Desmontamos algunos de los peores consejos que se suelen dar en los gimnasios

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Contenido del artículo

En numerosas ocasiones escuchamos en las salas de musculación las típicas charlas entre amigos que se aconsejan unos a otros, seguramente con su mejor intención.

La mayoría de las veces un usuario con algo de experiencia en entrenamiento aconseja a su compañero que acaba de empezar y no sabe muy bien por donde meterle mano a esto del fitness, otras ocasiones se dan consejos y sugerencias de algún dato que han leído por internet. Mención aparte merecen los famosos «gurús» de los gimnasios que se basan en su experiencia en la musculación pero sin ninguna base científica para aconsejar a los novatos en este sector.

Descubre cuáles son los peores consejos que puedes escuchar dentro de un gimnasio.

Consejos que se suelen escuchar en los gimnasios

7 malos consejos que se pueden escuchar en el gimnasio

1. Situarse con las piernas abiertas/cerradas para realizar sentadilla

Seguro que ya más de una vez alguien de tu entorno te ha aconsejado sobre la posición de tus piernas en la sentadilla.

Algunos recomiendan realizar las sentadillas con las piernas lo más abiertas posible para así proteger a tu menisco. Por el contrario, estoy seguro de que te habrán comentado también todo lo contrario:mantener las piernas totalmente cerradas a la hora de realizar el ejercicio para concentrar mucho más el esfuerzo.

Para realizar una buena sentadilla tus piernas deberán quedar estiradas y ligeramente con una anchura superior a la anchura de los hombros. Las puntas de los pies deben apuntar ligeramente hacia los lados para mantener en la bajada la alineación de la rodilla.

Si las piernas las sitúas excesivamente abiertas, la ejecución del ejercicio se complica y si optas por lo contrario, demasiado cerradas estarás implicando una musculatura diferente a la que el ejercicio original activa.

técnica para sentadilla

2. Perdona, estás ejecutando mal el ejercicio en esta máquina

Las salas de musculación están llenas de «entrenadores personales». No es difícil encontrase usuarios corrigiendo a otros no tan expertos en el funcionamiento de las máquinas de los ejercicios.

Estos se basan en su propia experiencia o en vídeos  que han estado visualizando por internet.

Debes tener mucho cuidado con este tipo de personas, ya que a veces no anda del todo desencaminados en la idea que quieren explicar pero una cosa es lo que han visto y otra muy diferente es la ejecución que tienen al realizar lo que previamente han visualizado. Muchos de ellos ensucian la técnica y realizan el ejercicio completamente diferente a lo que ellos piensan que están haciendo.

Por otro lado, debes tener en cuenta que internet es una zona abierta donde cada uno de nosotros podemos colgar lo que veamos conveniente sin por ello estar haciendo lo correcto.

Mi consejo es que leas las instrucciones de las máquinas. Hay te describen correctamente la posición y ejecución del movimiento y si aún con eso sigues con dudas, pregúntale a tu monitor de sala. Estoy seguro que estará encantado de poder ayudarte. De esta manera recibirás la opinión de un profesional del sector.

Cómo ejecutar la técnica en máquinas de gimnasio

3. Añade más peso si quieres obtener resultados

Esto es una de las obsesiones de la mayoría de los usuarios del gimnasio. Sobretodo para los chicos.

Es fácil poder observar usuarios con cargas elevadas y una pésima técnica. De esta manera creen estar haciendo lo correcto y trabajando correctamente. Siento decirte que es un gravísimo error.

No puedes coger un peso superior al que te permita hacer una ejecución correcta. Además, deberás ir subiendo el peso de manera progresiva si no quieres hacerte daño.

Deberás ser prudente a la hora de levantar peso, en esto del gimnasio y el fitness más muchas veces no quiere decir que sea mejor. Debes realizar una técnica correcta y no tener prisas en subir de peso. Un ejercicio por mucho peso que le pongas si tu técnica no es correcta estarás dejando al músculo diana (músculo principal al que va dirigido el ejercicio) sin ningún tipo de estímulo, ya que el cuerpo tenderá a compesar la sobrecarga tirando con los músculos agonistas y antagonistas.

¿Más peso para obtener resultados?

4. Para marcar abdominales debes hacer muchos encogimientos

Es uno de los mayores mitos que se suelen escuchar en el mundo del fitness. No es difícil encontrar a usuarios que asisten a las salas de musculación con la idea de hacer 1000 encogimientos para abdomen con la ilusión de verse algún día esa musculatura bien marcada.

Lo cierto es que es un claro error. Con esto solo conseguiremos hacernos daño en la columna vertebral por el continuo movimiento de flexión de los discos vertebrales.

Si realmente quieres lucir un vientre plano y con un buen six pack deberás cuidar tu alimentación. Y es que, cómo se suele decir, los abdominales se crean en la cocina. Crea déficit calórico y limítate a entrenar la zona del abdomen de dos a tres días como mucho a lo largo de la semana.

¿Cuáles son los mejores ejercicios de abdomen?

5. No importa el calzado con el que entrenes

En este punto quiero hacer referencia principalmente al calzado, pero sin descuidar la ropa con la que se accede a los centros deportivos para practicar deporte.

Debes utilizar una ropa cómoda y apta para la práctica deportiva que vayas a realizar. Con apto me refiero al tipo de indumentaria, por ejemplo, no es lo mismo equiparse para jugar un partido de fútbol que para hacer ciclismo.

Centrándonos en el calzado deportivo, solo quiero comentar que cada vez está más de moda la especialización de las zapatillas para la práctica de deporte. Esto es algo que puede beneficiarnos a escoger el calzado adecuado según nuestros intereses, pero no debes volverte loco/a en busca de unas zapatillas para cada deporte que practiques.

Una buena opción sería contar con dos tipos de zapatillas deportivas: unas para practicar deporte en sala y otras más especializadas para salir a correr o actividades al aire libre.

qué calzado utilizar en el gimnasio

6. Arquear tu columna en el press de banca

Esto es una frase muy común de los usuarios que se dedican a leer por internet sin prestar mucha atención a los artículos en todo su contexto.

Cada vez se está poniendo de moda cambiar la técnica del press de banca para implicar un poco más al músculo del pectoral y restarle trabajo al deltoides. Hasta ahí todo correcto. El problema viene cuando sacamos la frase de contexto para decirle a nuestro compañero que para hacer bien el press de banca debe de arquear la columna.

En deportes como el Powerlifting la técnica del press de banca es ligeramente diferente que el press de banca que se realizar en la mayoría de gimnasios.

En Powerlifting se hace una retracción escapular de manera que el cuerpo queda apoyado entre el glúteo, las escápulas, la cabeza y las plantas del pie. Esta técnica permite levantar más peso y proteger la tensión de los hombros. Esto es correcto, pero tenemos que diferenciar esa técnica a la de un usuario normal que, sin colocarse en esa postura inicial comienza con una postura de la columna totalmente apoyada en el banco de press y que, debido a la fatiga muscular, comienza a arquear la espalda para levantar el peso.

Esto es un grave error, ya que esa acción es indicadora de que el peso con el que está haciendo el ejercicio es demasiado elevado y por lo tanto deberás bajar kilos para realizar la siguiente serie si no quieres tener problemas de espalda.

¿Se debe arquear la espalda en el press de banca?

7. Debes balancearte al hacer jalón al pecho

Una de las máquinas donde más errores se ven es en las poleas, más concretamente en la máquina de jalón para espalda.

Algunos usuarios aconsejan realizar un balanceo hacia detrás a la hora de llevar la barra al pecho. Éstos argumentan que de esta manera trabajarás mucho más el dorsal.

Esto no llega a ser del todo cierto ya que una ligera inclinación para poder darle ángulo al cable que nos permita bajar sin darnos en la cabeza es correcto, pero no debemos caer en el error de inclinarnos demasiado hacia detrás. Con esta inclinación lo que conseguiremos será crear un mayor estrés en la zona de la espalda baja, que se traducirá en sobrecarga y posible lesión lumbar.

Cómo ejecutar correctamente el jalón al pecho

Conclusión

Muchas de las cosas que se suelen escuchar en los gimnasios carecen de base científica, por lo que debes juzgarlo y consultar con un profesional del sector. No existe nadie mejor para poder corroborar o desmentir la información sobre un sector que la persona que se dedica a ello y tiene los conocimientos suficientes, no solo como propia experiencia si no con una base científica.

Referencia

  • Melone, Linda. Unsolicited Fitness Advice to Ignore…or Not. Para Livestrong. ⌊Revisado en noviembre de 2016⌋.

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!