

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El ciclismo es un deporte de bajo impacto ya que los tendones y las articulaciones apenas sufren mientras se ejecuta. Requiere de una buena capacidad de equilibrio y coordinación y es muy beneficioso para la salud, ya que su práctica habitual permite reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades cardiovasculares y cáncer (Cavill y Davis, 2007).

Sin embargo, también es cierto que montar en bicicleta puede provocar algunos problemas y lesiones si no se realiza correctamente. Entre los factores de riesgo más importantes en este sentido se encuentra el de una mala elección de la bicicleta o un mal uso de ella.

Por ese motivo, antes de comprar una debes preguntarte cosas como sobre que superficie crees que vas a utilizar más tu bici. También deberás comprobar que su tamaño se adapte bien a tus características anatómicas y conocer que piezas de la bicicleta debes revisar con más atención para evitar ir incómodo y sufrir accidentes.

Vamos a ayudarte a resolver esa cuestiones y a que tu experiencia montando en bicicleta sea satisfactoria.

¿Dónde la voy a utilizar?

Dependiendo de las superficies donde tengas pensado montar habitualmente deberás elegir un modelo u otro. Los más comunes son:

  • Mountain bike: se suelen utilizar para ir sobre tierra, pero también son buenas para circular por la ciudad.
  • Bicicleta urbana: Este modelo tiene las ruedas algo más estrechas por lo que resulta más cómodo de llevar en ciudad.
  • Híbridas: Este modelo es un cruce entre la bicicleta de montaña y la de ciudad. Suele ser el más propicio para gente que se inicia en el ciclismo.

gente montando en bici

¿Qué tamaño debe tener?

Lo primero que debes comprobar es que el tamaño y la altura de la bicicleta se ajuste perfectamente a ti. Conviene que antes de comprarla pruebes a subir y bajar el sillín y que veas si te encuentras cómodo subido sobre ella.

Otras claves para saber si el tamaño de una bicicleta es apto para ti son:

  • Asegurarte que tu pierna se pueda doblar ligeramente cuando el pedal llega al punto más bajo del giro.
  • Comprobar que tus codos estén ligeramente doblados, evitando estar demasiado cerca o demasiado lejos del manillar.
  • Revisar que cuando estés a horcajadas sobre la bicicleta haya al menos 2-3 cms de distancia entre tu entrepierna y el sillín o incluso 5 cms en el caso de las mountain bike.

como ir cómodo en la bici

¿Cómo comprobar que mi bicicleta está en buen estado?

Una vez tengas tu bicicleta, deberás tener unos conocimientos básicos acerca de posibles problemas que podrían aparecer en la misma, de esta manera podrás prevenir mejor posibles accidentes.

Toma nota de todo lo que debes revisar antes de iniciar una ruta:

  1. Ajusta bien los engranajes y comprueba que la cadena de transmisión se encuentre en buen estado.
  2. Lubrica regularmente con aceite la cadena. En el caso de que ésta se encuentre oxidada o raída, es mejor que la reemplaces.
  3. Comprueba que los dientes del engranaje estén bien. En el caso de que algún diente se haya soltado o que el anillo de la cadena esté doblado cámbialos.
  4. Mira que los radios de la bicicleta se encuentren bien tensionados.
  5. Revisa que las pastillas de freno de la bicicleta no estén oxidadas y que la palanca de cambio de velocidad se pueda mover fácilmente.
  6. Comprueba que los neumáticos no estén estropeados y que tengan una buena presión. Para ello, hazte con una buena bomba de aire.
  7. Cerciórate del buen funcionamiento del cojinete de dirección de delante activando el freno delantero y empujando la bici hacia atrás y hacia delante.
  8. Revisa el cojinete del cigüeñal agarrándolo y tratando de empujar la bicicleta y de tirarla hacia ti desde ambos lados. Si lo notas algo flojo también debes cambiarlo.
  9. Por último, comprueba que puedas ajustar bien la altura del asiento aflojando el tornillo de la tija del sillín y deslizándolo hacia arriba y hacia abajo. Si está demasiado sujeto, conviene que un especialista lo revise.

partes de la bicicleta

Conclusión

Si quieres empezar a practicar ciclismo en serio es importante que te hagas con una buena bicicleta aunque ello suponga un gasto alto al principio, ya que estarás invirtiendo en tu comodidad y en la reducción de probabilidades de sufrir una caída.

Una vez la tengas, es importante que tengas claro que las piezas clave de tu bicicleta estén siempre en buen estado, así podrás disfrutar de los beneficios del ciclismo durante mucho tiempo.

Referencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.