Kundalini yoga: despierta tu energía mientras te ejercitas

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Desde Vinyasa hasta Ashtanga y Katonah, hay muchos tipos diferentes de yoga. Pero una variación que se ha vuelto cada vez más popular recientemente es el Kundalini Yoga. La razón: los defensores de la práctica dicen que les aporta un gran impulso de energía y les ayuda a eliminar el estrés. Algunas personas incluso dicen que les ha ayudado a recuperar su pasión y a tener un propósito en la vida.

¿Suena demasiado bueno para ser verdad? A continuación explicamos en qué consiste el Kundalini yoga, los beneficios de esta práctica y las posturas para principiantes que te ayudarán a comenzar a practicarlo.

¿Qué es Kundalini Yoga?

Al igual que en cualquier clase de yoga, harás flexiones de cadera y planchas, pero lo que distingue al Kundalini yoga de otros tipos de yoga es que esta disciplina se centra en usar tu respiración para aprovechar la energía que hay dentro de ti. A través de la meditación y el canto, el Kundalini yoga promueve la autoconciencia y la tranquilidad.

¿Cuáles son los beneficios del Kundalini Yoga?

Hay miles de Kriyas en Kundalini yoga, y cada postura dentro de un Kriya está diseñada específicamente para fortalecer diferentes partes del cuerpo, como el endocrino o el sistema nervioso.

Cuando practicas Kundalini yoga de manera deliberada, mejoras tu sistema nervioso para manejar e integrar la poderosa energía vital inherente a tu cuerpo.

Puede sonar un poco idealista, pero la ciencia respalda estas afirmaciones: un estudio de 2018 del International Journal of Yoga Therapy sugiere que el yoga Kundalini puede ayudar a reducir los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada, calmando los sentimientos de inquietud y nerviosismo.

Otro estudio de 2017, que investigó a un grupo de 26 personas que dieron clases de yoga Kundalini durante tres meses, descubrió que practicar este tipo de yoga puede ayudar a disminuir los niveles de cortisol y el estrés percibido.

beneficios del kundalini yoga

Finalmente, algunas investigaciones sugieren que el Kundalini yoga también puede ayudar a prevenir el deterioro cognitivo y aliviar los síntomas de la depresión.

Los efectos positivos del Kundalini yoga en la salud mental, en particular, pueden marcar una gran diferencia en la forma en que abordas la vida, lo que nos lleva al siguiente punto: el despertar de Kundalini.

¿Qué es el despertar de Kundalini?

Muchas personas que practican Kundalini yoga afirman experimentar un despertar de Kundalini, que se describe como cuando la energía de la fuerza vital dentro de ti se eleva desde la base de la columna vertebral. Sabes que estás teniendo un despertar de Kundalini cuando tienes más energía, vitalidad, claridad mental y una mayor conciencia. Este sentimiento fugaz te permite concentrarte en las oportunidades de la vida, en lugar de los problemas que se interponen en tu camino.

En general, puedes sentir una sensación de ligereza en tu interior, y notarás que tu mente está más clara y no tienes tantos pensamientos y conversaciones contigo mismo. En definitiva, alejas tus preocupaciones y/o miedos para sentirte más en paz.

¿Es el Kundalini yoga un buen ejercicio?

Aunque el objetivo del yoga Kundalini no es necesariamente mejorar la fuerza y ​​la flexibilidad como otros tipos de yoga, sigue siendo un buen ejercicio porque tiene variaciones únicas de las posturas de yoga más conocidas que pueden retar a tu cuerpo de nuevas formas. La mayoría de las clases de yoga Kundalini duran más de una hora, a veces 90 minutos, por lo que estarás activo durante bastante tiempo.

Posturas de kundalini yoga para principiantes

Dado que la base del Kundalini yoga consiste en utilizar la energía que proviene de la columna, no es de extrañar que muchas de las posturas que hagas en clase te ayuden a mejorar la fuerza y ​​la flexibilidad de la cadena posterior (los oblicuos externos, el erector de la columna, los gemelos, los isquiotibiales, multifidus y glúteos). La postura gato-vaca, la flexión espinal y los giros de cadera son algunas de las posturas de yoga que también encontrarás en las clases de yoga Kundalini para principiantes.

Sin embargo, algunas posturas de yoga son exclusivas de la práctica, como la de la rana. Esta es una gran postura para mejorar la energía y la vitalidad, ya que ayuda a mover la energía de los primeros tres centros del cuerpo (chakras) hacia arriba en la columna.

Cómo hacer la postura de la rana

  1. Ponte de pie sobre una colchoneta de yoga y coloca los talones junto con los dedos de los pies hacia afuera.
  2. Baja el cuerpo haciendo una sentadilla y levantando los talones de la colchoneta pero manteniéndolos juntos.
  3. Coloca las yemas de los dedos en la esterilla y alinea las rodillas sobre los dedos de los pies.
  4. Inhala mientras levantas las caderas hacia arriba y estiras las piernas.
  5. Exhala y vuelve a la posición en cuclillas.

Cómo hacer la postura del arquero

Otra postura clásica de Kundalini yoga es el arquero. Este movimiento desarrolla el centro del ombligo, la fuerza de voluntad y el coraje. Además, fortalece todo el cuerpo, lo que atrae oportunidades y prosperidad a tu vida. Sigue estos pasos para hacer esta postura:

  1. Da un paso con el pie derecho hacia adelante con los dedos hacia el frente de la colchoneta y el pie izquierdo hacia atrás, a unos 50 centímetros de distancia. Gira el pie izquierdo 45 grados con el talón hacia atrás y los dedos hacia adelante.
  2. Dobla la rodilla derecha y los dedos en las palmas de las manos, con los pulgares hacia arriba.
  3. Tira del codo izquierdo hacia atrás como si estuvieras tirando de un arco y una flecha, con el puño izquierdo cerca del hombro izquierdo y el brazo derecho extendido hacia adelante paralelo al suelo.
  4. Enfoca tu mirada más allá del pulgar derecho hasta el infinito.

Postura erradicador del ego

  1. En una colchoneta de yoga, siéntate con las piernas cruzadas y levanta los brazos a un ángulo de 60 grados hacia los lados, manteniendo los codos rectos y los hombros hacia abajo.
  2. Mueve la cabeza hacia atrás.
  3. Dobla las yemas de los dedos hacia la base de los dedos, estira los pulgares hacia atrás y únelos. Mantém los ojos cerrados y la mirada alta.
  4. Comienza la respiración, de forma rápida y con cierto ritmo.
  5. Inhala profundamente y levanta las puntas de los pulgares para unirlos por encima de la cabeza. Luego, abre los pulgares.
  6. Exhala y relaja los brazos a los lados.

Bibliografía

  • Gabriel, M. G., Curtiss, J., Hofmann, S. G., & Khalsa, S. B. S. (2018). Kundalini Yoga for Generalized Anxiety Disorder: An Exploration of Treatment Efficacy and Possible Mechanisms. International Journal of Yoga Therapy, 28(1), 97–105. https://doi.org/10.17761/2018-00003.
  • García-Sesnich, J., Flores, M., Ríos, M., & Aravena, J. (2017). Longitudinal and immediate effect of Kundalini Yoga on salivary levels of cortisol and activity of alpha-amylase and its effect on perceived stress. International Journal of Yoga, 10(2), 73. https://doi.org/10.4103/ijoy.ijoy_45_16.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario