Todos los beneficios que aporta el jengibre si lo consumes a diario

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Los beneficios que aporta el jengibre son sorprendentemente amplios, hasta el punto de que es considerado como uno de los mejores “súper alimentos”.

¿Pero qué aspectos abarcan esos beneficios? Muchas personas hablan sobre ellos, pero muy pocas saben realmente cuáles son las aplicaciones terapéuticas del jengibre y las razones por las cuales deberíamos consumirlo con regularidad.

Si estás pensando en agregar jengibre a tu dieta diaria, conocer nuevos remedios caseros o simplemente ampliar tus conocimientos sobre este interesante tubérculo, entonces sigue leyendo.

Los beneficios que aporta el jengibre

Los beneficios del jengibre pueden obtenerse en cualquiera de las diversas presentaciones del tubérculo. Por lo tanto, si deseas usarlo como ingrediente de cocina en polvo, encurtido o fresco, es viable.

Cabe destacar que se trata de un ingrediente muy versátil, por lo que podrás aprovecharte de sus beneficios tanto si decides comerlo a diario como si deseas comerlo sólo cuando necesitas algún remedio.

Jengibre fresco

Propiedades

El éxito del jengibre como súper alimento reside en sus propiedades únicas. Más allá de su suculento sabor entre picante y ácido, y su atractivo aroma, es un antiinflamatorio natural.

Sus propiedades también fomentan la buena salud digestiva, pues está compuesto por enzimas, sustancias químicas, minerales y vitaminas que contribuyen al buen funcionamiento del sistema digestivo.

Específicamente, posee enzimas proteolíticas. En el caso de las vitaminas, cuenta con altas concentraciones de vitamina C y B6, las cuales son conocidas por fortalecer el sistema inmunológico.

En el caso de los minerales, el jengibre posee calcio, potasio, fósforo y magnesio. El calcio fortalece los huesos; el fósforo y el potasio son los responsables de reducir la presencia de mareos.

Además, también tiene propiedades antisépticas, por lo que ayuda a eliminar bacterias que pueden ser nocivas para el organismo.

Antioxidante

Si consumes jengibre a diario, debes saber que retrasarás naturalmente el envejecimiento. Esto se debe a que uno de los principales beneficios que aporta el jengibre es su efecto antioxidante.

Pero no sólo eso, sino que también podrás apreciar este beneficio en unos poros más limpios y visualmente sanos. En otras palabras: te ayudará a tener un cutis envidiable.

Cabe mencionar que otra consecuencia del efecto antioxidante radica en el correcto funcionamiento del sistema nervioso central.

Mantiene sano tu sistema digestivo

Los efectos del jengibre en el sistema digestivo son más amplios de lo que dejan entrever sus propiedades antisépticas, por lo que es necesario dedicarle un apartado entero a este aspecto.

Sucede que este alimento actúa directamente sobre la flora bacteriana estomacal, eliminando aquellas bacterias perjudiciales para la buena salud digestiva. Además, ayuda a reducir la acumulación excesiva de gases.

Jengibre cortado

Esto tiene como efecto subsecuente el alivio de los dolores estomacales producidos por una acumulación excesiva de gases. No obstante, también puede ayudar a aliviar el dolor gastrointestinal en otros casos, gracias a sus compuestos fenólicos.

De igual forma, el jengibre aumenta la producción de saliva y bilis, por lo que facilita la digestión de los alimentos, mejorando la calidad del proceso digestivo. A su vez, reduce las posibilidades de sufrir estreñimiento.

Antiinflamatorio

Si sufres de inflamación en alguna parte del cuerpo, entonces deberías de considerar aprovechar las facultades antiinflamatorias del jengibre. El jengibre tiene gingeroles como principal componente, los cuales son una especie de aceite que actúa sobre áreas inflamadas.

El uso del jengibre como remedio natural se puede aprovechar en polvo o en alimento fresco, teniendo el mismo nivel de eficacia en ambos casos, ya que se trata de un antiinflamatorio comestible y no de uso tópico.

No obstante, si deseas potenciar los efectos, puedes mezclar el jengibre con probióticos, los cuales mejorarán la calidad del efecto antiinflamatorio.

Mejora la salud muscular

La gran cantidad de minerales que se encuentran concentrados en la composición del jengibre son responsables de que uno de los beneficios que aporta sea la prevención de dolor muscular y espasmos. Una excelente noticia para cualquier deportista.

Ayuda a combatir algunas enfermedades

Una de las características del jengibre es que cuando se come genera una respuesta altamente calórica en el organismo, aumentado su temperatura. Esto resulta positivo para el sistema inmunológico, hasta el punto de que ayuda a combatir virus como el del catarro común.

Esto está directamente relacionado con que se trate de un alimento con propiedades diaforéticas, pues fomenta el sudor en el cuerpo. Cuando esto ocurre, los síntomas del catarro se reducen.

Consumir alimentos similares, como el té, puede hacer que este efecto sea más efectivo. Además, es una buena opción para mantenerte aliviado durante las temporadas de invierno, en caso de que habitualmente te contagies de catarro durante ellas.

Referencias

  • Del Pueblo, C. E. A. S. (2014). Estudio de las aplicaciones terapéuticas del jengibre.
  • Wood, C. D., Manno, J. E., Wood, M. J., Manno, B. R., & Mims, M. E. (1988). Comparison of efficacy of ginger with various antimotion sickness drugs. Clinical Research Practices and Drug Regulatory Affairs, 6(2), 129-136.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario