Los inicios educativos del baloncesto

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Puntúa el artículo
Cargando…

El baloncesto como práctica deportiva tiene ya un largo recorrido. Nacida en 1981 y a punto de cumplir 125 años desde que se fundó en Massachussets, fue desarrollada por el profesor James Naismith en el ámbito educativo y universitario.

Massachussets es conocido por sufrir inviernos realmente duros en Estados Unidos, por lo que una práctica deportiva a pabellón cerrado para que los alumnos de Naismith pudieran ejercitarse durante dicha época sonaba realmente bien. Sin embargo, por aquel entonces los juegos de fuerza eran los principales protagonistas, por lo que pensó en un deporte que, además de ello, aportara concentración, resistencia, trabajo en equipo, puntería, etc. Fruto de este business case (no podía ser de otra manera al tratarse de un deporte americano), nació lo que actualmente conocemos como baloncesto.

Y es precisamente en el baloncesto donde San Miguel se ha centrado en el último capítulo de sus ya conocidos episodios de Ciudadano 0,0. En esta ocasión #Practicabasket toma el protagonismo mostrándonos, entre otras cosas, sugerencias de ejercicios para mejorar baloncesto o una selección de canchas para practicarlo.

A nivel de entrenamiento, además de las características previamente aportadas, podemos clasificar el baloncesto como un ejercicio aeróbico, ya que moviliza gran parte de los grupos musculares y obliga a la movilización del aire. Como tal, favorece la circulación del oxígeno a la sangre y aumenta el gasto calórico.

Además de los beneficios como deporte que acabamos de señalar, existen otros beneficios a nivel social y psicológico, e incluso educativo.  Como se ha señalado, el baloncesto se inició como práctica deportiva en el ámbito educativo, y es justamente en este ámbito donde tiene todavía más popularidad, teniendo una Liga Universitaria con cada día más seguidores en comparación de la NBA, proyectada cada día más al mercado internacional.

Y no podíamos terminar el artículo sin señalar algunas de los beneficios de este gran deporte que se da en el ámbito educativo, como son:

  • Cooperación, fomentando el trabajo en equipo
  • Planificación, debido a la gran cantidad de estrategias en momentos críticos del baloncesto
  • Tolerancia, al encontrar diferentes características físicas apropiadas según la situación
  • Perseverancia, debido a la prueba ensayo-error de tirar la pelota a la canasta.

Siendo un deporte con tanta historia y con tantos beneficios a nivel psicológico y social, hemos querido dar este pequeño reconocimiento desde Entrenamiento para fomentar todavía más su práctica en el mundo.