Cómo los alimentos ultraprocesados destruyen tu salud y tu físico

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Seguro que has oído hablar de que los alimentos ultraprocesados destruyen tu salud. De este modo, probablemente en muchas ocasiones has decidido dejarlos a un lado y centrarte en aquellos más sanos, como las frutas y las verduras, las carnes a la plancha o las pastas integrales, por ejemplo. Pero no es tan fácil. Una de las razones es que los alimentos ultraprocesados pueden ser deliciosos, y no es sencillo apartarte de algo tan atrayente. Con el fin de que entiendas que no solo es una cuestión de peso, sino que tu salud también está en juego, a lo largo de este artículo hablaremos de su composición y sobre cómo conseguir evitar su consumo. No será un proceso agradable, pero estamos seguros de que lo conseguirás.

¿Qué son los alimentos ultraprocesados?

Son alimentos y bebidas elaborados a partir de ingredientes refinados, extraídos de otros alimentos. Destacan, sobre todo, porque están formados a partir de una combinación cuidada de azúcar, sal, grasa y aditivos. Esta mezcla está estudiada con el propósito de resultar muy atractivos y agradables al consumirlos. La principal consecuencia es que su ingesta se puede convertir en un hábito al resultar tan adictivos.

A todo lo anterior se le añade la facilidad de preparación de los mismos. Esto se debe a que los productos ultraprocesados apenas requieren elaboración, ya que normalmente se venden listos para consumir o, por ejemplo, para freír u hornear unos minutos. Así, el consumidor no solo se siente atraído por ellos porque son deliciosos, sino que al comprarlos ve una oportunidad de ahorrar tiempo en su día a día y poder dedicárselo así a otras actividades más ociosas.

Igualmente, no es extraño encontrar en este tipo de productos un formato y una publicidad más llamativos. No es coincidencia, ya que están diseñados para motivar e incentivar aún más su consumo.

alimentos ultraprocesados destruyen tu salud

Características de los productos ultraprocesados

Ya hemos destacado hasta este punto numerosas características negativas respecto a estos alimentos, pero aún hay más. Así, desde el punto de vista nutricional, destacan por tener una alta densidad calórica y una baja densidad nutricional. Esto quiere decir que son alimentos y bebidas que aportan muchas calorías, pero muy pocos nutrientes de interés.

La gran mayoría posee altas cantidades de azúcar, grasas de mala calidad y sal. Igualmente, suelen ser pobres en fibra, grasas insaturadas, vitaminas y minerales. Este conjunto demuestra que los alimentos ultraprocesados destruyen tu salud.

Efectos de los alimentos ultraprocesados

Son muchos los efectos que producen en el organismo los alimentos ultraprocesados. A continuación describimos los más destacados.

Bajo poder saciante

Su bajo poder saciante provoca que no controlemos su ingesta. El cuerpo tarda mucho en sentirse lleno con este tipo de alimentos, por lo que se consume muchas más cantidad de la recomendada para el organismo.

Elevación de la insulina

La elevada presencia de azúcares y grasas, y su alto grado de procesamiento, provoca picos altos de insulina. Estos están asociados a un mayor riesgo de sufrir diabetes, obesidad e hipertrigliceridemia.

Atracción y dependencia

La combinación de sus ingredientes genera una alta gratificación cerebral. Esta sensación placentera es recordada por nuestro cerebro, motivo por el que será muy fácil que al verlos sintamos ganas de querer consumirlos de nuevo.

Principales consecuencias de los alimentos ultraprocesados

Ya hemos destacado algunos de los motivos por los que los alimentos ultraprocesados destruyen tu salud. Ahora ha llegado el momento de explicarte algunas de las consecuencias de su consumo.

Aumento de peso y enfermedades cardiovasculares

Una de las consecuencias más destacadas de este tipo de alimentos es el aumento de la grasa corporal. Pero el aumento de peso no lo es todo, ya que los alimentos ultraprocesados también inciden en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares que están muy relacionadas con el azúcar y la grasa. Entre ellas se encuentran el infarto de miocardio o los accidentes cerebrovasculares.

El azúcar produce un pico de glucosa que, de forma repetida y a largo plazo, va a desestabilizar o empeorar los vasos sanguíneos. El empeoramiento de la primera capa de los vasos sanguíneos es el inicio de la acumulación de la placa de ateroma que, a su vez, provoca la obstrucción de las arterias. El desenlace final puede llegar en forma de infarto o de ictus.

Diabetes tipo 2 y cáncer

La diabetes tipo 2 también está muy relacionada con el consumo de azúcar. Las bebidas azucaradas no causan saciedad, por ello provocan que las personas consuman grandes cantidades sin esfuerzo. Esa ingesta lleva a un aumento súbito del nivel de glucosa en sangre que el cuerpo tiene que compensar con una mayor secreción de insulina. De este modo, tiene lugar el deterioro de los mecanismos fisiológicos que se encargan de mantener unos niveles adecuados de glucosa.

Asimismo, cada vez hay más evidencia de que algunos tipos de cáncer, como el de colon y el de mama, están relacionados con el aumento del consumo de ultraprocesados.

El sedentarismo

Como ya hemos comprobado, son muchas las razones por las que los alimentos ultraprocesados destruyen tu salud. Ahora, hay otro factor que consigue aumentar el riesgo de sus efectos, y es el sedentarismo. Si consumimos grasa y azúcar en exceso, pero además no conseguimos quemar parte de estos ingredientes a partir de la actividad física, sin duda el problema se va a multiplicar. El cuerpo necesita hacer ejercicio, fortalecerse. Por lo tanto, si además de una mala alimentación añadimos la falta de movimiento en nuestro día a día, todos los factores están en nuestra contra.

alimentos ultraprocesados destruyen tu salud

¿Cómo evitar el consumo de alimentos ultraprocesados?

Parece una batalla imposible de ganar, pero tan solo necesitamos un poco de fuerza de voluntad y desear la salud de nuestro cuerpo para olvidarnos de los alimentos ultraprocesados, al menos en su gran mayoría. Para ayudarte en el proceso, a continuación te ofrecemos algunos consejos para conseguir tu objetivo.

Lista de alimentos ultraprocesados

En primer lugar, es importante que realices una lista en la que indiques qué alimentos procesados consumes y en qué momento del día lo haces. También es aconsejable apuntar con quien estás, dónde te encuentras y cómo te sientes. Esta información te dará muchas pistas sobre las señales que te motivan a consumirlos. Una vez tengas todos estos datos analizados, piensa si los consumes en respuesta a una necesidad de hambre real o si, por el contrario, lo haces para sentir placer.

Si la razón es la primera, piensa en otros alimentos no procesados que puedan sustituirlos y que también te gusten. Si hablamos de alimentos dulces, puedes probar a sustituirlos por fruta con chocolate negro, pan integral con crema de frutos secos o yogur natural con avena y cacao puro. En el caso de que sean salados, prueba a consumir frutos secos al natural, pan con queso, patés vegetales o aceitunas, entre otros.

Ahora, si el consumo de los alimentos ultraprocesados se debe al placer, haz un listado de las actividades que te hacen sentir bien y que son totalmente sanas. Estas pueden ser leer, ver la tele, dibujar o salir con los amigos.

Planificar un menú semanal

Las prisas o la falta de imaginación nos invitan a consumir alimentos procesados que se hacen en poco tiempo y sin pensar mucho. Por ello, una buena opción es planificar un menú semanal para que, llegado el día, solo tengamos que pensar en el tipo de receta que vamos a elaborar, teniendo claro el alimento principal.

Lista de la compra cerrada

En el momento que hayas previsto las comidas de la semana, elabora una lista con todos los ingredientes que te harán falta. En esta no incluyas ningún producto ultra-procesado. Es más, cuando vayas a realizar la compra, básate en esa lista y no compres nada que no esté apuntado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.