Tipos de fuerza

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (24 votos, promedio 3,67 de 5)
Cargando…

En primer lugar, debemos saber que el término fuerza hace referencia a la capacidad neuromuscular para vencer o soportar una resistencia. Dependiendo del tipo de resistencia a vencer, la duración de esta o la velocidad, podemos distinguir diversos tipos de fuerza:

Fuerza máxima

Es la capacidad neuromuscular de efectuar la máxima contracción voluntaria estática o dinámica, es decir, la mayor carga que un individuo puede desplazar en un movimiento. Este tipo de fuerza dependerá de una serie de factores, tales como la sección transversal del músculo, la coordinación intermuscular e intramuscular, y a nivel energético tenemos el sistema fosfágeno como principal fuente de producción de ATP.

Refiriéndonos al concepto fuerza máxima estática, entendemos que es la capacidad neuromuscular de efectuar la máxima contracción voluntaria para vencer una resistencia estática; por otro lado, la fuerza máxima dinámica es la capacidad neuromuscular de efectuar la máxima contracción voluntaria para desplazar una resistencia.

A la hora de desarrollar nuestra fuerza máxima, deberemos trabajar con cargas máximas, del más del 95%, y submáximas, más del 85%. Este tipo de entrenamiento deberá realizarse al comienzo del programa, ya que tendremos la musculatura menos fatigada. Posteriormente deberemos dar reposo a los músculos trabajados por un período de 36 a 48 horas, para rellenar completamente los depósitos de energía consumidos.

Fuerza velocidad (Potencia)

Es la capacidad de nuestro sistema neuromuscular para superar una resistencia con la mayor velocidad de ejecución posible. Este tipo de fuerza dependerá de el número de unidades motrices implicadas simultáneamente, la velocidad de contracción de las fibras musculares implicadas en el ejercicio, la fuerza de contracción muscular de las mismas, es decir, el grosor de la sección transversal del músculo, y a nivel energético, de la glucólisis anaeróbica, en la cual se degrada glucosa sin presencia de oxígeno, produciendo ácido láctico como residuo.

Para desarrollar este tipo de fuerza, deberemos trabajar con cargas entre el 65% y el 85%. Cuanto mayor sea la carga a vencer, más dependerá la potencia de la fuerza máxima. En cambio cuanto menor sea la carga, dependerá menos de la velocidad de contracción.

Fuerza resistencia

Es la capacidad que tiene el organismo de oponerse a la fatiga en esfuerzos de duración prolongada. Dependerá del nivel de fuerza máxima, ya que a mayor fuerza máxima, mayor número de repeticiones podremos realizar en una serie. A nivel energético, puede predominar tanto la glucólisis aeróbica como la anaeróbica.

Para desarrollar este tipo de fuerza utilizamos cargas entre el 50% y el 65% de la carga máxima, lo cual implica una mayor glucólisis anaeróbica. Con cargas menores al 50%, implicará una mayor glucólisis aeróbica.

Otros tipos de fuerza

Otro de los tipos de fuerza que existen es la fuerza absoluta, aquella que se genera independientemente del peso corporal del individuo.

Otra sería la fuerza relativa, que es el cociente entre la carga desplazada y el peso corporal de la persona:

FR= carga/peso corporal

Y por último, tenemos la fuerza límite, que definimos como la fuerza máxima voluntaria añadiéndole un plus, es decir, con una reserva de fuerza utilizable que puede venir dado por factores psicológicos como la motivación, o el uso de drogas.