Los 7 mejores ejercicios para conseguir unos pechos levantados

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Para las mujeres, mantener los pechos levantados suele ser importante, ya que pueden ayudarlas a sentirse más jóvenes, así como a mejorar su postura corporal y su apariencia. No obstante, esto puede parecer una tarea difícil, ya que algunos factores como los cambios de peso u hormonales, la edad y el estrés pueden influir en su caída. De este modo, durante años se han evaluado los mejores ejercicios para conseguir unos pechos levantados y tonificados, los cuales pueden ayudarte a lograr este propósito.

Aunque los pechos estén conformados principalmente por tejidos grasos, puedes trabajar los músculos vinculados a estos para lograr una mayor firmeza y tonificación. Además, puedes estimular los tejidos de esta parte del cuerpo para mejorar su elasticidad y, por ende, su apariencia. ¡Conoce los 7 mejores ejercicios para conseguir unos pechos levantados y tonificados!   

Ejercicios para conseguir unos pechos levantados y tonificados

Mejores ejercicios para conseguir unos pechos levantados y tonificados

Tener unos pechos firmes y levantados puede lograrse de forma rápida sin intervenciones quirúrgicas que puedan poner en riesgo tu vida. De este modo, al realizar al menos 3 veces a la semana estos ejercicios para conseguir unos pechos levantados puedes obtener los resultados que deseas.

Flexiones

  1. Colócate boca abajo, con las palmas de las manos y los pies tocando el suelo, y los brazos extendidos. Las manos deben estar un poco inclinadas y los dedos en dirección paralela al cuerpo.
  2. Manteniendo el cuerpo recto, flexiona los codos e intenta bajar el pecho lo más posible, intentando tocar el suelo.
  3. Regresa a la posición inicial.
  4. Realiza varias repeticiones sin forzar tu cuerpo.

Al no necesitar ningún accesorio puedes tonificar tu cuerpo con este ejercicio en cualquier momento. Además, puedes realizar este ejercicio de pie recostada sobre una pared y con el cuerpo ligeramente inclinado.

Press de banca

  1. Recuéstate boca arriba en una banca plana, con los hombros y los codos en contacto con la superficie de la misma.
  2. Sostén en cada mano una pesa o una mancuerna de un peso considerable que no exceda tu capacidad, ya que no debes sobrecargar tu cuerpo para evitar lesiones.
  3. Levanta tus manos de forma simétrica, empujando el peso hacia arriba hasta que logres extender tus brazos.
  4. Mantén la posición anterior durante unos segundos y regresa a la posición inicial.
  5. Repite varias veces hasta que te sientas cansada.

Mariposas de banca

  1. Recuéstate boca arriba en una banca plana.
  2. Sostén en cada mano una mancuerna y extiende tus brazos por encima del pecho juntándolas.
  3. Mantén la posición anterior durante unos segundos y baja los brazos lentamente, inclinando un poco los codos, hasta que estén paralelos al suelo. En este paso el cuerpo debe reflejar una posición similar a una cruz.
  4. Regresa al paso 2 y repite este ejercicio varias veces sin forzar tu cuerpo.

Mariposas sentadas

  1. Siéntate sobre una silla o una superficie inclinada resistente. Tu espalda debe estar en posición recta y, en caso de tener, debes apoyarla en el respaldo de la silla o el soporte inclinado.
  2. Apoya los dos pies sobre el suelo e intenta contraer el abdomen.
  3. Sostén en cada mano una mancuerna y estira los brazos a tus lados hasta el nivel de los hombros.
  4. Mantén la posición anterior durante unos segundos y después lleva tus brazos hacia el frente de tu cuerpo intentando juntar las mancuernas.
  5. Intenta mantener la posición anterior durante unos segundos más y repite desde el paso 2. Si te sientes cansada puedes dejar caer los brazos a tus lados para que descansen entre cada repetición.

Mariposas de pie

  1. Ponte de pie, con las piernas un poco separadas al nivel de las caderas y las rodillas ligeramente flexionadas.
  2. Sostén en cada mano una pesa y estira los brazos hacia un lado reflejando una cruz con el cuerpo, igual que en el ejercicio anterior.
  3. Mantén los brazos extendidos durante unos segundos y después llévalos hacia el frente intentando juntar las mancuernas.  
  4. Intenta mantener los brazos suspendidos durante unos segundos más y regresa al paso 2. Cuando te sientas cansada puedes reposar los brazos y comenzar desde el paso 1.

Tanto en las mariposas sentadas como en las de pie los brazos deben estar paralelos al suelo en todo momento, excepto cuando empieces la rutina o descanses.  

Presionar las palmas

  1. Ponte de pie o sentada, es importante que estés cómoda en la posición que prefieras.
  2. Junta las palmas de tus manos y colócalas hacia delante frente a tu pecho.
  3. Coloca los dedos de las manos hacia arriba y toca con ellos tu barbilla.
  4. Ejerce presión durante algunos segundos o hasta alcanzar el fallo muscular y descansa.
  5. Repite desde la posición inicial.

Para aumentar la dificultad de este ejercicio y, por ende, sus beneficios, puedes girar las palmas de tus manos mientras las presionas. De esta forma, la punta de los dedos debe señalar en diferentes direcciones mientras estén en movimiento.

Pesas sobre la cabeza

  1. Recuéstate sobre una banca plana o una pelota suiza, mirando hacia arriba y con la espalda recta.
  2. Sostén una mancuerna o pesa con tus dos manos y extiende tus brazos por encima de tu cabeza frente al pecho.
  3. Baja lentamente tus manos hasta que tus brazos estén paralelos al suelo al nivel de la parte superior de tu cabeza. En este paso debes sentir que tu pecho se estira.
  4. Regresa a la posición 2 y repite varias veces.

Puedes realizar este ejercicio de pie comenzando con los brazos paralelos al suelo frente a tu pecho y llevarlos por encima de tu cabeza a una posición perpendicular.

Recomendación para conseguir unos pechos levantados

Conseguir unos pechos tonificados y levantados puede simplificarse al incorporar estos ejercicios en tus rutinas de entrenamiento. No obstante, igual que en todos los entrenamientos, es importante que realices un calentamiento previo y mantengas una buena postura corporal para evitar posibles lesiones.

De igual forma, debes controlar la exposición al sol y seleccionar una talla adecuada para tus sujetadores. Estos factores pueden generar daños en los tejidos del pecho y promover la pérdida de elasticidad y de su firmeza.

Además, la caída de los pechos normalmente es ocasionada por el debilitamiento de las fibras de colágeno. De esta forma, puedes incorporar infusiones de fitoestrógenos en tu dieta para estimular el tejido de tus pechos. El hinojo es una fuente rica en estos estrógenos naturales, el cual puedes complementar con los ejercicios para conseguir unos pechos levantados y obtener resultados satisfactorios.

Recomendaciones y ejercicios para conseguir unos pechos levantados

Conclusión

Aunque parezca imposible, conseguir unos pechos firmes y tonificados es posible sin la necesidad de intervenciones quirúrgicas. De esta forma, puedes incorporar en tus rutinas algunos ejercicios para conseguir unos pechos levantados y conseguir esa meta que tanto deseas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario