Firma un contrato contigo mismo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Uno de los factores que consideramos en Entrenamiento.com fundamentales para todo deportista es la motivación. Básicamente porque sin motivación, da igual cómo de bien hagas un artículo o cuanta referencia científica hayas utilizado para el mismo: la gente no entraría a leerlo. Parte de nuestros esfuerzos para motivar a la gente incluyen imágenes que animen a salir a la calle y correr, gimnasios cuasi-templos donde se respire un ambiente de esfuerzo y tranquilidad, atletas dándolo todo durante un levantamiento, y un largo etcétera.

Al igual que nosotros, que podemos o no lograr el objetivo de motivar, también lo hacen las marcas -con y sin acierto-. En esta ocasión no vamos a hacer un repaso sobre los vídeos que más pueden motivar, sino nos vamos a centrar únicamente en uno que, particularmente, creo que cumple muy bien su objetivo.

Hablamos de la campaña Real World Athletes de Reebok. El vídeo presenta una serie de imágenes narradas por sus protagonistas bajo un mismo denominador común: el firmar un contrato consigo mismo.

Creo que este vídeo da en el clavo de algo muy concreto: el compromiso. En muchas ocasiones todos hemos visto a personas que se marcan una serie de objetivos para nuevo año, estos son:

  • Dejar de fumar
  • Empezar a entrenar
  • Perder peso
  • Hablar inglés
  • Etc…

Sin embargo, ¿cuántas de esas personas lo cumplen? Sin ánimo de desanimar, todos sabemos la cifra. Ahora preguntaré, ¿cuántas personas de verdad fallan en su objetivo si de verdad están comprometidas con el mismo? Sin concretar en números, es probable que la cifra sea bastante diferente.

Y es que independientemente del deporte, y aplicándolo a una filosofía de vida en general, firmar un compromiso contigo mismo no sólo te hace más capaz de poder llegar a conseguir tus objetivos, sino también es un objetivo en sí mismo. Y es que no hay nada como sentirse orgulloso de ser capaz de hacer algo, como comprometerse.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

1 comentario en «Firma un contrato contigo mismo»

  1. Esa es la clave: el compromiso. La implicación, desde luego está muy bien, pero el compromiso, el compromiso es muy diferente.
    Recuerdo libros de mi infancia donde el protagonista se comprometía con una causa y eso implicaba dos cuestiones:
    Si digo que lo haré lo hago
    Si lo empiezo lo acabo
    Estos dos aspectos se pueden resumir en uno solo: te doy mi palabra.
    En mi blog, tengo un artículo sobre las mentes fluidas, que son aquellas personas que van a la deriva por la vida, que se mueven hacia donde sopla el viento, sin rumbo ni timón. Sin capacidad para comprometerse.
    El miedo al compromiso!!!!!! ¿miedo a qué?, me pregunto. Miedo a nada, me respondo, porque en esta vida no hay que tener miedo a nada, no se puede vivir con miedo.
    Para superar los miedos a todos nos atenazan, me hago siempre la misma pregunta: ¿que es lo peor que me puede pasar? También se la hago a mis pacientes cuando lo necesitan. La mayoría de ellos me contestan: morirme.
    Bien, pues si eso es lo peor, menuda liberación!!!!! No volverás a sufrir nunca más!!!!!
    Revisemos nuestra filosofía de vida, nuestros valores y principios. Ellos nos pueden estar haciendo la vida imposible.
    Para finalizar, una reflexión que considero muy adecuada y que refleja perfectamente como nuestra actitud ante la vida determina los resultados que obtendremos.
    “El secreto de mi felicidad está en no esforzarme por el placer, sino en encontrar placer en el esfuerzo.” André Guide

    Responder

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.