El HIIT puede ayudar a tratar el Síndrome del Ovario Poliquístico

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT) tiene numerosos beneficios contrastados desde hace años, para nuestra salud, pero además, los últimos estudios muestran que puede ayudarte a mejorar muchas más cosas de las que ya se tienen evidencia. Es el caso del Sindrome del ovario poliquístico (SOP), ya que parece que puede ayudar a ser tratado con la práctica de este tipo de entrenamiento.

Se cree que esto sucede porque el ovario poliquístico muchas veces está asociado a la resistencia a la insulina, por lo que el HIIT puede ayudar a tratar esta patología.

Rutina HIIT para tratar el ovario poliquístico

¿Por qué el HIIT ayuda a tratar el SOP?

1. Mejora la resistencia a la insulina

A muchas de las mujeres que son diagnosticadas con el sindrome del ovario poliquístico posteriormente se les detecta resistencia a la insulina. Esta resistencia a la insulina puede definirse como la dificultad de las células a captar la glucosa que viaja por la sangre, cuya consecuencia es una acumulación excesiva de azúcar en el torrente sanguíneo.

Este proceso desencadena que el páncreas se vea forzado a sintetizar más insulina, para que esta pueda captar esas moléculas de azúcar. Este incremento de la insulina provoca que el ovario aumente la síntesis de andrógenos, y estos producen un desequilibrio hormonal.

Un estudio del 2015 en Holanda refleja datos esperanzadores sobre como afecta el HIIT a todo este proceso. En dicho estudio, se pueden ver mejoras en la resistencia de la insulina en mujeres que llevan practicando este método de entrenamiento durante unas 10 semanas.

El HIIT mejora el síndrome del ovario poliquístico

2. Rebaja la grasa del vientre

La mayoría de las mujeres con resistencia a la insulina y síndrome del ovario poliquístico acumulan grasa en la parte inferior del abdomen. Este exceso de grasa en la zona media del cuerpo está asociado a problemas cardiovasculares y diabetes.

Un nuevo estudio en Inglaterra refleja que en chicas que realizaron intervalos de alta intensidad (HIIT), durante 12 semanas, se observó una mejora de la potencia máxima, del volumen de oxígeno máximo (VO2 máx) y además una disminución del perímetro abdominal, por lo que la grasa del vientre se veía disminuida una vez seguido este protocolo de entrenamiento.

Beneficios de practicar HIIT para el síndrome del ovario poliquístico

¿Por qué el HIIT es tan efectivo?

Cuando realizamos intervalos de alta intensidad, la principal fuente energética es la glucosa, por lo que esto ayuda a utilizar el azúcar que viaja por la sangre, además de ayudar a captar la glucosa por la insulina.

Los intervalos vacían los depósitos de glucógeno que deben ser repuestos, por lo que a la insulina se le facilita el trabajo. De este modo, podríamos decir que realizar HIIT aumenta la sensibilidad a la insulina al consumir glucosa y permitir que la glucosa de la sangre se almacene en el músculo y el hígado. Esto es muy importante, ya que puede reducir el riesgo a padecer diabetes en los sujetos.

Al igual que debemos tener en cuenta todos los beneficios que aporta este método de entrenamiento debemos tener en cuenta también que se trata de una disciplina muy vigorosa, por lo que deberás que consultar antes de llevarla a cabo con su médico.

HIIT puede ayudar a tratar síndrome del ovario poliquístico

¿Cómo hacer el HIIT?

No existe ningún tipo de protocolo fijado como tal a la hora de realizar HIIT. Estos intervalos deberán ser adaptados por cada tipo de usuario y ejecutados en los ejercicios que más dominemos, siempre intentando que impliquen la mayor musculatura posible. Algunas de las actividades que se prestan para realizar este método de entrenamiento son los sprints, el remo, elíptica, multisaltos, entre otros.

La ciencia no ha revelado un régimen de intervalos concreto con más efectividad. Este régimen debe ser creado de manera individual, en base a los principios de individualidad y progresión.

Se puede comenzar con intervalos de 20 segundos seguidos con 40 segundos de descanso, de esta manera, trabajaremos la mitad de lo que descansamos, para después pasar a intervalos de 30″-30″, esta proporción 1:1 es mucho más intensa, ya que el tiempo de trabajo es el mismo que el tiempo de descanso.

El tiempo de duración de las sesiones HIIT no deberán superar los 25-30 minutos, ya que deben ser cortas pero intensas y se ha demostrado que más de treinta minutos a una intensidad elevada es complicado de soportar.

El HIIT ayuda a la mujer a tratar el SOP

 

Conclusión

El HIIT nos brinda numerosos beneficios, entre ellos, puede ayudar a tratar de manera indirecta a las mujeres que sufren del síndrome del ovario poliquístico. Todos estos beneficios serán posibles si se realiza de manera correcta y con prescripción de un profesional de la salud y con el asesoramiento de un entrenador, ya que puede ser un arma de doble filo si no se usa de manera correcta.

Referencia

  • Pavlou, D. Why HIIT Might Help Your PCOS. Para Breakingmuscle. ⌈Revisado en diciembre de 2017⌋.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.