¿Es el ejercicio realmente el que nos hace perder peso?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Cuando hablamos de los beneficios del ejercicio para perder peso, normalmente acabamos por darle una importancia exagerada a este factor.

No es que el ejercicio no sea importante, pero habría que pensar realmente con qué objetivos pretendemos realizarlo: si buscamos perder calorías y ganar músculo, o si solo queremos perder masa corporal. Es ahí cuándo nos preguntamos en qué medida el ejercicio es realmente efectivo por sí mismo para lograr los objetivos físicos que queremos.

Conoce realmente para qué objetivos puede ser bueno realizar ejercicio físico y cuál es la verdadera diferencia entre adelgazar y perder grasa.

Efectos del ejercicio sobre el peso corporal

¿Qué beneficios tiene el ejercicio para la salud en general?

Para nadie es un secreto que hacer ejercicio de forma constante es bueno para salud. Tanto si se quiere prevenir enfermedades, mejorar la salud cardíaca, prevenir la diabetes o la osteoporosis, hacer ejercicio es siempre una actividad curativa.

Otros efectos positivos del ejercicio van incluso sobre el aspecto psicológico, ayudándonos a drenar el estrés y mejorar nuestra concentración.

El problema está en quienes piensan que únicamente manteniendo una rutina de ejercicios constante se puede perder peso, aún descuidando muchos otros aspectos fundamentales. Esto es un contrasentido, pues todo cambio físico debe ser resultado de un equilibrio que involucre diversos factores.

Beneficios del ejercicio para perder peso

¿Qué diferencias hay entre perder grasa y perder peso?

El mayor error que cometemos cuando pensamos en hacer ejercicio es asumir que lo hacemos para perder peso, cuando el enfoque más correcto sería decir que lo hacemos para perder grasa.

Cualquiera puede perder peso simplemente cortando el suministro de grasas y carbohidratos. En este caso, perdemos volumen (lo cual parece ser la única meta de muchos), pero este volumen que perdemos representa a la vez pérdida de grasa y pérdida de masa muscular.

Quienes se ejercitan, en cambio, buscan un enfoque mucho más equilibrado: no les importa pasar un año entero sin reducir medidas, en tanto logren sustituir grasa por músculo. Esta es la gran diferencia que muchos no entienden por pensar solo en enfrentarse a la cinta métrica.

Diferencias entre perder peso y perder grasa

¿Cuál es el mejor ejercicio para perder peso?

Otro factor importante cuando queremos perder peso, es decidir qué tipo de ejercicio es más conveniente. Por lógica simple, no empezaremos un plan de entrenamiento con pesas para perder tallas y adelgazar. Y es que no todos los ejercicios funcionan igual.

En este sentido, si hay un tipo de ejercicio útil para perder peso, ese es el ejercicio aeróbico, también conocido como ejercicio cardiovascular.

El cardio incluye actividades centradas en poner a prueba nuestra actividad respiratoria, muscular y circulatoria. Los ejercicios de cardio más populares son, por tanto, actividades como como correr, montar en bicicleta o nadar.

Para demostrar lo beneficios del cardio en la pérdida de peso, un estudio dividió a 140 personas obesas en tres grupos:

  1. Personas con la meta de quemar 400 calorías haciendo cardio, 5 veces por semana.
  2. Personas que debían quemar 600 calorías con cardio, 5 veces por semana.
  3. Personas que no se ejercitaron en absoluto.

Al finalizar el estudio, el primer grupo había perdido un 4,3% de su peso inicial, el segundo grupo había perdido un 5,7%, y el tercero acabo por ganar 0,5% más del peso con que inició. Esto demuestra que el cardio es el ejercicio a que se debe acudir principalmente para perder peso.

El mejor ejercicio para perder peso

¿Es eficaz hacer pesas para perder peso?

Otro escenario posible es que confundas la pérdida de peso con querer quemar calorías. Si lo que quieres realmente es lo segundo, los entrenamientos de resistencia con peso son la mejor opción para ti.

El ejercicio con pesas favorece de muchas formas la construcción de un buen cuerpo: es el que ayuda a quemar calorías más rápidamente, a la vez que moldea el cuerpo mejorando el tono muscular y el metabolismo, incluso a largo plazo, por lo que si lo que buscas es perder calorías a la vez que quieres conseguir un cuerpo más moldeado, el ejercicio con pesas debe ser otra opción preferente.

¿Cuáles son los efectos del ejercicio físico en el apetito?

La pérdida de peso es más compleja que sacar calorías del cuerpo o evitar consumirlas en absoluto. Perder peso requiere en realidad una constante vigilancia, y esta es la mayor dificultad a que se enfrentan quienes lograr cambios solo con hacer ejercicio.

El ejercicio consume nuestras reservas de energía, y si bien esto mejora muchos aspectos de la salud a largo plazo, de manera inmediata tiene  también efectos que pueden ser contraproducentes si queremos perder peso.

Cómo perder peso haciendo ejercicio

1. El ejercicio aumenta el apetito

Un fallo del ejercicio es que demanda mayores reservas de energía en el cuerpo, lo cual, traducido en términos simples, significa que necesitaremos comer más.

A veces esta necesidad de comida se nos presenta incluso de manera psicológica: puede pasar que asumamos que hemos perdido tal cantidad de calorías como para permitirnos comer cuanto queramos. Esto hace que muchos acaben de hecho ganando peso, especialmente si se ejercitan de manera irregular y consumen calorías vacías para sustituir las calorías buenas que han perdido.

2. El ejercicio puede afectar los niveles de la hormona ghrelina

La ghrelina es la principal hormona encargada del apetito. Diferentes estudios han demostrado que luego de un ejercicio agotador, esta hormona suele suprimirse, reduciendo nuestro apetito. A este efecto temporal se le llama «anorexia por ejercicio«, y aunque dura por muy poco, se cree que un posible efecto rebote influya en nuestro apetito posterior.

Efectos del ejercicio físico a la hora de perder peso

3. Los efectos varían de persona a persona

Los efectos del ejercicio sobre el apetito parecen no actuar de manera uniforme sobre todas las personas. De manera general, las investigaciones han demostrado que las mujeres suelen demostrar mayor apetito que los hombres al terminar una rutina de ejercicios. Asimismo, se sabe que las personas delgadas sienten mucha menos hambre que las personas obesas luego de hacer deporte.

Conclusión

No hay una respuesta definitiva sobre si el ejercicio ayuda o no a perder peso. Lo que sí se puede decir es que el ejercicio encierra múltiples beneficios, que afectan de distinta manera a cada persona.

Mientras que la mayoría de las personas suelen experimentar una disminución de peso considerable al hacer ejercicio a largo plazo, otros no experimentan cambios significativos e incluso hay quienes aumentan de su peso original.

No obstante, debemos recordar que el peso que se gana con el ejercicio nunca es peso «malo». Sería un despropósito pensar que el ejercicio engorda. Lo que ganamos siempre es masa muscular, lo cual es útil incluso si no es nuestro propósito.

Lo mejor es establecer una meta sobre la que puedas coordinar tus esfuerzos: complementar tus ejercicios con una dieta acorde a tus propósitos, por ejemplo, es siempre una opción inteligente en estos casos.

Referencia

  • Helen West. Does Exercise Help You Lose Weight? The Surprising True. Para Authority Nutrition. [Revisado en agosto de 2016]
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario