¿Cómo bajar de peso rápido con el entrenamiento EMOM?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El entrenamiento EMOM es un desconocido en el mundo del fitness. Sin embargo, realizándolo correctamente podrás obtener numerosos beneficios; entre ellos, bajar de peso y mantenerte en forma.

¿Qué es el EMOM?

Podemos definir el EMOM como una metodología de entrenamiento que tiene su origen dentro de la disciplina deportiva del Crossfit.

El entrenamiento EMOM surge del acrónimo de (Every Minute On the Minute), que en inglés significa “cada minuto en el minuto”. En este tipo de entrenamiento será necesario realizar un número determinado de repeticiones o tantas como se pueda dentro de un minuto. El tiempo que resta hasta completar los sesenta segundos y que llegue el siguiente minuto se utiliza como descanso. En resumidas cuentas, deberás realizar un determinado ejercicio dentro de 60 segundos y descansar el tiempo restando hasta completar este.

Por tanto, podemos definir al EMOM como una metodología de entrenamiento bastante intensa al igual que el entrenamiento HIIT, pero que puede adaptarse a cualquier nivel y cualquier individuo. Para ello, solo habrá que modificar las repeticiones prescritas o la naturaleza de los ejercicios.

Te recomendamos incluir EMOM al final de tus sesiones de entrenamiento para finalizar el ejercicio con una buena intensidad o incluir un EMOM con ejercicios más suaves al inicio de cada sesión, lo que te permitirá activarte y preparar tu musculatura para el trabajo posterior.

Rutina de ejercicio de burpees EMOM

¿Cuáles son los beneficios que puede aportarte este tipo de entrenamiento?

Al igual que en el entrenamiento de alta intensidad, en el EMOM deberás realizar cada ejercicio con la máxima intensidad posible para que el entrenamiento sea lo más efectivo. Si realizas el entrenamiento con la intensidad necesaria podrás disfrutar de los siguientes beneficios:

1. Llevar un seguimiento de tu progreso

Si anotas el tiempo que tardas en realizar cada ejercicio o el número de repeticiones que realizas en cada 60 segundos, podrás comparar semana a semana si has mejorado o necesitas un empujón extra para ir más rápido.

2. Puedes vigilar la técnica de los ejercicios

Al tener ese periodo de recuperación entre ronda y ronda, además de descansar y recuperar fuerzas puedes corregir la técnica en el caso que fuse necesario.

3. Evitarás el aburrimiento

No hay nada más aburrido que hacer el mismo ejercicio una y otra vez, por lo que ponerte el reto de luchar contra el reloj te mantendrá siempre motivado o motivada a no tirar la toalla hasta el momento de completar tu entrenamiento.

4. Evitarás distracciones

Las pérdidas de tiempo entre descansos es muy frecuente en el gimnasio. Es normal ver a personas alargar sus tiempos de recuperación mientras están con el móvil o hablando con compañeros. Con el entrenamiento EMOM evitarás este tipo de situaciones, ya que deberás estar pendiente del tiempo en todo momento para comenzar a realizar el ejercicio.

5. Variedad en tu día a día

La variedad en los entrenamientos, además de hacer que tu cuerpo necesite adaptarse a ese cambio de ejercicios, permite que se cree adherencia en la práctica deportiva.

Si cada día optas por un tipo de entrenamiento, nunca te aburrirás, ya que cada día será diferente y en cada entrenamiento tendrás unas sensaciones diferentes.

6. No te quitará mucho tiempo

La falta de tiempo es una de las excusas más utilizadas en el mundo de la actividad física y el entrenamiento. Pero con el entrenamiento EMOM, no tendrás ese escudo con el que respaldar tu pereza. En este tipo de entrenamientos no necesitarás invertir más de 20 o 30 minutos, por lo que puedes realizarlos en cualquier momento y sin necesidad de ningún tipo de material.

7. No necesitas material

La mayoría de los entrenamientos que siguen la metodología EMOM, están compuestos por bloques de ejercicios que se realizan con autocarga, es decir, sin ningún tipo de material. Por tanto, el EMOM se considera un entrenamiento muy útil para esos momentos que se nos hace realmente difícil acudir al gimnasio.

Las claves para la pérdida de peso

Cuando hablamos de pérdida de peso, debemos dejar claro que a lo que realmente nos estamos refiriendo es a la pérdida de grasa. Una bajada de peso que se vea reflejada solamente por la disminución del número de la báscula no será lo más adecuado, ya que la pérdida de kilos debida a la falta de energía provocará una disminución de la masa muscular, un tejido imprescindible para nuestra salud.

La combinación de restricción de energía o comida, junto con actividad física regular y el autocontrol son los tres pilares necesarios para no solo bajar de peso, sino mantener los resultados con éxito a lo largo del tiempo.

Olvídate de la báscula y céntrate en los perímetros de tus contornos corporales. Realiza mediciones de tu abdomen, cadera, piernas, brazos y pectoral para comprobar tus progresos. Solo de esta manera como puedes tener un feedback totalmente fiable de si tu progreso está yendo por el buen camino o necesitas cambiar lo que estás realizando porque no estás obteniendo los resultados que esperabas.

Si quieres mejorar tu composición corporal de manera saludable y sin poner en riesgo tu salud, te aconsejamos que te pongas en manos de un entrenador/a y un dietista o nutricionista que trabajen en sinergia adaptando cada una de las variables a tu contexto e individualizando las pautas en función de tu evolución y necesidades.

Algunos de los entrenamientos EMOM más conocidos entre los deportistas

Existen entrenamientos EMOM muy populares que se van transmitiendo entre deportistas y que se marcan como referencia para este tipo de metodología de entrenamiento. A continuación veremos algunos de los entrenamientos EMOM más populares en el mundo del Crossfit.

Chelsea

Este bloque de ejercicios se deben realizar sin carga. Deberás descansar el tiempo restante que te quede tras completar todas las repeticiones de:

  • 5 dominadas.
  • 10 flexiones.
  • 15 sentadillas con autocarga.

Este bloque se debe repetir durante 30 minutos, pero te recomendamos que lo adaptes a tu nivel. Una buena opción será ir añadiendo tiempo conforme pasen las semanas hasta completar la media hora de entrenamiento.

Mary

Este bloque es realmente complejo, por lo que si estás empezando en el entrenamiento te sugerimos que adaptes los ejercicios a otros de nivel más bajo.

  • 5 flexiones desde pino.
  • 10 Pistol o sentadilla a una pierna.
  • 15 Dominadas.

Debes realizar estos 3 ejercicios durante un periodo de tiempo de 20 minutos, descansando como siempre, cada vez que finalices una ronda y el tiempo restante del minuto.

Barbara

Aquí la metodología es diferente. Deberás realizar 5 rondas en un tiempo de 3 minutos, descansando lo que sobre para completar estos 180 segundos.

  • 20 dominadas.
  • 30 flexiones.
  • 40 sit-ups.
  • 50 sentadillas

Conclusión

Si quieres bajar de peso a la misma vez que mejorar tu condición física, el entrenamiento EMOM debe ser tu aliado.

Es un entrenamiento rápido y sin material que pondrá a prueba tu fuerza y resistencia a la misma vez que lucharás contra el tiempo. Si nunca has escuchado hablar de él, te retamos a que lo pruebes un par de veces por semana. Eso si, será muy importante que tu monitor o monitora de gimnasio puedan adaptar los ejercicios a tu nivel para evitar que te hagas daño o puedas sufrir cualquier tipo de lesión.

Referencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario