6 maneras sencillas de reducir la retención de líquidos

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La retención de líquidos es un problema del que mucha gente es víctima, especialmente aquellas personas que se encuentran en un porcentaje de grasa bajo y que buscan definirse, bien sea para una sesión de fotos o simplemente por lucir un buen físico.

Esta retención se produce tanto a nivel del sistema circulatorio como en las cavidades que existen entre los distintos tejidos de nuestro cuerpo, y puede causar un sudor indeseable en muchos de ellos. Por suerte para nosotros, existen seis formas muy sencillas y totalmente saludables para evitar este problema.

1. Come menos sal

El sodio que posee la sal se une al agua y ayuda a mantener el balance de fluidos tanto dentro como fuera de las células. Si ingieres comidas procesadas, que generalmente suelen ser altas en sodio, tu cuerpo puede retener agua. Esta suele ser la fuente principal de sodio en la dieta.

2. Aumenta tu consumo de magnesio

El magnesio es un mineral muy importante envuelto en más de 300 reacciones bioquímicas que mantienen al cuerpo en funcionamiento.

Entre ellas podemos destacar que un aumento del consumo de magnesio permitirá reducir la retención de líquidos; un estudio realizado en mujeres con síntomas premenstruales mostró que consumir 200 mg de magnesio al día redujo la retención de agua, y de hecho, otros estudios realizados en mujeres con este estado tuvieron resultados parecidos.

Por lo general, muchas mujeres experimentan este problema durante el embarazo o antes de su periodo menstrual.

Algunos alimentos considerados como grandes fuentes de magnesio son las semillas de calabaza, de lino, de sésamo o de girasol, el cacao en polvo, las nueces de Brasil, las almendras y los anacardos.Frutos secos

3. Aumenta la ingesta de vitamina B6

La vitamina B6 es importante para la formación de células sanguíneas, aunque también son capaces de realizar otras funciones en el organismo. Entre ellas, reducir la retención de agua en mujeres con síndrome premenstrual.

Los plátanos, las patatas, las nueces y la carne son grandes fuentes para llevar esta vitamina a nuestro organismo.

4. Recurre al diente de león

Esta hierba se ha usado como diurético natural durante mucho tiempo. Existen productos comerciales que la contienen y que pueden hacer que orines de forma más regular.

Se realizó un estudio donde se monitorizó la entrada y salida de fluidos durante varios días y se observó un incremento considerable en la cantidad de orina producida.

5. Ingiere alimentos ricos en potasio

El potasio es un mineral con muchísimas funciones. Un ejemplo es su implicación en el envío de señales eléctricas que mantienen el cuerpo funcionando. Otro es la mejora de la salud cardiovascular.

Además parece que el potasio ayuda a reducir la retención de agua de dos formas: disminuyendo los niveles de sodio y aumentando la producción de orina.

Los plátanos, los aguacates y los tomates son ejemplos de alimentos ricos en potasio.Plátanos

6. Evita los carbohidratos refinados

Los hidratos de carbono refinados provocan picos de insulina y picos en los niveles de azúcar sanguíneo.

Los altos niveles de insulina provocan que el cuerpo retenga más sodio incrementando la reabsorción del sodio en los riñones, lo cual lleva a más volumen de líquidos en el organismo .

Estos carbohidratos los contienen alimentos como el azúcar refinado.

¿Que más podemos hacer para eliminar la retención de líquidos?

Muévete, bebe más agua (ya que se cree que aumentar su ingesta puede reducir la retención de agua), supleméntate con cola de caballo (que también tiene efectos diuréticos), añade perejil, hibisco y ajo a tus comidas… Existen muchas maneras de disminuir la retención de líquidos de tu cuerpo, pero es importante saber hacerlas bien y bajo la supervisión de un profesional, preferentemente un dietista o nutricionista.

Conclusión

Aunque la retención de agua no es algo que se haya estudiado mucho, hay diversas formas de conseguirlo, por lo que esto no debe suponer realmente un problema.

Si queremos definirnos, probablemente debamos recurrir a muchos de estos métodos, en especial a los diuréticos como el diente de león, aunque antes deberemos haber minimizado nuestro porcentaje de grasa corporal.

En cualquier caso, la pérdida de agua no debe convertirse en una obsesión, ya que puede producir síntomas negativos que repercutan en nuestra salud.

Referencias

  • Hrefna Palsdottir, 6 Simple Ways to Reduce Water Retention, para Authority Nutrition [Revisado en noviembre de 2015].
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario