Qué te dice tu cuerpo si no puedes estirar los brazos sobre tu cabeza

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

¿Alguna vez te ha pasado que has querido estirarte para coger algo de un estante alto y has sentido un fuerte tirón en tu hombro?

Enderezar los brazos sobre tu cabeza es una tarea que depende del rango de movilidad que tengan tus hombros. La flexibilidad de esta zona es crítica para muchas personas cuyo rango de movimiento es bastante limitado, lo que explica el dolor que se puede llegar a sentir al hacer cosas pequeñas (en algunos casos hasta cepillarse el cabello).

Si tu caso particular se asemeja a esto, es recomendable que incorpores a tu rutina algunos ejercicios de fortalecimiento y estiramiento que van a ayudar mucho para mejorar la movilidad de la zona y reducir la tensión del músculo. No obstante, antes de añadir a tu rutina alguno de estos ejercicios, te recomendamos que identifiques cual es tu problema en concreto.

Los mejores estiramientos para hombros rígidos

Causas por las cuales no puedes estirar los brazos hacia arriba

1. Tienes el core débil

Si tu core carece de suficiente fuerza, es común que tu espalda baja se extienda demasiado y tus costillas se ensanchen. Esto, junto con una movilidad limitada en la columna torácica (o parte superior de la espalda), hace que tu cuerpo dependa de la columna lumbar (parte inferior de la espalda) para recibir apoyo.

Como solución a este problema, puedes desarrollar tu fuerza central. Un ejemplo de ejercicio simple para este caso serían las planchas.

1.1 Plancha alta

  1. Arrodíllate en el suelo con las manos y las rodillas, generando cuatro puntos de apoyo.
  2. Mantén los brazos extendidos y las manos paralelas a los hombros.
  3. Extiende las piernas, manteniéndolas rectas.
  4. Evita a toda costa bajar o subir de más tu cadera.
  5. Mantén tu cuerpo (desde la cabeza hasta los pies) en una línea recta.
  6. Aguanta de 30 a 60 segundos.
Ejercicios para mejorar la movilidad de los hombros

2. Tienes los hombros agarrotados

¿Al estirar los brazos no puedes alinear completamente los codos, o incluso duele un poco? Esto también esta asociado a limitaciones en el rango de movimiento del hombro. Como resultado, puedes estirar los brazos sobre tu cabeza, pero los codos aun quedan ligeramente doblados.

Estiramientos como el «hilo de la aguja» pueden ayudarte a suavizar este problema poco a poco, ya que afloja los músculos tensos.

2.1 Estiramiento «Enhebrar la aguja»

  1. Arrodíllate en el suelo con las manos y las rodillas (otra vez en cuatro puntos de apoyo).
  2. Extiende los brazos frente a ti, luego pasa el brazo derecho por debajo del brazo izquierdo, extendiendo el lado izquierdo.
  3. Mantén y repite del otro lado.

3. Tienes rígidos los músculos del hombro

Es posible que tu problema sea que sientas los músculos de tus hombros fatigados o apretados realizando incluso las tareas más sencillas. Si es tu caso, estás experimentando un «choque» en el hombro, el cual ocurre al final de tu rango de flexión.

Esto sucede debido a la falta de espacio para que los tendones y el manguito rotador se deslicen suavemente. Para corregir este problema, deberás darle un poco más de importancia al estiramiento para así alargar y estirar los músculos más tensos.

Una alternativa, es usar el rodillo de espuma como tu aliado: masajea con él tus pectorales y tus dorsales. Con esta tarea vas a aumentar el flujo de sangre en el área y con el tiempo notarás como disminuye el dolor.

El rodillo de espuma puede mejorar la movilidad de tus hombros

Conclusión

Los casos de fatiga o limitaciones en los hombros son muy comunes, mucho más en las personas que entrenan constantemente dicha parte del cuerpo pero no le toman mucha importancia a los estiramientos.

Corregir dichas limitaciones es una tarea que solo te va a llevar unos minutos de tu tiempo y un poco de dedicación. Al final, va a contribuir a que te sientas mucho más ligero cada día.

Referencias

  • Galic, B. Can’t straighten your arms over your head? here’s what your body is trying to tell you. Para Livestrong [Revisado en febrero de 2020].
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario