4 actividades de invierno para disfrutar haciendo deporte

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

¿Te gustaría descubrir un nuevo deporte durante los meses más fríos? ¿Te apetece aprender a practicar nuevas actividades de invierno? ¡Te proponemos cuatro que son súper divertidas! ¿Las conoces? ¡Pruébalas!

Actividades de invierno que debes conocer

Esquí

Es el deporte más popular de la estación fría y también uno de los más divertidos. Cada año las pistas de esquí abren sus puertas para recibir a una gran cantidad de aficionados ansiosos por atravesar dunas y laderas de nieve. ¿Aún no lo has practicado? Quizá haya llegado el momento, aunque te advertimos de que se puede convertir en algo adictivo.

el esquí es una de las actividades de invierno más conocidas

Modalidades

Este maravilloso deporte de invierno cuenta con algunas variaciones que lo hacen todavía más divertido. Algunas de las más habituales son:

  • Mushing: es una modalidad de esquí o trineo que se practica montando sobre un medio de transporte algo original. Está formado por un número variable de esquís y un grupo de perros que lo guían a través de la nieve. El mushing cuenta con una gran variedad de modalidades dependiendo de los elementos que utilicen para practicarlo, el número de personas o de perros. Debes tener en cuenta que requiere de cierto nivel y control en el mundo del esquí por lo que antes de practicarlo te recomendamos que practiques el esquí tradicional.
  • Biatlón: si deseas practicar una modalidad de esquí más movida, el biatlón puede ser lo que estás buscando. Esta variedad es una combinación súper divertida que combina el esquí de fondo y el tiro con arco. Su origen se encuentra en las sesiones de caza que las tribus primitivas llevaban a cabo deslizándose a través de la nieve. Interesante ¿verdad?
  • Bobsleigh: no es esquí exactamente, pero es muy similar. Se trata de un deporte que se basa en el descenso en trineo. Su origen está en Suiza, donde se ha convertido en un deporte muy popular. De hecho, el bobsleigh aglutina infinidad de turistas año a tras año en este país.
actividades de invierno: hockey sobre hielo

Hockey sobre hielo: la más intensa de las actividades de invierno

Es probablemente uno de los deportes de invierno más exigentes. Requiere una gran dosis de energía y supone un esfuerzo físico considerable. Sus jugadores deben emplear todo su potencial para arrebatar el disco al equipo contrincante. El hockey sobre hielo es uno de los deportes de invierno más veloces e intensos que existen. Jugar un partido se convierte en una experiencia repleta de acción y adrenalina. Este deporte es especialmente popular en países del norte como Rusia, Estados Unidos o Canadá.

Ciclismo

El ciclismo es un deporte que ayuda a ejercitar todos los músculos del cuerpo. ¿Sabías que la mayoría de deportistas, especialmente los esquiadores, practican con cierta regularidad el ciclismo? Esto se debe a que su práctica beneficia especialmente al desarrollo y fortalecimiento del corazón. Además, ayuda a potenciar los músculos de la mitad inferior del cuerpo. Practicar ciclismo en invierno atravesando un entorno natural puede convertirse en una experiencia de lo más placentera. El ciclismo (así como el senderismo) pueden convertirse en una actividad grupal perfecta para transitar paisajes nevados y de alta montaña.

mountain bike

Snowboard: la opción estrella entre las actividades de invierno

El snowboard es uno de los deportes más populares. Se practica en la mayoría de las regiones de clima frío, precisamente porque se practica sobre la nieve. Podríamos decir, salvando las distancias, que es el homólogo del surf -estrella, por su parte, de las zonas costeras-.

El snowboarding consiste en la ejecución de todo tipo de acrobacias sobre la nieve montado sobre una tabla. Para practicarlo se requiere una tabla específicamente diseñada para ello. El objetivo final es adquirir el máximo control sobre ella, desarrollando la máxima capacidad de adhesión a la misma. Para lograrlo se requiere de un gran equilibrio y un considerable fortalecimiento de la musculatura.

Sus orígenes

Los orígenes de este deporte se sitúan a comienzos del siglo XX. Los habitantes de las cadenas montañosas cubiertas de nieve necesitaban encontrar la forma de descender. Fue entonces cuando comenzaron a utilizar rudimentarias tablas de madera. La cualidad deslizante que ofrecía la nieve, especialmente en pendiente, les proporcionó un vehículo ultra rápido. Para utilizarlo, debían mantener los pies adheridos a la tabla tanto como fuese posible.

Sin embargo, la primera tabla oficial de snowboard no llegó hasta la década de los años sesenta. Su creador fue Sherman Poppen y desde entonces se fueron implementando mejoras a su propuesta. Con el paso del tiempo, se convirtió en una actividad de ocio y fue ganando adeptos. Finalmente, en los años ochenta, se celebraron las primeras competiciones oficiales de la historia.

Sus modalidades

Hoy existen diferentes variantes del Snowboard, aunque destacan tres:

  • Estilo libre: su finalidad es más recreativa que competitiva. Se centra en la práctica de todas posibilidades que una tabla de snowboard puede poner al alcance de nuestra mano. Piruetas, saltos, acrobacias…
  • Gran salto: los participantes realizan saltos desde alturas que superan los 20 metros. En sus desplazamientos ejecutan variaciones y giros que deben captar la mirada de un jurado.
  • Circuitos: se practica en instalaciones diseñadas específicamente para ello, con superficies tubulares por las que circulan los participantes. Dentro de ellas, y valiéndose de la curvatura de las mismas, elaboran giros y peripecias sorprendentes.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario