Descubre cómo practicar yoga sin fracasar en el intento

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Si no sabes cómo practicar yoga, pero estás interesado en aprender, has llegado al lugar correcto. Esta disciplina cuenta con una gran cantidad de beneficios y no es muy difícil de realizar, por lo que puede ayudar a casi cualquier persona a mejorar su calidad de vida.

Cuando tengas claro cómo practicar yoga y lo incorpores en tus actividades diarias, será sólo cuestión de tiempo para que comiences a notar los beneficios a nivel emocional, espiritual y físico que el yoga puede provocar en ti. Tan sólo debes asegurarte de practicarlo correctamente, algo especialmente importante si eres principiante.

Cómo practicar yoga cuando eres principiante

El yoga exige cierto grado de preparación mental. Al realizar las posturas no debes concentrarte sólo en realizar los movimientos corporales correctamente, sino que también debes aprender a relajarte y regular tu respiración.

Por otra parte, siempre que visualices algún manual de instrucciones para realizar yoga o un video debes intentar hacer la postura completa; pero, si tu flexibilidad no lo permite, bastará con que te limites a hacer la postura de acuerdo a tus capacidades. Si te fuerzas más allá de tus límites, podrías sufrir lesiones.

Con nuestra recopilación de consejos sobre cómo practicar yoga cuando eres principiante te resultará mucho más fácil evitar lesiones y disfrutar de la práctica de esta fantástica disciplina.

La paciencia es clave

La paciencia es clave cuando se trata de practicar yoga, especialmente cuando eres principiante. Si no tienes paciencia, podrías desistir cuando te resulte complicado realizar las posturas más desafiantes.

Lo más importante es la respiración

Uno de los errores más de los principiantes es no darle la importancia que requiere a la respiración. De hecho, la respiración es la base del yoga, ya que sin ella es imposible lograr el estado de sosiego emocional y mental que busca esta actividad.

Además, la respiración es también responsable de muchos de los beneficios para la salud del yoga, ya que influye directamente en la disminución de los niveles de estrés y en la mejora de la calidad del sueño.

Cabe destacar que respirar bien no es sólo hacerlo en el momento adecuado, sino también con una técnica correcta. La clave para realizar una buena respiración es empujar el abdomen hacia afuera al inhalar y dejarlo regresar al exhalar.

Cómo practicar yoga

Usa ropa adecuada

No existe una prenda de vestir ideal para practicar yoga, por lo cual la recomendación general es utilizar ropa que te permita sentirte cómodo durante toda la actividad. Es importante que la ropa que selecciones sea holgada, de manera que tengas total libertad para realizar los movimientos.

Ten en cuenta que algunas posiciones exigen bajar la cabeza, por lo que no es recomendable usar una camisa que podría bajarse por tu cabeza. Si usas una camisa poco ancha, puedes evitar este inconveniente.

Usa una esterilla adecuada

Existe una amplia variedad de esterillas disponibles en el mercado. Es importante que inviertas en una que te facilite la práctica de yoga. Para escoger la esterilla ideal, debes evaluar si aquella en la que estás interesado no es resbalosa, ya que las esterillas de mala calidad pueden hacer que te resbales con el sudor.

Adquiere los accesorios adecuados

La esterilla es el accesorio más importante cuando quieres aprender cómo practicar yoga, ya que es perfecto para empezar en la práctica de esta actividad. No obstante, no se trata del único accesorio que se utiliza en la práctica de yoga.

Accesorios como cuerdas, mantas y bloques pueden hacer que te resulte mucho más fácil hacer algunas posiciones, algo que nunca viene mal cuando eres principiante.

Si usas una manta para apoyar la cabeza o las rodillas en ciertas posturas, será mucho más cómodo realizarlas. Con respecto al bloque, éste resulta útil para apoyar las manos al realizar la postura de triángulo. Los accesorios tal vez no sean indispensables, pero no cabe duda de que harán que tu experiencia con el yoga sea mucho más amena.

Practicar yoga

No uses zapatos al practicar yoga

La parte espiritual del yoga está enfocada en sentir una conexión con la tierra, algo que te costará mucho conseguir si utilizas zapatos al practicar yoga. Cuando practicas yoga descalzo, podrás sentir el placer de experimentar el yoga al estilo más tradicional.

Por otra parte, hacer yoga descalzo es también más seguro que hacerlo con zapatos, pues el evitar usar calzado reduce el riesgo de resbalarse. Incluso hará que resulte mucho más fácil hacer aquellas posturas que exigen estar muy bien apoyado sobre los pies, ya que es más fácil mantener el equilibrio descalzo. Por último, hay que mencionar que, al no utilizar zapatos, te sentirás más libre, ya que nada te impedirá mover cada uno de los dedos de tus pies.

No tengas miedo de aclarar tus dudas sobre cómo practicar yoga

No está mal tener dudas cuando eres principiante. De hecho, lo inusual sería que no tengas ninguna duda. Si quieres saber algo concreto sobre cómo se realiza una postura o incluso cuáles son los beneficios que aporta, no dudes en preguntarle a tu instructor.

Practicar yoga es mucho más fácil cuando entiendes correctamente esta actividad. Si realizas cualquier postura lleno de dudas, aumentan las posibilidades de que la realices de manera incorrecta.

Presta atención a tu cuerpo

Cuando sientes dolor, no debes esforzarte de más, sino que se trata de una señal de tu cuerpo de que estás sobrepasando tus límites. Esto es especialmente importante si tienes algún tipo de lesión crónica o te has realizado una cirugía con anterioridad.

Si nunca antes habías realizado alguna actividad deportiva, es probable que cuando empieces a hacer yoga comiences a ejercitar por primera vez músculos que nunca habías ejercitado. Esto puede hacer que al principio te resulte más complicado de lo normal realizar ciertas posturas.

Esto es completamente normal y no debes forzarte, ya que podrías sufrir una lesión. Si realizas sólo un esfuerzo moderado, permitirás que tu cuerpo se adapte naturalmente al yoga. Asimismo, evita estresarte si las cosas te resultan difíciles al principio, pues esto te impedirá disfrutar de los beneficios emocionales del yoga.

Observa las posturas antes de hacerlas

Existe una amplia variedad de posturas de yoga. Algunas pueden ser tan complejas que exigirán que seas muy observador para identificar cuál es la forma correcta de hacerlas. Si las haces sin antes haberlas observado con detenimiento, es probable que las hagas mal.

Por ello, tampoco es recomendable intentar hacer posturas que no conoces a la vez que las hace tu instructor. En el peor de los casos, podrías provocarte una lesión por esto.

Práctica de yoga

No siempre puedes hacer yoga

Aunque se trate de una actividad física de bajo impacto, algunas posturas de yoga cuentan con ciertas contraindicaciones. Debes conocer cuáles posturas pueden ser lesivas y evitar hacerlas.

Asimismo, no es recomendable realizar yoga durante el embarazo o la menstruación. Si padeces de una lesión en las caderas, hombros, cuellos, rodillas o tienes presión sanguínea alta, es recomendable consultar antes con un médico para saber si eres apto para realizar yoga.

Asimismo, es importante que comuniques a tu instructor de yoga si posees alguna condición médica especial. Por otro lado, en caso de que experimentes algún tipo de malestar al realizar alguna figura, es una señal clara de que debes detenerte.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario