10 cosas que hacer durante tu trayectoria en el BJJ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La mayoría de personas que conozco tiene una lista de cosas que hacer antes de morir, ya sea visitar lugares lejanos o paradisíacos, conseguir grandes logros en su carrera laboral o formar una vida familiar sólida y feliz.

Muchos de los practicantes de BJJ tienen sueños y logros que deberían añadir a una lista de cosas por hacer durante su vida en los tatamis. Solo vivimos una vez, pero si se hace bien, con una vez basta.

10 cosas que hacer como practicante de BJJ

Aquí están las 10 cosas que he añadido a mi lista de cosas que hacer durante mi vida como practicante de BJJ:

1. Ganar el cinturón negro

El viejo dicho dice que “Un cinturón negro es un cinturón blanco que nunca se retiró”. Recalco la palabra ganar puesto que en la mayoría de academias es un largo y sufrido camino en el cual te enfrentarás a lesiones, tendrás que manejar tus estados anímicos, compromisos familiares y, como es mi caso, tener que vivir en varios países. Las dudas, las frustraciones, los combates contra uno mismo te acompañarán durante los 10-15 años que dura de media el viaje para ser cinturón negro.

Ganar el cinturón negro es el gran sueño de cualquier persona que pisa un tatami, es por eso que lo puse el primero en mi lista de objetivos. Un objetivo duro pero que si estás dispuesto a poner el trabajo, el tiempo y la dedicación, acaba llegando.

ser campeón de BJJ

2. Competir en un lugar histórico

¿Alguna vez soñaste con competir en los tatamis del Tijuca tenis clube de Rio de Janeiro o en el Walter Pyramid en Long Beach, California? Estos dos históricos lugares han hospedado los campeonatos mundiales, y algunos de los más importantes combates de la historia.

Pisar esos lugares te dará la oportunidad de compartir tatamis con pioneros, leyendas y los más importantes competidores de tu época. Es una oportunidad única en la vida.

3. Entrenar en Brasil

Para muchos de los que practicamos este arte marcial y no hemos nacido en ese país, es como un peregrinaje hacia tierra santa: entrenamientos de mañana y tarde, ver las maravillosas playas, comer tazones de açai y hacerte fotos en las academias pioneras de nuestro deporte.

4. Entrenar con alguna leyenda o tu competidor favorito 

Ser estrangulado por Marcelo García, que André Galvao tome tu espalda o ser demolido por Roberto “Cyborg” Abreu es algo posible dentro de nuestro deporte. La mayoría de los actuales campeones tienen sus propios gimnasios o suelen hacer seminarios internacionales en los que no solo enseñan, sino que también ruedan con los alumnos o asistentes.

5. Ganar una competición:

Entrenar, hacer dieta y prepararse para un torneo es algo agotador. Todos hemos oído esa frase que dice “en Bjj nunca se pierde, solo se gana y se aprende”. Pero seamos realistas, todos queremos ganar al menos una vez. Nada supera la sensación de ver el podio desde lo más alto.

Objetivos a lograr en BJJ

6. Conocer a alguien de la familia Gracie 

Y con esto me refiero a uno de los “reales”, no a uno de los múltiples primos o familiares cercanos que comparten apellido. Personalmente tuve la suerte de poder charlar hace unos años con el fiero competidor e hijo del legendario Rickson, Kron Gracie en su gimnasio en Culver City, California.

Compartir unas palabras o entrenamiento con alguien que lleva sangre del creador de este arte marcial es algo realmente increíble, sobre todo escuchar viejas historias o anécdotas.

7. Entrenar y competir después de los 40:

Helio Gracie entrenó más allá de los 40. Dan Inosanto sigue rodando a los 75 y Chuck Norris, bueno, es Chuck Norris.

Añade años a tu vida practicando Bjj y cuidando de tu cuerpo mediante una dieta adecuada, un buen descanso y revisiones médicas anuales

8. Entrenar con tu hijo

Existen muchas posibilidades que seas el primer entrenador de tu hijo. Nada mejor que estrechar lazos con él enseñándole cómo debe defenderse.

9. Enseñar en una clase

Puede que nunca te dediques a ello a jornada completa, pero quizás en alguna ocasión tu entrenador o el dueño del gimnasio donde entrenas te pedirá que te quedes de responsable de alguna clase a la que ellos no puedan acudir. Enseñar a otros es un gran honor y una responsabilidad, e incluso divertido si de verdad eres apasionado.

10. Llegar a dominar un movimiento imparable:

Bruce Lee dijo una vez “”Yo no temo al hombre que ha lanzado 10,000 patadas diferentes, yo temo al hombre que ha lanzado una misma patada 10.000 veces”.

Con las infinitas posibilidades que presenta el BJJ, ser el maestro de un solo movimiento siempre es posible con tiempo y práctica. Sé conocido por tu omoplata, temido por tu crucifijo o reconocido por tus tremendos pasajes de guardia. Ten tu seña de identidad.

Esta es la lista de las 10 cosas que pretendo hacer en mi vida como practicante de Bjj. ¿Tienes alguna diferente? No dudes en compartirla aquí.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.