¿Acelera la pérdida de grasa realizar cardio en ayunas?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Escrito en papel parece bastante lógico. La comida proporciona el combustible que necesitamos para conseguir energía. Si no hay nada disponible en tu estómago, tu cuerpo intentará buscar energía en otros sistemas de depósito, tales como moléculas de grasa, para poder hacer el ejercicio. Por tanto, si queremos quemar grasa tenemos que hacer cardio en ayunas.

Sin embargo, por muy lógico que parezca, esta práctica puede ser una ilusión, además de poder ser el motivo por el que a muchas personas les cuesta perder peso.

Cuando haces una sesión intensa de cardio en ayunas, destruyes grasa a una velocidad mayor de la velocidad a la que la utilizas como energía. Y esto no es algo bueno.

¿Por qué el cardio en ayunas no facilita la pérdida de grasa?

El entender por qué esta esta práctica se convirtió en algo famoso es cuestión de distinguir entre lo que la ciencia dice y lo que en realidad quiere decir. El hecho de perder grasa no es como un interruptor de la luz. No es un proceso que se encienda y se apague cuando haces ejercicio, sino que es una combinación de muchos factores. De hecho, varios estudios científicos han demostrado que, si bien es cierto que no es algo directamente dañino, el hacer cardio en ayunas no ayuda en absoluto a que el sistema para perder grasa sea más eficiente.

Por tanto, no puedes hacer cardio en ayunas y perder grasa. La verdadera cuestión es mucho más sencilla ¿es innegablemente mejor para perder peso? Para entender completamente qué es lo mejor para tu cuerpo, creemos que te ayudará entender cómo se produce la pérdida de grasa. En realidad, se trata de un complicado proceso que puede ser resumido en cuatro factores.

cardio en ayunas

¿Qué factores propician la pérdida de grasa?

1. Calorías quemadas

Para perder peso tenemos que quemar calorías. Sin embargo, una investigación encontró que hacer cardio en ayunas no incremente la lipólisis – el proceso de quemar grasa – en comparación a cuando has disfrutado de una comida antes del entrenamiento.

Por tanto, mientras estás quemando calorías en ayuno, el proceso de quemar grasa no se ve acelerado. Además, no hace falta mencionar que la pérdida de grasa está directamente relacionado con la intensidad de nuestro entrenamiento. Así, cuando ayunas y después intentas hacer un ejercicio más largo e intenso, las probabilidades de que te fatigues antes son muy altas. Asique es mejor tomar algo antes de una sesión de ejercicio intenso que hacer una sesión de ejercicio mediocre.

2. Descomposición de proteína

Recuerda, esto no es un intento de conseguir estar delgadísimo pero perder masa muscular. En realidad, lo ideal es mantener la masa muscular pero perder grasa. Para que esto pase, debes centrarte en retener la proteína que ingieres, limitando su deterioro o descomposición. Sin embargo, cuando haces ejercicio en ayunas puede que estés duplicando la descomposición de proteína, de modo que no estarás quemando grasa, sino que estarás quemando tus músculos.

cardio en ayunas

3. Destrucción de la grasa

Los estudios muestran que si lo que realmente quieres es acelerar el proceso de quema de grasa mediante cardio, necesitas hacerlo con una intensidad menor. Pero no solo es disminuir la intensidad del cardio, sino que tiene que ser como un caracol atravesando el desierto. Por ejemplo, caminar dos horas. Pero seamos sinceros ¿quién tiene dos horas para hacer cardio?

Quizás ahora mismo estás pensando que en vez de eso podrías hacer una sesión de HIIT, para ahorrar tiempo y acelerar el proceso de quema de grasa. Sin embargo, cuando llevas a cabo una sesión de cardio intensa habiendo ayunado, destruyes grasa a un ritmo mayor al que la utilizas como energía. Y cuando esto sucede, por desgracia, esa grasa vuelve a tus células, pues no la has quemado.

Es por esto por lo que quizás no sea la mejor opción hacer cardio habiendo ayunado si lo que pretendes es perder grasa.

cardio en ayunas

4. El efecto Afterburn

Por último, debemos hablar del EPOC o, dicho de otra manera, el consumo de oxígeno después del entrenamiento. Este efecto es el que mantiene a nuestro cuerpo quemando grasa incluso después de haber finalizado nuestro entrenamiento. Esta es la razón por el que muchas personas levanta pesas: una vez dejas la pesas en el gimnasio, tu cuerpo sigue trabajando.

Sin embargo, lo que aumenta el efecto “afterburn” es comer antes de la sesión de ejercicios, cosa que no sucede si hacemos la sesión de ejercicio en ayunas.

Conclusión

En definitiva, desde luego que puedes hacer cardio en ayunas. Incluso puede que te “sientas” mejor al hacer ejercicio sin tener sensación de pesadez en el estómago. Pero aparte de eso, el hacer cardio en ayunas no te va a aportar ningún beneficio a la hora de perder grasa.

¿”Funciona” para algunas personas? Desde luego. Aquí estamos aludiendo a estudios científicos que estudian a una generalidad de personas, pero puede que individualmente existan algunas personas a las que sí que les funcione para perder grasa, pero lo más probable será que no consigas esos resultados utilizando este medio.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario