5 consejos para montar en bicicleta estando embarazada

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El embarazo es una etapa rodeada de muchos tabúes y miedos. Algunas mujeres dejan de hacer lo que les gusta porque lo consideran peligroso para su futuro bebé y se dedican solo a velar por él. El doctor, la pareja, familia, amigos y conocidos les recuerdan que debe cuidarse y no hacer ningún esfuerzo, lo que lleva a la embarazada a sentirse abrumada y posteriormente a realizar cambios drásticos en su estilo de vida.

Del mismo modo, los cambios hormonales que implica estar embarazada afectan tu capacidad para realizar ejercicio: el vértigo, los mareos o cambios en el centro de gravedad son un inconveniente para bailarinas de ballet, ciclistas, corredoras y practicantes de disciplinas donde el balance y concentración son imprescindibles, lo que eleva el riesgo de forma exponencial.

No obstante, es posible montar en bicicleta en tiempo de gestación. Descubre la manera correcta de montar en bicicleta estando embarazada.

¿Puedes montar en bicicleta durante el embarazo?

¿Es peligroso el ciclismo para las embarazadas?

La American College of Obstetrics and Gynecologists no cataloga el ciclismo como una actividad prohibida durante el embarazo, aunque si recomiendan tomar medidas de precaución como evitar el ciclismo de montaña, modificar la ruta para que se adopte a la condición de una embarazada (terreno liso), usar una bicicleta cómoda. Pero, lo que más recomiendan, es usar una bicicleta estática en casa, ya que durante el embarazo el centro de gravedad cambia y eso podría llevar a la mujer a sufrir una caída.

Si eres mujer y quieres seguir practicando ciclismo, debes prestar atención al crecimiento de tu abdomen durante los primeros 3 meses de gestación, la forma en que afecta esto a tu equilibrio y movimiento, así como a la tensión arterial baja reflejada en forma vértigo y mareos, lo cual puede representar un alto riesgo para una embarazada en bicicleta. Sin embargo, si ya tienes años de experiencia en el ciclismo y con suficiente sentido común, no hay excusa para no hacer ejercicio.

¿Se puede montar en bicicleta durante el embarazo?

5 consejos para montar bicicleta durante el embarazo

1. Habla con tu médico

Es vital que realices chequeos médicos frecuentes y hables con tu medico sobre todo lo que haces durante el día, tu dieta, tus costumbres y las actividades físicas que realizas para corroborar que no son dañinas para tu bebe.

2. Toma medidas de seguridad

Si ya eres una ciclista experimentada, esta regla ya la debes conocer. Presta atención al trayecto y a tu alrededor (si vas a revisar el teléfono, detente a un lado para no sufrir una caída o accidente), circula por los lugares designados para ciclistas, no realices maniobras temerarias y, si es posible ves acompañada de tu pareja o amigas para que te auxilie cuanto antes en caso de algún malestar o dolor.

Precauciones al montar en bicicleta durante el embarazo

3. Planifica el trayecto

Debes realizar ajustes a los ámbitos de tu vida, y la forma de hacer ejercicio no es la excepción. Desde el primer trimestre debes discutir con tu doctor el trayecto que recorres para reducir el recorrido y el agotamiento.

Para planificar el trayecto de la mejor forma posible, debes evitar obstáculos y terrenos arriesgados o empinados, llevar suficiente hidratación y snacks, así como un teléfono móvil con aplicación de mapas y geolocalización.

4. Usa el equipamiento adecuado

Usa una bicicleta que se adapte a tus nuevas necesidades y que te dé comodidad y confianza. También debes llevar ropa cómoda y la indumentaria de seguridad, un casco y protectores que te darán confianza al momento de rodar.

Una postura recta de la espalda es clave para no sufrir dolores; así que si tienes que adaptar la altura del asiento o incluso el manubrio, tu cuerpo y tu bebe lo agradecerán.

Montar en bicicleta de manera segura estando embarazada

5. Confía en ti

Sigue tu propio ritmo y el tiempo que quieras al pedalear. No te impongas tiempos o distancias determinados para terminar o tomar descansos. Ten confianza en ti y no te preocupes por lo que digan los demás y, lo más importante, disfruta del ejercicio y del ambiente: tu bebé agradecerá un paseo sin estrés.

¿Las embarazadas pueden practicar ciclismo?

Conclusión

El embarazo es un momento importante y mágico en la vida de una mujer, y puedes disfrutarlo montando en bicicleta siempre que tu médico te lo permita y te sientas cómoda con ello.

Recuerda que se trata de hacer ejercicio y disfrutar del paseo y si lo haces acompañada, mejor. No olvides tu hidratación y llevar tus elementos de seguridad siempre que montes en bicicleta.

Referencias

  • S. Yeager. Can You Bike While Pregnant? 6 Expert Tips to Ride Safely When You’re Expecting. Para Bicycling. [Revisado en Septiembre de 2018]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.