Todos los beneficios que aportan las almendras si las consumes a diario

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Una vez que conoces los beneficios que aportan las almendras, es probable que decidas comenzar a comerlas diariamente. Se trata de los frutos secos más populares y más nutritivos. Si bien es cierto que muchos las comen debido a su sabor dulce y delicado, otras personas se fijan más en las propiedades que explicaremos en este artículo.

Los beneficios que aportan las almendras

plat de almendras

Si hablamos de los beneficios que aportan las almendras desde una perspectiva más general, probablemente ya hayamos oído en más de una ocasión que ayudan a la formación del cabello, regeneración de la piel, fortalecimiento de los huesos y mejorar la salud cardiovascular.

Sin embargo, los beneficios de estos frutos secos no se quedan aquí. Para comprenderlos es necesario ahondar en sus propiedades únicas.

Propiedades

Las propiedades de las almendras incluyen un alto contenido de fibra. De hecho, se trata de los frutos secos con mayor contenido de fibra. Son también una importante fuente de proteínas, por lo que los atletas interesados en mantenerse en forma y desarrollar masa muscular deberían incluirlas dentro de su dieta diaria.

Con respecto a los minerales que contienen, son una rica fuente de fósforo, calcio y zinc, característica responsable de que las almendras ayuden a mantener una buena salud ósea.

Además de todo lo anterior, las almendras tienen un alto porcentaje de grasas saludables, por lo cual no sólo nos ayudarán a mantener unos niveles adecuados de colesterol, sino que también contribuirán enormemente a aportarnos la energía que necesitamos para estar activos en nuestro día a día.

Para hacernos una idea del aporte calórico de las almendras, podemos estimar que obtendremos 100 calorías por cada 20 almendras. Una cantidad baja, que contrasta con su alto aporte nutricional. Por ello las personas que añaden almendras a su dieta no aumentan de peso, siempre y cuando el consumo sea moderado (Sabate, 2007).

A esto hay que sumar que las almendras se caracterizan por ser unos potentes reguladores del apetito. Este beneficio puede ser especialmente útil para las personas que quieren bajar de peso pero tienen problemas para lidiar con el hambre. De hecho, debido a su bajo índice glucémico, pueden ser consumidas incluso por personas diabéticas.

Cabe destacar que estas propiedades pueden aprovecharse en las almendras de cualquier forma, pero la mejor forma de sacarles provecho es comiendo almendras crudas. Para no comerlas sólo como un aperitivo se pueden utilizar como ingrediente para postres, ensaladas y zumos. Asimismo, si somos fanáticos de otros frutos secos, también podremos consumirlos conjuntamente con las almendras.

Aumentan la energía

La combinación de carbohidratos con altas dosis de hierro hacen que las almendras no sólo combatan la anemia, sino que nos garantiza que tendremos mucha energía, algo que le resultará especialmente útil a los deportistas y a las personas que realizan trabajos que demandan un gran esfuerzo físico.

Reducen el riesgo de sufrir problemas cardíacos

Las personas que comen frecuentemente almendras tienen un menor riesgo de sufrir problemas cardíacos, en comparación con  las personas que nunca lo hacen (Ros y Mataix, 2006). Esto se debe a que está demostrado que los aminoácidos y ácidos grasos esenciales que contienen las almendras contribuyen a la buena salud de las paredes arteriales.

Fortalecen dientes y huesos

Si quieres tener una esplendorosa dentadura y unos huesos difíciles de romper, entonces deberías considerar aprovechar los beneficios que aportan las almendras cuando las consumes diariamente. Gracias a su alto contenido de fósforo y magnesio, las almendras fortalecen todo nuestro sistema óseo.

Pero este beneficio no se limita sólo al fortalecimiento, sino que también previene la aparición de enfermedades como la osteoporosis. Por lo que las fracturas y enfermedades degenerativas tendrán menos posibilidades de afectarte.

Mejoran la función cerebral

Las propiedades de las almendras ayudan a mantener una buena salud cerebral, haciendo que nuestro cerebro pueda mantenerse activo sin inconvenientes.

Fortalecen el sistema inmunitario

varias almendras

Añadir almendras a tu dieta puede ser todo lo que necesitas para dejar de sufrir constantes catarros o aumentar la velocidad con la cual te curas de ciertas enfermedades. Sucede que, gracias a su contenido de zinc, las almendras fortalecen el sistema inmunitario.

Además, gracias a que contienen vitamina A, contribuyen a la desintoxicación del cuerpo contra toda clase de toxinas que podrían perjudicar nuestra salud.

Combaten los radicales libres

Otro de los beneficios que aportan las almendras es su poder como antioxidante, pues gracias a su alto contenido de vitamina E y selenio, combaten los radicales libres, lo que se traduce en que retrasan el envejecimiento y ayudan a prevenir enfermedades degenerativas, a la vez que nos ayudan a tener una piel más pulcra y suave.

Referencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Desayuna con Entrenamiento.com
en tu e-mail

Suscríbete gratis a Entrenamiento.com y recibe cada mañana nuestros últimos artículos, 100% libre de spam.