¿El músculo se transforma en grasa cuando dejamos de hacer ejercicio?

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Una creencia usual de todo deportista novato es creer que la grasa se puede convertir en músculo al hacer ejercicio, y que, al dejarlo, los músculos pasan a ser grasa. Sin embargo esto no es así: es imposible que un tejido se convierta en otro, pues grasa es grasa y músculo es músculo, ambos son tejidos completamente diferentes.

Naturalmente esta confusión se ha creado porque nosotros solo vemos nuestro cuerpo y sus cambios externos, y claro, al ver que cuando hacemos ejercicio estamos »musculosos» y al dejar de hacer ejercicio, la grasa se nota más, se puede claramente pensar que nuestros trabajados músculos se han convertido en grasa.

Para saber lo que realmente ocurre con la masa muscular cuando dejamos de hacer ejercicio, debemos conocer y entender cómo funciona cada tejido y sus claras diferencias.

¿La grasa y el músculo son tejidos iguales?

¿Se pueden eliminar las células adiposas?

Lo primero que debemos distinguir serán los diferentes medios de  los cuales se puede obtener la grasa y el músculo, los cuales son la dieta y ejercicio. Por su parte, solemos creer que la grasa no es más que una banda de exceso de tejido alrededor de la cintura o en los muslos; sin embargo, es mucho más que eso: es un conjunto de miles de células únicas que tienen la capacidad de retener el líquido.

Las células de grasa responden a ciertas condiciones del cuerpo de tres maneras: se reducen cuando disminuimos las cantidades calóricas de los alimentos que consumimos, permanecen igual cuando hay calorías adecuadas o crecen si hay exceso.

Naturalmente se desean eliminar esos »rollitos» de grasa extra siguiendo una dieta estricta; sin embargo, para almacenar grasa no necesariamente tienes que consumirla, es decir, parte de las proteínas y los carbohidratos también pueden fácilmente convertirse en células de grasa, y hay que tener siempre en cuenta, que por lo general, el cuerpo no puede perder las células grasas a menos que las elimines quirúrgicamente.

¿Cómo se ganan o pierden las células de grasa?

¿Se pueden crear y mantener las células musculares?

La célula muscular, en general, se la conoce como fibra muscular. Sin embargo, es la fibra la que en realidad crea las células, pues cientos de fibras musculares trabajan juntas para formar cada célula muscular.

El músculo o las células musculares aumentan cuando el cuerpo se somete a estrés mediante rutinas de ejercicio o períodos de algún deporte. Por lo tanto, cuando se detiene la implementación de estrés, en consecuencia este dejará de aumentar, pues los músculos ya no están sujetos a las mismas demandas bajo las cuales fueron construidos.

Es decir, las personas pierden músculo cuando suspenden o abandonan un entrenamiento de rutinas que se habían implementado por un período determinado, debido a que no hay una demanda regular (provocada por el entrenamiento), y por ende, este disminuye lentamente.

¿Cómo se ganan o pierden las células musculares?

Conclusión

El músculo no se puede convertir en grasa, pero sí puede disminuir su tamaño (con la inactividad) y ser reemplazado por la grasa si una persona se excede constantemente en la alimentación.

El cuerpo no transformará físicamente la grasa en músculo, o dejará que el músculo se convierta en grasa, las elecciones y hábitos individuales determinan cuánta grasa o músculo habrá en el cuerpo. Recuerda que tus decisiones son las que tendrán el mayor impacto en tus objetivos de conseguir un mejor estado físico.

¿El músculo puede transformarse en grasa?

Referencias

  • Redmond, B. Does Muscle Turn Into Fat With No Exercise? Para Builtlean [Revisado en octubre del 2018].
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

¡Únete a nuestro nuevo grupo de ofertas en telegram!

Deja un comentario