Potencia de brazos en esquiadores de fondo

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

Numerosos estudios han identificado la potencia (RDF) desarrollada en la parte superior del cuerpo como un determinante importante del rendimiento en carreras de esquí de fondo. (Gaskill et al., 1999; Heil et al., 2004; Mahood et al, 2001;. Rundell, 1995; Rundell y Bacharach, 1995; Staib et al., 2000). Consecuentemente, existen varios métodos empleados para evaluar dicha potencia, algunos utilizando las cintas especificas para rollerski y otros optando por las pruebas de campo o los esquí ergómetros específicos para realizar estas evaluaciones. El rendimiento normalmente se ha relacionado con el tiempo en el que los atletas recorren una distancia, pero en esquí de fondo, no es tan simple. Por ultimo, también se ha empleado el puntaje FIS (ranking internacional) a lo largo de una temporada completa como un indicativo del rendimiento. Este ultimo indicador de rendimiento es muy relativo y carece de validez científica.

En un principio, los estudios realizados sobre la parte superior del cuerpo para predecir la potencia se han centrado en la técnica patinador (skating), ya que a esta modalidad se la relacionaba como una técnica de potencia y fuerza y no tan aeróbica como la antigua técnica clásica. Con el paso de los años, se empezó a valorar la idea de separar la evaluación del cuerpo humano en parte superior y parte inferior para predecir el rendimiento y las capacidades de los atletas. De ahí es que surge la necesidad de evaluar la técnica de doble bastón de un esquiador de fondo y predecir su rendimiento.

Muy pocos estudios han comparado directamente la potencia de la parte superior del cuerpo con el consumo máximo de oxígeno (VO2máx) en rollerski, ya que es muy difícil llegar a un análisis correcto de los resultados obtenidos. Evaluar a un atleta de esquí de fondo en rollerski sobre una cinta especifica es muy costoso y los medios técnicos para poder realizarlo no están al alcance de países en el que este deporte es casi inexistente.

Por otro lado, diferentes investigadores encontraron una relación fuerte entre la potencia máxima en vatios alcanzada en un esquí ergómetro de brazos y la velocidad media de carrera en esquiadores de fondo (prueba corriendo a pie). Los esquí ergómetros simulan el movimiento simultáneo de brazos de la técnica doble bastón, o el movimiento de brazos del paso alterno en técnica clásica. Los atletas deben de tirar de los cables para simular el movimiento y la potencia desarrollada durante dichas pruebas es registrada por el software de estos nuevas tecnologías.

Los científicos llegaron a la conclusión de que aproximadamente el 70% de la velocidad de carrera en esquí de fondo podría ser una consecuencia de la potencia desarrollada por la parte superior del cuerpo. No obstante, muchos investigadores afirman que otros métodos son mas eficaces para predecir el rendimiento en esquiadores de fondo, como el tiempo empleado en realizar 1km solo en técnica doble bastón. Para algunos de estos científicos, es la forma más fiable de predecir la performance por delante de los valores de VO2máx o el umbral de lactato obtenidos en test de laboratorio.

Por otro lado, otros estudios realizados en deportistas de élite de la modalidad Biatlón, el cual combina el esquí de fondo en técnica patinador y el tiro con carabina de calibre 22mm, encontraron una alta correlación entre el rendimiento en una prueba contrarreloj de 1 km cuesta arriba en doble bastón y los resultados que estos atletas lograban esquiando. El mismo estudio también concluyó que existe una relación muy alta entre los puntos de ranking IBU y la potencia en la parte superior del cuerpo que estos atletas desarrollan, durante una prueba incremental hasta el agotamiento (usando un esquí ergómetro solo de brazos).

Entrenamiento de la parte superior del cuerpo

Team double poling

Las investigaciones recientes han tratado de determinar los métodos de entrenamiento más eficaces para el desarrollo de la potencia del tren superior del cuerpo. Una serie de estudios se han centrado en el entrenamiento de la fuerza máxima (altas cargas y bajo número de repeticiones), tratando de ofrecer una alternativa al enfoque tradicional de bajas cargas con muchas repeticiones. Estos estudios evaluaron un programa de entrenamiento tradicional y lo compararon a un programa de entrenamiento de fuerza máxima mediante un único ejercicio que imitó mucho al movimiento de doble bastón en técnica clásica. El programa de fuerza máxima resultó en una mejora considerable en un test de 1km en doble bastón en rollerski, respecto al programa tradicional de cargas bajas. El grupo evaluado alcanzó elevar la fuerza máxima y aumentó significativamente la economía de esfuerzo en doble bastón.

Los autores de los mencionados estudios sugirieron que debido a que los esquiadores habían aumentado su fuerza máxima, realizaban cada movimiento de doble bastón con menos costo relativo y, por consiguiente, lograron una mejora técnica importante. En otras palabras, estos sujetos experimentaron un aumento en la velocidad de contracción de sus músculos y fueron capaces de generar más energía mediante el aumento de su tasa de producción de fuerza. Los autores proponen que una contracción más rápida significa que, en un ciclo de doble bastón, los grupos musculares utilizados emplean menos tiempo trabajando (contratación) y más tiempo de descanso (relajación).

A raíz de estos hallazgos, muchos programas de entrenamiento de esquí de fondo han comenzado a utilizar el entrenamiento con cargas altas y movimientos de levantamiento olímpico como un medio para aumentar la fuerza máxima. Sin embargo, no está claro si los ejercicios de levantamiento de pesas son tan eficaces en la mejora de la potencia de la parte superior del cuerpo y específicamente aplicables al doble bastón, como si lo es el ejercicio específico (esquí ergómetro y de doble bastón en nieve o rollerski).

Conclusión

En conclusión, aunque no existe un consenso en cuanto al método más eficaz para desarrollar la potencia en la parte superior del cuerpo en esquiadores de fondo, estudios recientes han avanzado hacia la identificación de los métodos de entrenamiento ideales para la mejora de dicha cualidad física. Se ha demostrado que la parte superior del cuerpo aporta el 50% o más de la fuerza requerida para el impulso en subida en técnica patinador, mientras aporta del 15 al 30% en técnica clásica. Por el contrario, la parte superior del cuerpo puede proporcionar el 100% de la fuerza necesaria en llano en técnica clásica, o con terreno con suaves pendientes, debido a la utilización de la técnica del doble bastón. Durante la técnica patinador en un terreno similar, la parte superior del cuerpo es muy utilizada, pero las piernas siguen contribuyendo de manera significativa en el desplazamiento.

En base a los estudios en cuestión, sería interesante evaluar los resultados y el impacto de un test de la parte superior del cuerpo corta y fácil de administrar en los atletas. Además, este tipo probablemente sería menos perjudicial para el entrenamiento, mientras que una prueba larga exige una recuperación de varios días ocasionando problemas en el entrenamiento. A su vez, dado que la investigación comparando los efectos en el rendimiento de la parte superior del cuerpo con pruebas largas o cortas es insuficiente, lo recomendable sería lograr un equilibrio en la planificación del entrenamiento en el que se combine los dos tipos de pruebas. Este podría ser el enfoque más pragmático hasta que esta incógnita se investigue más profundamente.

Referencias

  • Bergh, U., & Forsberg, A. (1992). Influence of body mass on cross-country ski racing performance. Medicine and Science in Sports and Exercise, 24, 1033-1039.
  • Bourdin, M., Messonnier, L., Hager, J.P., & Lacour, J.R. (2004). Peak power output predicts rowing ergometer performance in elite male rowers. International Journal of Sports Medicine, 25, 368-373.
  • Downing, J.J., & Wilcox, A.R. (2003). Effects of an eight-week training program on upper-body power in women cross-country skiers. Journal of Strength and Conditioning Research, 17, 726-733.
  • Gaskill, S.E., Serfass, R.C., & Rundell, K.W. (1999). Upper body power comparison between groups of cross-country skiers and runners. International Journal of Sports Medicine, 20, 290-294.
  • Heil, D.P., Engen, J., & Higginson, B.K. (2004). Influence of ski pole grip on peak upper body power output in cross-country skiers. European Journal of Applied Physiology, 91, 481-487.
  • Hoff, J., Helgerud, J., & Wisloff, U. (1999). Maximal strength training improves work economy in trained female cross-country skiers. Medicine and Science in Sports and Exercise, 31, 870-877.
  • Komi, P.V. (1987). Force measurement during cross-country skiing. International Journal of Sport Biomechanics, 3, 370-381.
  • Mahood, N.V., Kenefick, R.W., Kertzer, R., & Quinn, T.J. (2000). Physiological determinants of cross-country ski racing performance. Medicine and Science in Sports and Exercise, 33, 1379-1384.
  • Nesser, T.W., Chen, S., Serfass, R.C., & Gaskill, S.E. (2004). Development of upper body power in junior cross-country skiers. Journal of Strength and Conditioning Research, 18, 63-71.
  • Nilsson, J.E., Holmberg, H.C., Tveit, P., & Hallen, J. (2004). Effects of 20-s and 180-s double poling interval training in cross-country skiers. European Journal of Applied Physiology, 92, 121-127.
  • Rundell, K.W. (1995). Treadmill roller ski test predicts biathlon roller ski race results of elite U.S. biathlon women. Medicine and Science in Sports and Exercise, 27, 1677-1685.
  • Staib, J.L., Im, J., Caldwell, Z., & Rundell, K.W. (2000). Cross-country ski racing performance predicted by aerobic and anaerobic double poling power. Journal of Strength and Conditioning Research, 14, 282-288.
  • Street, G.M. (1989). Kinetic analysis of the V1 skate technique during rollerskiing. Medicine and Science in Sports and Exercise, 21, S79.

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!