Cómo prevenir los golpes de calor si montas en bicicleta en verano

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Con la llegada del verano, el calor aumenta y se es más propenso a sufrir elevaciones no deseadas en la temperatura. Los runners y ciclistas suelen ser algunos de los más afectados por la subida del termostato. Tal es el riesgo, que pueden sufrir calambres, desmayos y el temido golpe de calor.

Si eres ciclista, la principal causa de sufrir un golpe de calor es estar expuesto al sol mientras recorres un camino o carretera. Otros factores son la deshidratación, la humedad y la poca adaptación al calor, por eso debes saber prepararte para combatirlos todos.

Conoce cómo evitar golpes de calor si montas en bicicleta en verano.

Evitar golpes de calor si montas en bicicleta en verano

Diferencia entre agotamiento por calor y golpe de calor

Para un ciclista es sumamente importante conocer la diferencia entre el agotamiento por calor y el golpe de calor. ¿La razón? Cada incidente tiene una forma distinta de tratarse.

Síntomas y tratamiento del agotamiento por calor

Los síntomas del agotamiento por calor consisten en sudor excesivo, piel fría y húmeda, pulso débil y rápido, náuseas, mareos con dolor de cabeza y, en algunos casos, desmayos. Para tratarlo y controlarlo, debes dirigirte inmediatamente a un lugar donde haya sombra, aflojarte la ropa, humedecer tu cuerpo y tomar agua o comer hielo.

Síntomas y tratamiento del golpe de calor

Los síntomas del golpe de calor son fiebre, piel roja y caliente, pulso acelerado, dolor de cabeza severo, náuseas y desorientación o pérdida de la consciencia. En este caso, lo más recomendable es llamar a emergencias y, mientras llega la asistencia médica, trasladar a la persona a la sombra y mojar su cuerpo con agua. En ningún caso se le debe dar agua o comida.

Diferencias entre agotamiento por calor y golpe de calor

Cómo prevenir golpes de calor si montas en bicicleta

1. Monitoriza tu frecuencia cardíaca y la potencia

El pulsómetro y el medidor de potencia permiten determinar los efectos del calor en el cuerpo cuando utilizas tu bicicleta en verano. Para ello, debes revisar los datos que arroja cada dispositivo y, si los valores de la frecuencia cardíaca son mayores a los de la potencia, quiere decir que tu cuerpo se está calentando y está siendo menos efectivo.

El aumento de la frecuencia cardíaca es producto del sistema cardiovascular, pues este necesita enviar más sangre a la piel para que se enfríe. En el proceso, hay un gasto cardíaco y una disminución en el volumen del latido causada por la deshidratación.

La monitorización no queda ahí. Una vez se han verificado los resultados de los dispositivos, asegúrate de estar atento a tu plan de hidratación. Debes consumir más líquido para compensar lo que pierdes a través del sudor.

Monitorizar tu frecuencia cardíaca ayuda a prevenir golpes de calor

2. Mantente calmado

Otra forma efectiva de prevenir un golpe de calor si montas en bicicleta en verano, es tomarte las cosas con un poco más de calma y cada cierto tiempo detenerte para llenar botellas con agua helada para rociarte agua sobre tu cabeza o espalda.

En el caso que no puedas detenerte, una estrategia es llenar medias con hielo y colocarlas en tu camiseta, de modo que puedas controlar mejor la temperatura de tu cuerpo. Así mismo, al finalizar el viaje, opta por descansar con toallas mojadas con agua helada.

Cómo prevenir los golpes de calor al practicar ciclismo

3. Evita las horas con mayores temperaturas

A pesar de que sea verano y haga calor todo el día, hay horas donde las temperaturas son más bajas. Por lo general, estas son las primeras horas de la mañana y por la tarde antes de que se ponga el sol.

Aprovecha estos momentos para montar en bicicleta: así correrás menos riesgo de sufrir un golpe de calor.

Consejos para evitar golpes de calor en ciclismo

4. Ajusta tu indumentaria a las temperaturas

Si practicas ciclismo y quieres prevenir un golpe de calor en verano, elige un conjunto con colores claros que tenga rejillas de ventilación en áreas como las axilas o la espalda. Además, el casco debe estar bien ventilado. Puedes usar también un paño húmedo o una gorra para mantener tu cabeza fresca.

El último toque de tu indumentaria es el protector solar. Debes utilizarlo en las zonas de piel expuesta y debe ser, al menos, de factor 30.

Evitar golpes de calor en ciclismo

Conclusión

Un golpe de calor es una emergencia médica que puede afectar gravemente tu salud. Si eres ciclista y quieres evitar este tipo de accidente durante el verano, es necesario que tomes algunas precauciones, como elegir el conjunto correcto, usar protector solar en las zonas de piel expuesta, verificar cada cierto tiempo tu frecuencia cardíaca y entrenar durante las horas en las que las temperaturas son menores.

Referencia

  • Nystrom, M. 4 Heat Stroke Prevention Tips to Ride Healthy and Happy All Summer Long. Para Bicycling. [Revisado en julio de 2019]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.