Todos los beneficios que aporta la sandía si la incluyes en tu dieta

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

La sandía es una fruta deliciosa y refrescante que puede ser muy buena para ti. Además, existen muchos beneficios que aporta la sandía si la incluyes en tu dieta.

La sandía contiene solo 46 calorías por cada 154 gramos, pero es rica en vitamina C, vitamina A y muchos compuestos vegetales saludables.

Por otra parte, la sandía también es rica en carotenoides, incluidos el betacaroteno y el licopeno. Además, tiene citrulina, un aminoácido muy importante. Conoce aquí todos los beneficios que aporta la sandía si la incluyes en tu dieta.

beneficios sandía

Los beneficios que aporta la sandía

Reduce el riesgo de cáncer y diabetes 

La sandía por dentro es de color rojo. Cuando las frutas tienen esta pigmentación de color rojo significa que contienen un antioxidante llamado licopeno. 

Los estudios demuestran que el licopeno puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer y diabetes. La sandía tiene más de este nutriente que cualquier otra fruta o verdura.

Un corazón más sano

La sandía es rica en un aminoácido llamado citrulina. Este aminoácido puede ayudarte a que exista una mejor circulación de la sangre en tu cuerpo y puede lograr que disminuya tu presión arterial. 

La citrulina puede aumentar los niveles de óxido nítrico en el cuerpo. El óxido nítrico ayuda a expandir los vasos sanguíneos, lo que disminuye la presión arterial.

Tu corazón también disfruta de los beneficios que aporta la sandía si la incluyes en tu dieta. Los estudios demuestran que la ingesta de sandía puede reducir el riesgo de ataques cardíacos. 

Varios nutrientes en la sandía tienen beneficios específicos para la salud del corazón.

Los estudios sugieren que el licopeno puede ayudarte a reducir el colesterol y la presión arterial. Según estudios en mujeres obesas y en mujeres posmenopáusicas, el licopeno también puede ayudarlas a reducir la rigidez y el grosor de las paredes arteriales.

Protege tus articulaciones

La sandía tiene un pigmento natural llamado beta-criptoxantina que puede proteger a tus articulaciones de la inflamación. Algunos estudios demuestran que la ingesta de sandía podría disminuir la probabilidad de contraer artritis reumatoide a largo plazo.

Por otra parte, el alto contenido de agua, los antioxidantes y los aminoácidos de la sandía pueden ayudarte a tener un mejor entrenamiento. 

La sandía también es rica en potasio, un mineral que podría reducir los calambres en el gimnasio. También puedes tomar zumo de sandía después de un entrenamiento o cualquier otra actividad que te haga sudar. Tomar el zumo de sandía podría ayudarte a prevenir el dolor muscular, siempre y cuando no te esfuerces demasiado.

Un pequeño estudio le dio a varios atletas zumo de sandía simple, zumo de sandía mezclado con citrulina o una bebida de citrulina. Ambas bebidas de sandía produjeron menos dolor muscular y una recuperación más rápida del ritmo cardíaco, en comparación con la citrulina por sí sola.

Previene el daño de la piel

El licopeno en la sandía puede hacer que sea menos probable que te quemes con el sol. Además, la sandía posee altos niveles de las vitaminas A, B6 y C lo que ayuda a que tu piel permanezca suave, tersa y flexible.

La vitamina C ayuda a tu cuerpo a producir colágeno, una proteína que mantiene tu piel flexible y tu cabello fuerte.

La vitamina A también es importante para una piel sana, ya que ayuda a crear y reparar las células de la piel.

sandía beneficios salud

Mejora la digestión

Si padeces de una afección digestiva como la enfermedad de Crohn o colitis, la lista de los alimentos que no debes comer durante un brote puede ser larga. Sin embargo, puedes poner la sandía en tu lista de los alimentos que si puedes comer porque es una fruta suave y fácil de digerir incluso para un intestino inflamado. 

La sandía contiene mucha agua y una pequeña cantidad de fibra, las cuales son importantes para una digestión saludable. La fibra puede proporcionar volumen a tus heces, mientras que el agua ayuda a que tu tracto digestivo se mueva eficientemente.

Comer frutas y vegetales ricos en agua y fibra, incluida la sandía, puede ser muy útil para promover las deposiciones normales.

Además, la sandía es 92% de agua, por lo que es una forma sencilla de mantenerte hidratado. Otro aspecto importante es que el agua que contiene la sandía te ayudará a mantenerte lleno por más tiempo. 

Ayuda a la salud ocular

El licopeno se encuentra en varias partes del ojo y ayuda a proteger contra el daño oxidativo y la inflamación.

También puede prevenir la degeneración macular relacionada con la edad. Este es un problema ocular común que puede causar ceguera en adultos mayores

Solo una porción de sandía te proporcionará más del 30% de la vitamina A que necesitas cada día. Este nutriente es una de las claves para mantener tus ojos saludables.

Referencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.