Ejercicios y técnicas para conseguir unos trapecios marcados

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Los trapecios son los grandes olvidados en las rutinas de ejercicios. Al igual que los antebrazos, no suelen entrenarse con frecuencia, siendo este un grave error. Son un músculo muy importante y, por consiguiente, el correcto entrenamiento de los trapecios nos harán lucir estéticamente bien y además, evitaremos lesiones cervicales. ¿Ya no sabes qué hacer para conseguir unos trapecios marcados? Aquí te contamos todo acerca de este músculo normalmente descuidado en las rutinas de ejercicios.

Dónde están y qué hacen los trapecios

Durante nuestro día a día, mientras estamos sentados o de pie, nuestro cuerpo se mantiene inclinado hacia adelante. Por esta razón, necesitamos mayor fuerza para contrarrestar las consecuencias de este tipo de movimientos.

Es aquí donde tiene su entrada estos importantes músculos. Los trapecios tienen una finalidad vital para nuestro cuerpo. A través de este artículo, te mostramos los mejores ejercicios y técnicas para conseguir unos trapecios definidos.

Es un músculo que se encuentra en la parte posterior del cuerpo, desde la zona media de la espalda, hasta el cuello y parte de los hombros. El trapecio está dividido en 3 porciones de movimiento:

  • La porción superior del trapecio, que sirve para girar la cabeza.
  • La porción media del músculo, que tiene como función elevar los hombros.
  • Y la porción baja para rotar las escápulas.

Entrenar el trapecio es ideal para las personas que desean mejorar su nivel estético y buscan un aspecto más ancho. Asimismo, tener un trapecio correctamente marcado ayuda a corregir posibles desviaciones en la espalda, que se tienen por falta de fuerza. Además, ayuda a alinear y equilibrar los hombros.

Sin embargo, hay que tener cuidado al entrenar este músculo y no someterlo a una cantidad excesiva de trabajo. Un exceso de tonificación de trapecio puede causar hipertrofia, lo que puede ocasionar sensación de molestia, dolor de cabeza y cansancio. Igualmente, dificulta la circulación y oxigenación.

Cómo conseguir unos trapecios definidos

Encogimiento de hombros con mancuernas para trapecios definidos

Es el ejercicio de trapecio por excelencia gracias su sencillez y eficacia. Para hacerlo, coloca las piernas ligeramente separadas. Mantén la mirada al frente y la espalda recta. Con un agarre pronado y los brazos totalmente estirados, eleva las mancuernas de manera vertical lo máximo posible, manteniendo la contracción durante unos dos segundos. Finalmente, deja caer los brazos lentamente y vuelve a la posición inicial.

Remo al cuello, para conseguir unos trapecios marcados

Con barra, mancuernas o incluso polea, es un excelente ejercicio para trabajar el trapecio. Mantén tu tronco recto y separa las piernas a la altura de los hombros. A continuación, coge la barra con una separación superior a los hombros y, con las palmas mirando hacia ti, eleva la barra llevándola a la altura de pecho, con los hombros hacia afuera.

Peso muerto

Es un ejercicio muy completo y de gran ayuda para conseguir unos trapecios marcados. Para hacerlo, la barra debe estar en el suelo pegada a nuestras piernas. Seguidamente, flexionamos con la espalda totalmente recta y cogemos la barra con una separación de la manos ligeramente superior a los hombros. Durante esta posición, concentramos toda la fuerza en las piernas, como si deseáramos empujar el suelo, hasta terminar completamente estirados y erguidos.

Press por encima de la cabeza

También llamado press militar, nos ayuda a fortalecer los trapecios, al ser un ejercicio que se realiza de pie. Comenzamos el ejercicio apoyando la barra sobre los hombros, luego la pasamos por delante de nuestra cabeza y colocamos nuestra manos con una amplitud igual al de los hombros. A continuación, empujamos la barra hacia arriba en línea recta. Al pasar la barra por nuestra cabeza, llevamos el torso ligeramente hacía adelante y mantenemos. Volvemos a la posición inicial.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario